La Liga

article title

Le llaman la salsa del fútbol

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La autoproclamada “mejor Liga del mundo”, la española, vivió un nuevo episodio polémico con el gol no concedido a Lionel Messi en Mestalla, un conflicto que promete perpetuarse toda la temporada ante la voluntaria renuncia a usar recursos tecnológicos.

El hecho ocurrió el domingo durante el encuentro entre el Barcelona y el Valencia. A la media hora de juego, Messi disparó desde la frontal, el arquero Neto se enredó, el balón se le resbaló y finalmente acabó rebasando la línea de gol. La pelota botó dentro de la portería e inmediatamente después el portero la despejó hacia afuera.

Los jugadores del Barcelona se apresuraron a celebrarlo, pero su sorpresa llegó cuando el Valencia -con Neto todavía lamentándose por su error- comenzó a armar un contraataque al ver que el árbitro, Ignacio Iglesias Villanueva, no concedía el tanto. Ni él ni los auxiliares vieron dónde botó la pelota.

La prensa de Barcelona clamó hoy contra lo ocurrido. “Robo arbitral”, tituló el diario “Sport”. “Escándalo”, lo calificó “Mundo Deportivo”.

Mientras, el técnico del Barcelona, Ernesto Valverde, exhibió su habitual templanza para destacar que esta vez fueron perjudicados como antes fueron beneficiados. “Todos estamos de acuerdo que a este tipo de jugadas tan claras les irá bien el videoarbitraje. Hace poco marcamos un gol al Málaga cuando el balón había salido. Nos benefició y esta vez nos ha perjudicado“, declaró.

El fútbol lleva probando en los últimos años diferentes tecnologías para ayudar a los árbitros en las jugadas polémicas. Las principales son la tecnología de la línea de gol, que avisa al árbitro cuando el balón entra en la portería, y el videoarbitraje (VAR), que incorpora a otro juez en una sala con diversas pantallas para avisar al colegiado principal en caso de que cometa algún error.

En España, sin embargo, no se aplica ninguna tecnología. La Liga, la patronal de clubes españoles, renunció antes de comenzar la temporada a emplear la tecnología de la línea de gol, también conocida como “Ojo de Halcón”. Es la única Liga importante de Europa que no emplea ese mecanismo para ver si un balón rebasa la línea de gol.

La FIFA pidió cuatro millones de euros para homologar su utilización y La Liga entendió que era un precio excesivo.

Por su parte, la Federación Española de Fútbol renunció a instaurar ya el VAR al entender que todavía no contaban con un equipo experto en su utilización.

Recientemente, tanto La Liga como la Federación Española confirmaron que la próxima temporada sí habrá VAR y que durante la presente se ensayará el sistema. Así, está previsto que se experimente el miércoles durante el partido de Copa del Rey entre Atlético de Madrid y Elche.

Todos sabemos que la tecnología cambia y será un sistema para mejorar el fútbol“, reflexionó hoy el técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane.

Pero de momento, y hasta la próxima temporada, la Liga española no contará con la ayuda de la tecnología para decidir jugadas cruciales como la del gol de Messi en Mestalla.

Es una renuncia voluntaria que amenaza con perpetuar los escándalos a medida que se produzcan jugadas tan conflictivas como la del sábado.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados