Atlético

article title

Levante 0-5 Atlético: lo mejor, lo peor y las notas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cerraba la jornada del sábado un atractivo enfrentamiento entre el Levante UD de Muñiz, cuyo rendimiento hasta la fecha superaba las expectativas creadas a inicio de temporada, y un Atlético de Madrid que tras el empate cosechado en el derbi se presentaba en el duelo en el Ciutat de Valencia a 10 puntos del liderato, aunque con el empujón moral del buen resultado cosechado en Champions League ante la Roma que aún le permite soñar con la clasificación para los octavos de final de la máxima competición europea. Un encuentro en el que medir si pesaría más el aspecto positivo del refuerzo moral europeo o la fatiga acumulada en dicho encuentro.


La puesta en escena de ambos conjuntos no decepcionó. Un Levante bien plantado, valiente, que trató de llevar el peso del encuentro como local pese a la entidad de su rival. Y un Atlético reconocible, fiable, bien posicionado. Mostrando seguridad defensiva, conjunción y firmeza. Los de Simeone, además, contaron con la suerte de cara. Una suerte que hay que buscar. Los rojiblancos lo hicieron y la encontraron haciéndolo además por la vía rápida. Los contraataques colchoneros eran letales y Gameiro apareció en uno de ellos recibiendo al espacio y buscando la línea de fondo para tratar de encontrar el pase de la muerte. Y lo encontró, aunque sería Rober Pier, que ocupó plaza en la defensa granota, el que alojaría el esférico en el fondo de su propia portería para ofrecer ventaja a su rival. La carta de presentación del encuentro fue la tónica general del primer acto. El equipo local dominaba la posesión, ofrecía incluso buenas sensaciones aunque al llegar a tres cuartos se le hacía de noche ante un sistema defensivo sólido como el del Atlético de Simeone, que trataba de aprovechar cada recuperación para asestar veneno en las entrañas granotas. En una de estas ocasiones a la contra, Correa rompía el fuera de juego y superaba la salida de Oier, que nuevamente desbancó a Raúl de la titularidad en la portería. Su disparo se dirigía mansamente a la portería, pero se encontró con Chema, que evitó que el argentino se anotara el tanto aunque su despeje, errático, acabó quedando en bandeja de oro para que Gameiro, atento al rechace, anotase el 0-2 ya sin oposición. Así, el conjunto visitante encontró la tranquilidad que le ofrecía una distancia en el marcador fruto de un ejercicio de practicidad digno del mejor Atlético del ‘Cholo’. El Levante continuaba intentándolo, aunque se veía incapaz de dañar el entramado colchonero y continuaba sufriendo los eléctricos chispazos a la contra de un Gameiro que fue diferencial.

La segunda mitad continuaba en la misma dinámica y es que el Levante se veía frustrado continuamente en sus intentos por dañar al Atleti y el conjunto madrileño se encontraba como pez en el agua jugando a la contra en un día en el que mostró todas sus virtudes en dicho aspecto y los granota les facilitaron el trabajo, arrojando preocupantes sensaciones que Muñiz deberá corregir. Pese a las entradas de Ivi, Samu García o Nano, los locales jamás encontraron grietas mientras el Atleti echaba abajo la edificación granota a golpe de martillazos de Gameiro y Griezmann. El primero cuajó un partido espectacular, sumando un doblete y participando en el resto de goles que anotaba su equipo antes de ser sustituido. El segundo, también sumó un doblete aprovechando espléndidas jugadas de su compatriota, que le asistió en el cuarto y del que recogió un rechace de Oier para consumar la manita.

Le dio tiempo a Simeone a ofrecer descanso a algunos jugadores y dar minutos a Augusto, por ejemplo, al que trata de recuperar para la causa tras una travesía por el desierto de las lesiones. Nano estuvo cerca de maquillar el resultado en una espléndida jugada personal pero su ajustado disparo salió desviado por muy poco. Era la demostración final de que, pese a una actitud y esfuerzos absolutos, no era el día del Levante. Lo era de Gameiro y del Atlético.

LO MEJOR: la extraordinaria pegada colchonera apoyada en un partido en el que supo explotar maravillosamente el contraataque y la explosividad de sus puntas.

LO PEOR: la fragilidad defensiva del Levante, que unida a un día espeso en la oficina, llevó a los granotas a una dolorosa derrota.

JUGADOR SPHERA (MVP): Gameiro

Las notas (de aplicación en Ligas Futmondo)
Levante:

XI Inicial:Oier (5), Toño (5), Chema (4), Rober Pier (4), Moore (4), Campaña (5), Doukouré (4), Morales (6), Bardhi (5), Jason (4), Unal (5)

Suplentes:Nano (5), Samu García (5), Ivi (6)

Atlético:

XI Inicial:Oblak (5), Thomas (6), Godín (6), Savic (6), Filipe Luis (5), Gabi (6), Saúl (6), Koke (7), Correa (7), Griezmann (8), Gameiro (9)

Suplentes:Augusto (5), Torres (5), Carrasco (5)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados