Polideportivo

article title

Las remontadas de la Series Mundiales

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Uno de los acontecimientos deportivos de la pasada semana fue la resolución de las Series Mundiales de béisbol. Los Kansas City Royals (tres décadas sin celebrar el campeonato) vencieron a los New York Mets (sin títulos desde hace 29 años) en las únicas Series Mundiales de la historia donde ambos equipos tuvieron ventaja en cada partido. Eso provocó que el campeón remontara en cada una de sus victorias (los Royals fueron por detrás en la quinta entrada de cada encuentro y en la octava entrada de cuatro de los partidos), algo que tiene cinco precedentes que se repasan a continuación.

Pittsburgh Pirates (1925)

Washington Senators (Liga Nacional) y Pittsburgh Pirates (Liga Americana) sacaron 8 partidos de ventaja a sus perseguidores para verse las caras en las Series Mundiales, donde Washington defendía título y los Pirates, que tenían el factor campo a favor, buscaban su primer entorchado en 16 años.

La serie, que agotó los siete partidos, fue muy extraña porque tuvo cinco victorias visitantes y Pittsburgh fue capaz de levantar un 1-3 en la serie, algo que solo había ocurrido en la primera edición (1903) y que tardaría 33 años en repetirse.

Aparte de remontar la serie Pittsburgh remontó cuatro partidos. El segundo, que perdía en la cuarta entrada, el quinto y sexto, yendo a remolque en la tercera entrada, y el definitivo séptimo partido donde llegó con desventaja a la séptima entrada.

Cincinnati Reds (1975)

Cincinnati fue el claro dominador de la liga regular consiguiendo 108 victorias, trece más que su rival en las Series Mundiales, Boston Red Sox, que arrastraba desde 1918 ‘La maldición del Bambino’.

Los Reds, que no ganaban el título desde 1940, estuvieron liderados por un excelso Pete Rose, autor de diez hits entre los siete partidos. Las remontadas de los Reds fueron en el segundo partido (perdían en la novena entrada), en el tercero (perdían en la cuarta entrada pero necesitaron de una entrada extra porque Boston empezó el partido en la novena), en el quinto partido (otra vez perdían en la cuarta entrada), y en el séptimo y último partido donde jugaron la sexta entrada en desventaja.

 

Los Ángeles Dodgers (1981)

Una huelga partió la temporada en dos y los playoffs no los jugaron los cuatro mejores equipos sino las franquicias con mejores marcas en cada parte de cada liga entre otras cosas porque no todos disputaron el mismo número de partidos. Eso permitió a Dodgers y Yankees, tercer y undécimo equipo por número de victorias, enfrentarse por undécima y última vez en Series Mundiales, la rivalidad más repetida en la competición.

Los Dodgers perdieron los dos primeros partidos en el Yankee Stadium y siguen siendo a día de hoy los últimos en ser campeones tras perder los dos primeros partidos a domicilio.

Luego todo fueron remontadas de los Dodgers que perdían en la quinta entrada del tercero partido, en la sexta entrada del cuarto, en la séptima entrada del quinto y en la cuarta entrada del sexto.

Florida Marlins (1997)

Los Marlins, en su quinto año de existencia, llegaron por primera vez a playoffs y ganaron una de las Series Mundiales más dramáticas de la historia. Seis años después disputaron su segunda postemporada y volvieron a ganar las Series Mundiales, esta vez ante los Yankees.

La franquicia que actualmente lleva el nombre de Miami sufrió tres derrotas claras (6-1, 10-3 y 4-1) pero protagonizó varios pequeños milagros.

En el primer partido fueron a remolque hasta la tercera entrada. En el segundo perdían en la séptima entrada y ganaron gracias a siete carreras en la novena entrada. En el quinto partido caían en la sexta entrada. Y la traca final llegó en el séptimo partido que los Marlins empataron y ganaron en la undécima en las terceras Series Mundiales de la historia decididas en la 11ª entrada (o más) del séptimo partido tras las de 1924 entre Senators y Giants (12 entradas).

Anaheim Angels (2002)

41 años después de su fundación y tras cambiar su nombre de Los Ángeles y de California por el de Anaheim, los Angels llegaron a sus únicas Series Mundiales y las ganaron ante los Giants.

La serie fue de extrema igualdad –cuatro partidos se decidieron por una sola carrera– y Anaheim remontó cuatro veces. En el segundo partido, pese a ganar la primera entrada por 5-0 llegaron en desventaja a la sexta entrada. En el tercer partido Anaheim empezó la tercera entrada perdiendo. En el sexto partido Anaheim fue por debajo en el marcador hasta la octava entrada. Y en el séptimo partido Anaheim perdía en la segunda entrada pero rápidamente neutralizó la ventaja de San Francisco para conseguir con tranquilidad el título.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados