Champions League

article title

Líderes a la reconquista de Europa

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

Nos gusta la Champions. Unas vocecitas paranormales se adentran en el sistema nervioso de cada madridista al nombrarla. Desde los jugadores hasta el aficionado recién nacido. Por inercia, la silueta de la orejona desprende aromas paradisíacos en Chamartín. Y, si miento, id al tour del Bernabéu. Nítida verificación.

Tras dos semanas atrincherados en Valdebebas, entre el lío de Balaídos y la diferencia de partidos disputados en Liga, el Real Madrid volvía al foco. Cedió el liderato durante escasas horas al Barça, como si de un antibiótico ligado al alcohol se tratase. Victoria solvente en El Sadar ante un sólido Osasuna y, de nuevo, asentados en el hábitat natural merengue –eso sí, con los dos partidos menos perenne-.  Bálsamo para los jugadores de Zinedine Zidane que, de manera inalienable al ADN madridista, vuelve a jornada completa. Y es que el miércoles espera el Napoli del exmadridista Callejón, que ha de ser la primera víctima del camino que nos guíe hasta la duodécima. De Laurentiis ya ha caldeado el ambiente napolitano sin haber recordado que, a la mínima que haya riesgo de que se quemen los árboles –como dirían en Múnich-, llegan los bomberos.

Al mismo tiempo, las buenas sensaciones del Real Madrid, que tendrá que rematar la faena en el tramo final de la temporada, no cesan: Ramos y Nacho han cumplido 500 y 100 partidos, respectivamente; Keylor e Isco, entre un run run cansino, se han maximizado; James ha vuelto; Gareth Bale ya entrena con sus compañeros… y solamente se eclipsa por el nivel de algún que otro jugador. Quién diría que entre tantas animadversiones, no todas nombradas, se camufle el líder de La Liga, el defensor de la Champions y el campeón del mundo. En definitiva, los de la flor.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados