Fútbol inglés

article title

Leicester, 5 claves para reeditar un cuento de hadas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

¡La cuenta atrás ha llegado a su fin! Al fin, después de varios meses sin fútbol inglés, ¡hoy comienza la Premier League! Dará el pistoletazo de salida en el KC Stadium, en Hull, a las 12:30 horas en Yorkshire con un Hull City-Leicester. Los flamantes campeones se pondrán a prueba ante el equipo que más problemas ha tenido en pretemporada.

Probablemente presenciaremos la Premier League más esperada y con mayor interés de toda su historia. Los mejores técnicos del mundo, algunos de los mejores futbolistas, nuevas reglas, nuevos contratos televisivos y 20 equipos con muchas ganas por demostrar y llenar de alegrías a una afición, sea cual sea, extraordinaria. Seis gigantes, clase media con nivel de burguesía, equipos modestos llenos de ilusión y un sapo que se convirtió en príncipe: el Leicester. Estos son los 5 motivos para que el increíble sueño vivido la pasada temporada se repita.

1.- Mantener la base

Parecía que gran parte de la plantilla de héroes que obraron un milagro sin precedentes en el fútbol moderno abandonaría la céntrica ciudad de Leicester a pesar de disponer de calles con su nombre y pizzas gratis. Tan solo N’Golo Kanté -como si su baja no fuera lo suficientemente desgarradora y significativa- abandonó la nave de Ranieri y sus dos principales estrellas: Vardy y Mahrez, no se han dejado seducir por los innumerables cantos de sirena que han escuchado.

 

2.- Mantener la idea

Dicen que el dinero y el poder corrompen. Que cuando llegas a la cima, cuando saboreas la victoria no hay marcha atrás, pierdes tu esencia y tus principios para mantener tu posición. La fortuna adquirida con el título liguero podría haber ido destinada a una estrella que disuelva el clima de unión que impera en el vestuario de los Foxes. No ha sido así, Ranieri ha optado por contratar jugadores de menor relevancia que sepan y acepten cuál será su rol y que solamente hay una estrella: el equipo. Once hombres con el mismo objetivo remarán más fuerte que uno solo, por muy potente y fuerte que sea. No perder de vista quién eres y de dónde vienes. Esencial para volver a triunfar y marcar unos objetivos viables.

 

3.- Vahrez

La dupla formada por Jamie Vardy y Riyad Mahrez; el goleador insaciable de los goles de oro que todo balón que tocaba lo convertía en tanto y el extremo zurdo, que juega a banda cambiada, capaz de hacer magia. No existe una palabra más adecuada en nuestro rico vocabulario para definir algunas de las jugadas que el argelino inventó en el King Power Stadium. Ambos han sido pretendidos y tentados por clubes grandes, ambos han podido salir y no lo han hecho. Si mantienen el mismo nivel, el Leicester podrá volver a soñar despierto.

 

4.- La dictadura del 1-0

Los de Claudio Ranieri se abonaron a la victoria por la mínima y en varias ocasiones con goles anotados por defensas o a balón parado. Saber defender una ventaja, por mínima que sea, es una máxima de todo entrenador. Si no te marcan, el empate lo tienes asegurado y a partir de ahí un billete hacia la victoria. Con un delantero que tiene facilidad de cara a puerta, la aparición de los defensas a balón parado y la habilidad de poder mantener el resultado cuando te adelantas, todo es mucho más sencillo.

 

5.- Aguantar la carga de partidos

Por si el calendario británico no fuese lo suficientemente apretado con dos copas y una liga que no descansa ni en Navidad, al Leicester se le sumará la competición de clubes más dura que existe: la Champions League. Una de las claves que le permitió al combinado del King Power rematar su hazaña fue competir de semana en semana. Eliminado de forma precoz en FA y Capital One Cup, pudo repetir alineación domingo tras domingo. Con la Champions y la suerte de superar rondas de Copa ese privilegio no lo tendrán. Para ello han de formar una plantilla completa, con fondo de armario y rezar para que las lesiones no se ceben con ellos como hacen con Arsenal o Liverpool, por ejemplo. Recordemos que tres competiciones TOP requieren de cierta exigencia -el Villarreal descendió de categoría en 2012 a pesar de comenzar la temporada en Europa- así que cuatro, imagínense. El tiempo dirá si pueden superar esa dificultad y la carga de partidos no pasa factura.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados