article title

Las siete razones para entender la temporada del BVB

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Jose GAVILÁN – La temporada del conjunto aurinegro no está siendo la mejor de los últimos años. La pasada campaña se llegó a lo más alto en el continente europeo. La competición local se dejó de lado priorizando demostrar a Europa lo que los dos años anteriores, se logró demostrar en Alemania. Se consiguió. Llegar a la final de la Champions fue todo un éxito, aún no alcanzando el título. A pesar de optar a los títulos coperos (Copa de Alemania y Copa de Europa), las sensaciones del conjunto que dirige Jürgen Klopp no están siendo las mismas que en años anteriores, sobre todo en la Bundesliga. El proyecto sigue en activo, Klopp y sus chicos aún no han dicho su última palabra, esta temporada el club se ha encontrado con piedras en el camino, piedras que habrá que apartar para seguir creciendo. Quizás, éstas sean las 7 razones principales por las que no vemos al Borussia Dortmund que nos tiene acostumbrados en los últimos tres años:

1. La baja de Götze: Sin lugar a dudas, la temporada no empezó con buen pie para el BVB. Se marchó Mario Götze, y encima se fue al todopoderoso Bayern, algo que moralmente afectó al vestuario en los primeros meses de trabajo. Götzinho aportaba algo más que goles al conjunto de Klopp. Asociación, visión de juego, velocidad en la transición, carisma en el vestuario y fuera de el, magia con el balón en su poder. Difícil de reemplazar.

2. El Efecto Westfalen: Ganar en Dortmund nunca ha sido fácil. El ambiente del Signal Iduna Park es especial y los rivales son conscientes de ello. La afición aprieta, empuja, presiona y ahoga. Pero este año, el ingrediente secreto de los aurinegros es menos efectivo. En Bundesliga, a estas alturas de campeonato,  los de Klopp ya han perdido los mismos partidos como local que la temporada pasada (4), por no hablar de las dos temporadas anteriores, donde el BVB tan solo perdió un partido en cada una de ellas. En Champions, ocurre algo parecido. El año pasado no se perdió ningún partido jugando en casa, mientras que en la actual campaña, ya han ganado 2 visitantes.

3. Hummels-Subotic: Las lesiones han sido un quebradero de cabeza para Klopp y la defensa ha sido quizás, la zona más debilitada por las bajas. La pareja formada por Hummels y Subotic ha sido uno de los mayores causantes del éxito del equipo en los últimos años. Ambos, han tenido muy mala fortuna esta temporada con las lesiones y el equipo lo ha notado. Subotic ha jugado un tercio de los partidos (10 en Bundesliga, 15 en total) y hasta Manuel Friedrich (fichado libre como 4º central y con 34 años) ha jugado los mismos minutos que el serbio. Por su parte, Hummels lleva 14 partidos en Bundesliga habiendo jugado una media de 30 encuentros en las últimas 4 temporadas. Sokratis, que llegó para jugar de lateral derecho, es el central que más minutos ha disputado este año.


La mala suerte se ha cebado con el equipo de Klopp esta temporada | Getty

4. Aportación Kuba-Grosskreutz: Los goles de la 2ª línea del BVB siempre ha sido un punto a destacar en los últimos años. Gran parte de culpa la han tenido Jakub Blaszczykowski y Kevin Grosskreutz, ambos jugadores de equipo, ambos protagonistas silenciosos. El polaco no está teniendo su mejor temporada de cara a gol. En 12/13 pudimos ver a un Kuba con mucha puntería, donde llegó a conseguir 11 tantos en la Bundesliga, 12 en total. Sin embargo, actualmente tan solo lleva 2 goles en la competición local, 3 en todas las competiciones, algo que sin dudas, el equipo echa de menos. Grosskreutz no ha sido nunca un goleador, evidentemente, pero su aportación también era importante. 4, 7 y 8 han sido las dianas del polivalente jugador alemán en los últimos años. Esta temporada, aún no ha marcado.

5. La ausencia de Ilkay: El 14 de Agosto de 2013 fue la última vez que pudimos ver a Gündogan sobre un terreno de juego. En el minuto 27 y tras marcar un gol, fue sustituido por Lars Bender en el partido que disputaba Alemania ante Paraguay. Un fortuito golpe en la espalda ha derivado en una grave lesión en el sistema nervioso de su columna vertebral. 57 minutos en Bundesliga, un partido de DFB Pokal y uno de SuperCopa ante el Bayern, han sido las únicas apariciones del centrocampista nacido en Gelsenkirchen. Por cierto, 3 victorias, 11 goles a favor y 2 en contra con el turco-alemán en el campo. El motor del BVB ha estado apagado y no se sabe cuándo volverá a arrancar.

6. El caso Lewandowski: Saber que tu delantero centro jugará el próximo año en el actual rival a batir no debe sentar bien, y más tratándose del único delantero centro goleador que tienes, y más, después de haberse ido Mario Götze, precisamente, al mismo club donde se irá el polaco. Y hay que decirlo todo, la temporada de Robert no está siendo ni mucho menos mala. 15 tantos en Bundesliga (2º máximo anotador tras Mandzukic) y 22 en todas las competiciones, cifra que a pesar de todo, aún están lejos de las 35 dianas de la pasada campaña. El anuncio de su marcha se produjo el 4 de enero, de manera oficial. Jugar 6 meses defendiendo la camiseta del máximo rival de tu próximo equipo, psicológicamente no es tarea fácil. Para la afición, saber que coreas el nombre de un futuro exiliado, tampoco.

7. Las lesiones no sólo atacaron a Hummel, Subotic y Gündogan: No es repetirse. Los puntos 3 y 5 no son incompatibles con el punto 7. Además de jugadores importantes como Hummels, Subotic o Gündogan, a lo largo de la fatídica temporada han caído jugadores como Bender, Pisczcek, Kehl, Marco Reus o Marcel Schmelzer, en algunos de los casos, en el mismo periodo de tiempo, perdiendo de esta manera a miembros de una plantilla reducida desde el principio.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados