article title

Las quejas de Mourinho tienen argumentos válidos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Esteban GÓMEZ – El encuentro del Chelsea en el Parque de los Príncipes dejó, a parte de una derrota Blue, un titular del técnico portugués Jose Mourinho que, para unos, sonó a excusa barata, y para otros, sonó a verdad verdadera.

El triunfo por 3-1 del Paris Saint Germain (donde el gol londinense fue obra de Hazard desde el punto de penalti) supuso que Mou se quejara públicamente de la actitud de sus jugadores, en los que destacó la afirmación rotunda de que "No estoy contento con la actuación ofensiva. En el fútbol hay que marcar goles y para eso nos hacen falta delanteros como los que tiene el PSG". Un duro palo directo a sus delanteros.

Unos afirman que es una nueva falta de respeto del luso, pero otros afirman que es una verdad meridiana. ¿Tiene razón Mourinho?

Si algo está destacando en la temporada 2013/14 del Chelsea es su falta de gol, o al menos no presenta la solvencia personificada de cara a gol. En el ámbito local, quizás, sus méritos recaigan más sobre la parcela defensiva (son el equipo menos goleado del fútbol inglés), mientras que en materia goleadora, ofensiva, los Blues son el tercer mejor equipo.

Sin embargo, no todo es tan bonito en materia goleadora, ya que el papel de los delanteros del Chelsea está dejando preocupantemente mucho que desear. Partiendo de la base de que Fernando Torres, Samuel Eto'o, Schürrle y Demba Ba son los delanteros del equipo, preocupa el hecho de que los dos máximos goleadores no sean delanteros, como son los casos de Eden Hazard y Oscar, que están viviendo una gran campaña.

Entre los 4 delanteros de la primera plantilla londinense suman hasta la fecha 32 goles, mientras que Hazard (17) y Oscar (11), ellos dos solos, suman casi los mismos (28) que todos los delanteros. Sin duda alguna, de no ser por el apetito goleador de ambos, quizás, la parcela puramente ofensiva del Chelsea no permitiría al club estar peleando por los objetivos en los que mantiene opciones.

Si ya de por sí los datos de los delanteros del Chelsea quedan en entredicho sin caer en comparaciones, cuando se comparan con rivales directos, con equipos considerados TOP, equipos que están en la pelea por los mismos objetivos, la sequía ofensiva queda todavía más dañada.

Partiendo de la base de que en Premier League los máximos rivales por el título que han estado en la pelea durante la temporada con el Chelsea han sido Manchester City, Arsenal y Liverpool, sus datos superan en todo momento a los de Stamford Bridge. Los delanteros Citizens suman 75 goles (43 más), los delanteros Reds suman 52 tantos (20 más, sólo con Suárez y Sturridge), mientras que Arsenal suma 35 (sólo 3 más, siendo el que menor diferencia muestra). Teniendo en cuenta sólo los ataques de sus rivales en Inglaterra, Mourinho tiene motivos para la queja.

Sin embargo, el círculo es más extenso, más abierto, cuando entran en acción los otros 7 equipos presentes en los 1/4 de Final de la Liga de Campeones, eliminatoria en la que (a falta del encuentro de Vuelta) el Chelsea se mantiene con vida deportiva.

Aquí las diferencias son notables. Los delanteros del FC Barcelona suman 101 goles hasta la fecha (69 más); los del Real Madrid 82 (50 más); sus rivales del PSG suman hasta la fecha 72 goles (40 más); el Manchester United (que no pelea por el título en Inglaterra, pero sigue vivo en Copa de Europa) suma hasta la fecha 52 goles de sus delanteros (20 más); el Bayern de Múnich suma hasta la fecha 50 goles con sus delanteros (18 más); el Atlético de Madrid suma 49 (17 más); mientras que el Borussia Dortmund suma 40 goles procedentes de sus delanteros (8 más). El Chelsea no supera a ninguno de sus rivales tampoco en la máxima competición continental.

Sin duda alguna, a priori, viendo y realizando un pequeño estudio, análisis, el Chelsea queda por debajo en la comparativa del olfato goleador de sus delanteros respecto a sus rivales, tanto en Premier League como en Liga de Campeones. Los datos existen y, para bien o para mal, dan la razón a Mourinho.

RÁNKING GOLEADOR DE LOS RIVALES DEL CHELSEA 2013/14:

1. FC Barcelona (101): MESSI (38), ALEXIS (19), NEYMAR (15), PEDRO (29).

2. Real Madrid (82): C.RONALDO (45), BENZEMA (23), JESÉ (8), MORATA (6).

3. Manchester City (75): AGÜERO (26), NEGREDO (23), JOVETIC (5), DZEKO (21).

4. PSG (72): IBRAHIMOVIC (40), LAVEZZI (10), CAVANI (22).

5. Liverpool (52): LUIS SUÁREZ (29), STURRIDGE (23).

6. Manchester United (52): ROONEY (17), VAN PERSIE (17), WELBECK (10), CHICHARITO (8).

7. Bayern de Múnich (50): MANDZUKIC (22), MÜLLER (22), PIZARRO (6).

8. Atlético de Madrid (50): DIEGO COSTA (33), VILLA (15), ADRIÁN (2).

9. Borussia Dortmund (40): LEWANDOWSKI (24), AUBAMEYANG (16).

10. Arsenal (35): GIROUD (19), PODOLSKI (8), BENDTNER (2), WALCOTT (6).

11. Chelsea (32): ETO'O (11), FERNANDO TORRES (9), SCHÜRRLE (7), DEMBA BA (5).

*Goles sumando todas las competiciones.

Es curioso como datos individuales superan al total de los 32 goles de delanteros del Chelsea, sirviendo como ejemplo los 33 de Diego Costa (+1), los 38 de Leo Messi (+6), los 40 de Ibrahimovic (+8) o los 45 de Cristiano Ronaldo (+13).

El Chelsea 2013/14 deja a Eden Hazard (centrocampista/mediapunta) como máximo goleador con 17 goles, mientras que Oscar (centrocampista/mediapunta) es el segundo máximo anotador, empatado con Samuel Eto'o, con 11 goles ambos. La curiosidad aparece cuando defensas como John Terry o Ivanovic han conseguido sólo 2 goles menos que, por ejemplo, Demba Ba, que bien es cierto que no está teniendo demasiados minutos, pero que vuelve a demostrar su salida en verano debió ser efectiva.

¿Debe quejarse Jose Mourinho? Ese es otro tema. Pero lo que queda claro es que las quejas del técnico del Chelsea por el nivel de sus delanteros tienen argumentos de sobra, válidos. No están a la altura, y de no ser por otros jugadores que no son delanteros, la temporada del equipo sería más negativa, sin duda.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados