Se habla de:

Fútbol francés

article title

Leonardo Jardim, una carrera en ascenso

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La historia comienza en Barcelona. Pero no hablamos de la capital catalana, hablamos de estado Anzoátegui, en Venezuela. Es ahí donde nació José Leonardo Nunes Alves Sousa Jardim (mejor conocido simplemente como Leonardo Jardim) un primero de agosto de 1974.

Hijo de padres emigrantes portugueses, algo tan común en Venezuela. País lleno de emigrantes (en su mayoría portugueses, españoles e italianos) gracias a su desarrollo económico durante los años sesenta, setenta y ochenta, pero que hoy está sumergido en una profunda crisis económica y social que obliga a que sean los venezolanos los que emigren, en muchos casos al país donde nacieron sus padres o abuelos y que por derecho les corresponde nacionalidad. Pero el caso de los padres de Jardim fue otro, ellos volvieron a Portugal porque extrañaban su país, y Leonardo nunca más volvió a la tierra que lo vio nacer: Venezuela.

Jardim no es de esos entrenadores cuyo éxito se debe en parte a un pasado importante como jugador de fútbol. Fue en los libros y en el estudio intenso de esta modalidad donde Leonardo ha encontrado su fórmula para el éxito. A los 23 años de edad, Leonardo ya era entrenador de un equipo de juveniles en la isla de Madeira y poco tiempo después tenía su primera oportunidad como entrenador principal en la asociación deportiva de Camacha en Madeira, donde ya había trabajado como adjunto de su maestro José Moniz.

Poco tiempo fue necesario para que fuese el elegido por el Deportivo Chaves para volver a los primeros planos del fútbol portugués. El equipo se encontraba sin rumbo en las divisiones inferiores del fútbol portugués y su apuesta para volver a los escalones importantes del fútbol lusitano era un joven desconocido, pero con hambre de suceso y un talento especial. Dos años después el equipo volvía a la Liga de Honra portuguesa (Segunda división), paso importantísimo para que el equipo alcanzase la Primera División, donde hoy se encuentra.

Gracias a su éxito, el Beira Mar de la segunda división se fija en él como el líder que necesitaba su proyecto para volver a la Primera División lusitana. Y fue llegar y ganar, el equipo comandado por Jardim dominó por completo la Segunda División portuguesa y volvió a Primera. Leonardo en su primer año cumplía así el objetivo trazado por la directiva de los de Aveiro.

Su estreno en Primera División fue sólido. El equipo era regular y se encontraba en una posición cómoda para mantener la categoría. Pero los salarios en atrasos del equipo hicieron que Leonardo abandonara el barco. A muchos le parecía un error, puesto que podía haber perdido su oportunidad de dirigir en Primera. Pero Leonardo sabía que su trabajo ya era conocido, y que más tarde o más temprano se le presentaría una buena oportunidad en un club más estable.

Y esa oportunidad llegó. Domingos Paciência dejaba el Braga para unirse al Sporting de Portugal y el equipo bracarense se fijó en Leonardo para su proyecto. Jardim clasificó al Sporting de Braga a la Champions League del 2012. Pero fue despedido del club bracarense por unas declaraciones a un periódico deportivo donde Jardim afirmaba que su relación con el presidente del club Antonio Salvador era “estrictamente profesional”.

Leer más: Bernardo Silva, el bailarín del Principado

Su salida del equipo bracarense hizo con que el Olympiacos griego se fijara en él para el comando técnico de su equipo para la temporada 2012/2013. Luego en el mes de enero de esa temporada, cuando el Olympiacos de Jardim era primero de la liga griega con diez puntos de ventaja sobre el segundo lugar, Leonardo es despedido de su cargo como director técnico del Olympiacos. Una noticia que causó sorpresa, y que hoy día sigue siendo un misterio.

Siguiente paso, un grande del fútbol lusitano: el Sporting Clube de Portugal. Club en una profunda crisis de resultados y que en un año, Jardim logró colocar en un segundo lugar con acceso directo a Liga de Campeones. Solo una temporada fue suficiente, para que las grandes ligas europeas se fijaran en él. El AS Mónaco le ofreció el comando técnico de su gran proyecto, sustituyendo a Claudio Ranieri. Y los resultados no podrían ser mejores, como prueba de ello podemos echar un vistazo a la actual tabla de clasificación de la Ligue 1 de Francia. Falta saber cuál será el siguiente paso de Jardim.

 

 

 
Fotografías: Getty Images

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados