Fútbol italiano

article title

Leonardo Bonucci, todo por amor

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

“Matteo está bien, se está recuperando y esta noche ha estado en el partido. Mi mujer me ha dado esta alegría, será muy bonito saludarles”. Estas fueron las declaraciones de Leonardo Bonucci a Sky Sports tras la victoria de la Juventus por 2-1 ante el Udinese.

No estaba previsto que Bonucci participase en ese encuentro. Massimiliano Allegri le había dado varios días de descanso a causa de la enfermedad de su hijo Matteo pero Giorgio Chielllini se lesionó en el último entrenamiento de la Vecchia Signora y el técnico italiano tuvo que recurrir a Bonucci. Estoy listo y contento de ayudar al equipo”. El zaguero incluso disputó algunos minutos al final del encuentro. Leonardo Bonucci, un hombre fiel.

Todo comenzó este pasado verano cuando tuvieron que operar al hijo menor de Bonucci, Matteo, de urgencia por un problema pulmonar. Por si el disgusto no fuese suficiente, se le diagnosticó una enfermedad crónica y se tuvo que intervenir por segunda vez. El propio defensor italiano, con la fama de duros e impenetrables que tienen los zagueros transalpinos, no pudo contener las lágrimas en plena rueda de prensa con el combinado nacional recordando los duros momentos que le ha tocado vivir a su familia.

LEER MÁS: “El sollozo de Bonucci”

Leonardo Bonucci es uno de los mejores centrales del mundo; contundente atrás, buen juego aéreo, impecable en la salida de balón jugado, desplazamiento en largo que se puede convertir en asistencia, juventud a la par que experiencia, personalidad… si a ello le añadimos que es una de las posiciones más trascendentales del fútbol y que la escasez de jugadores que marquen diferencias en este puesto es notable, todos los equipos con vacante en el eje de la zaga y capacidad económica para afrontar el fichaje de Bonucci, lo intentaron en la última ventana de traspasos.

Manchester City y Chelsea fueron los más interesados y también se rumoreó con un posible interés de José Mourinho. Ante el rechazo de las misivas de ambos conjuntos de Manchester, Guardiola y Mou ficharon a John Stones y Eric Bailly pero Antonio Conte insistió e insistió sin cesar hasta el cierre del mercado. Las cifras manejadas por los medios que se hicieron eco del interés ascienden a los 60 millones de euros por el traspaso y 8-10 ‘kilos’ netos por temporada. Una locura. Pero lo rechazó, su hijo es lo primero.

Tal vez fuera de Turín pudiera ganar más títulos, probablemente más dinero pero lo que más le importa a Bonucci, obviamente, es la salud de su hijo Matteo y no quiso ni escuchar las ofertas; se quedó en Turín porque es lo mejor para Matteo y su familia. “Lo que me ha sucedido me ha hecho más fuerte. Quiero dar gracias a mi hijo y a mi esposa porque hemos afrontado una época dura y seguimos luchando”. Fueron las palabras que pronunció entre lágrimas en aquella rueda de prensa y ahora el futuro parece sonreírle. Matteo ha estado en el Juventus Stadium con su madre y su hermano para ver el partido en directo y las noticias más esperanzadoras afirman podría recuperarse totalmente de sus dolencias. La mejor recompensa posible, y más que merecida, para Leonardo Bonucci. El hombre fiel.

 

Nothing more that’s all. 💙💖@martinazoev #emozione #amore #famiglia

Una foto publicada por Leonardo Bonucci (@bonuccileo19) el

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados