EURO 2016

article title

Las primeras decepciones de la EURO 2016

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La fase de grupos de la Eurocopa ha tocado a su fin y muchas son las conclusiones a sacar. Las teóricas favoritas lo son aún más; España y Alemania. La anfitriona, Francia, no está rindiendo al nivel esperado por sus aficionados con vistas a conseguir el trofeo, la presión o la ausencia de Benzema, clave en el esquema de Deschamps, pueden ser las causas. Italia, al igual que siempre, está ahí. Mucho ojo con los viejos zorros italianos… y selecciones como Polonia, Islanda, Croacia o Gales han sorprendido por su buen juego y un alto grado de competitividad.

Sin embargo no se pueden obviar las sorpresas negativas, si es que el propio significado de la palabra acepta un adjetivo negativo; las decepciones. Conjuntos o futbolistas específicos que no han estado al nivel exigido para ellos. Portugal o Turquía podrían ser un buen ejemplo, pero en el último encuentro mejoraron considerablemente y han accedido a los octavos de final. Se han salvado por la campana, en cambio no todos han corrido la misma suerte.

La Suecia de Zlatan Ibrahimovic no ha ganado ninguno de sus tres partidos disputados. Si bien es cierto que en grupo en el cual quedó encuadrada no era nada fácil con Italia y Bélgica, la República de Irlanda se ha clasificado. Dos derrotas contra belgas e italianos y un pobre empate contra los irlandeses no es la mejor de las despedidas para la estrella sueca, Ibrahimovic, quien además no ha aparecido en ningún momento cuando su equipo más lo necesitaba.

Caso similar es el de David Alaba con Austria. En selecciones que dependen tanto de un solo jugador, si éste no brilla las opciones de clasificación se ven muy limitadas. El jugador del Bayern ha estado, cuanto menos, ausente e irrelevante y los austriacos no han ganado ningún choque en un grupo a priori igualado con Portugal, Hungría e Islandia.

El caso más significativo es el de Ucrania. No solo ha sido el único combinado que se despide de Francia sin puntuar, sino que además no han marcado ni un solo gol y la débil Irlanda del Norte se ha clasificado en su mismo grupo. Yarmolenko y Konoplyanka no han sido capaces de soportar la presión de ser los referentes de su equipo y sin ellos se han mostrado como un conjunto totalmente inofensivo.

Estos casos previamente mencionados cuentan con la peculiaridad de que el rendimiento global está muy supeditado al de su(s) estrella(s) pero ha habido otros combinados nacionales sin un crack que también han tenido un rendimiento muy bajo. De Rusia se esperaba que al menos disputase el pase de ronda con Gales y Eslovaquia, al igual que a Rumanía con la modesta Albania o la República Checa con Turquía. Tan solo hemos presenciado la fase previa al gran atractivo de este torneo: las eliminatorias; pero las sorpresas, algunas de dudosa ilusión para quien la recibe, se han hecho latentes desde el partido inaugural.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados