Se habla de:

NBA

article title

LeBron James y la resurrección del western

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Muchos expertos en el complejo mundo del cine dan por hecha desde hace años la muerte del western. Para ellos, este glorioso género cuya edad dorada coincidió con los 40’s y los 50’s, dio sus últimos coletazos con Clint Easwood un par de décadas después. Hace poco, pudimos ver como Quentin Tarantino trataba de recuperar la esencia de este tipo de cine con su película Django Unchained; pero no se avistaba nada más allá de este buen intento del director responsable de Kill Bill o Pulp Fiction. Al menos no hasta hace una semana.

En Oakland (California) hemos asistido a una nueva tentativa de revivir el género. Y de la mano de nada más y nada menos que del principal actor del mundo del baloncesto a día de hoy: LeBron James. Y es que el cuatro veces MVP de la NBA se ha propuesto entre ceja y ceja realizar un remake de la mítica Solo ante el peligro.

LeBron, en el papel de Gary Cooper, se enfrenta a los Golden State Warriors, la banda de forajidos más peligrosa de la competición. James, cual sheriff de Cleveland, debe defender a los suyos de estos temidos bandidos, liderados por Sthephen Curryel pistolero más rápido y letal del oeste y que siempre va acompañado de sus dos fieles forajidos: Klay Thompson y Andre Iguodala.

Y, para ser fiel al guión original de la película, LeBron se está batiendo en duelo contra ellos solo, ya que tanto Kyrie Irving y Kevin Love, sus ayudantes, dejaron su puesto por culpa de sendas lesiones. El talentoso base australiano con pasaporte estadounidense sufrió una fractura en la rodilla izquierda durante el primer envite de la finalísima mientras que Kevin Love lleva siendo baja desde la primera ronda tras su lesión en el hombro ante los Boston Celtics.

El panorama para los Cavs era cuanto menos desalentador, pero el sheriff no estaba ni está dispuesto a morder el polvo sin plantar batalla. La primera bala disparada por LeBron fue de un calibre 44 (el mismo número de puntos que logró en el Game 1), pero falló en el último momento y sus rivales aprovecharon para herirle (triunfo 100-108 para los Warriors en la prórroga). Sin margen de error, James apuntaba de nuevo y disparaba una bala cargada con un estratosférico triple doble (39 puntos, 16 rebotes y 11 asistencias) que impactaba de pleno en sus adversarios, cegados por la defensa de Matthew Dellavedova (los Cavaliers ganaban 95-93 tras disputar otra prórroga).

Ahora, la serie está en Cleveland con 2-1 para los Cavs, donde LeBron lidera a los suyos para tomar una ventaja que les conduzca a un final de película. Contará ahora con el apoyo de la afición y tal vez de nuevo con la ayuda de Dellavedova, que puede acabar por ser la Grace Kelly de esta producción.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados