CONCACAF

article title

Las nuevas potencias del Caribe

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Iñaki Torreblanca | Las selecciones de Curazao y Guayana Francesa han dejado de ser una sorpresa para convertirse en una realidad que ya ha dejado sus primeros frutos.

 ¿Dónde quedan Curazao y la Guayana Francesa?

El país de Curazao fue apenas establecido en 2010 y depende políticamente del Reino de los Países Bajos. En 1924 la primera selección fue denominada como Territorio de Curazao, pero a partir de 1946 se unificó junto con las Islas de Aruba, Bonaire, Saba, Sint Maarten y San Eustaquio para formar así las Antillas Neerlandesas.

Bajo esta unificación la selección logró buenos resultados como los terceros lugares obtenidos en el Campeonato de la CONCACAF (antes de la hoy conocida Copa Oro) en 1963 y 1969, así como el cuarto puesto en la Copa del Caribe el 1989.

En octubre de 2010 la Antillas se disolvieron y las Islas de Bonaire, Saba y San Eustaquio pasaron a formar parte de los Países Bajos (en 1989 Aruba se independizó y desde entonces juega como una sola), mientras que Curazao y San Maarten pasaron a ser territorios autónomos.

En 2011 Curazao se afilió a la FIFA y ésta la reconoció como la sucesora de las Antillas Neerlandesas, por lo que su historial futbolístico también fue heredado. Un caso similar a lo que ocurre con Serbia (sucesor de Yugoslavia) o Rusia (Union Soviética).

 

Patrick Kluivert | Getty

Patrick Kluivert | Getty

El efecto Kluivert

En 2015 el ex jugador del Ajax o Barcelona, Patrick Kluivert, fue nombrado como nuevo técnico del seleccionado curazaleño, para iniciar el camino en las eliminatorias rumbo a Rusia 2018.

Lo primero que hizo el ex delantero (de madre curazaleña) fue convencer a varios futbolistas neerlandeses con origen en la Isla; que jugaran por Curazao.

En su primera convocatoria aparecieron jugadores como el arquero Zeus de la Paz (canterano del PSV), el lateral Darryl Lachman y los delanteros Gevaro Nepomuceno, Felitciano Zschusschen y Charlton Vicento.

Lograron eliminar a Montserrat con un gol de último minuto de Vicento y avanzaron a la siguiente ronda donde los esperaba una potencia caribeña: Cuba.

Kluivert no perdió el tiempo y convocó al guardameta del Vitesse, Eloy Room, a Keny Agustien y a los delanteros Gino van Kessel y Prince Rajcomar. La gran apuesta de Patrick fue ir en busca del hoy lateral del Southampton, Cuco Martina. El jugador aceptó el llamado.

La jugada le salió a placer al técnico y ante la sorpresa del mundo Curazao eliminaba a Cuba en condición de visitante. El sueño seguía creciendo.

El rival en la tercera fase era El Salvador. El equipo centroamericano terminó de golpe con la ilusión caribeña y lo derrotó en ambos partidos (0-1). El camino mundialista llegaba a su fin.

En marzo de 2016 llegaba otra oportunidad para seguir creciendo. El sueño de clasificar a la Copa Oro y a la Copa del Caribe iniciaban.

En la primera ronda clasificatoria Curazao se vio envuelto en un grupo con Barbados y Republica Dominicana.

Para este nuevo desafío Kluivert apostó por algo más grande y logró convencer a dos jugadores que en su momento fueron material para los Países Bajos: Jarchinio Antonia y Leandro Bacuna.

Los delanteros hacían una diferencia notable y Curazao avanzó a la siguiente fase. En esta segunda ronda clasificaron de manera muy cómoda sobre Guyana y las Islas Vírgenes Británicas. Este fue el último partido dirigido por Kluivert quien aceptó una propuesta del PSG. El artífice de la mejor selección curazaleña de la historia, salía.

El neerlandés Remko Bicentini (quien era el asistente de Patrick) quedó al mando y la historia no cambió. En la última fase clasificatoria vencieron fácil a Antigua y Barbuda (3-0) en el primer partido y en el segundo y decisivo, lograron una voltereta extraordinaria en Puerto Rico tras ir abajo 0-2 y terminar ganando 4-2 con doblete incluido del jugador del Aston Villa, Leandro Bacuna.

Curazao lo había logrado. Terminaban líderes de su grupo y lograban la clasificación a la Copa del Caribe y Copa Oro por primera vez en su historia. Lo que había iniciado Patrick Kluivert finalmente daba grandes satisfacciones.

Jean-Claude Darcheville | Getty

Jean-Claude Darcheville | Getty

De Sudamérica para el mundo

La Guayana Francesa es una región perteneciente a Francia ubicada en el norte de América del Sur, entre Brasil y Surinam.

Futbolísticamente hablando, no está afiliada a la FIFA, pero sí a la CONCACAF y a la Confederación Caribeña, por lo que no puede participar de la clasificatoria al Mundial.

En años anteriores la selección había pasado desapercibida y la nación era reconocida simplemente como el lugar de origen de jugadores como Bernard Lama o Florent Malouda, pero en 2012 todo comenzó a cambiar.

Rumbo a la Copa del Caribe de 2012, la selección guyanesa logró las incorporaciones del veterano delantero ex Lorient, Bordeaux o Rangers, Jean-Claude Darcheville, el defensor hoy en Rennes, Ludovic Baal y el atacante ex Auxerre y Sochaux, Roy Contout. Estos jugadores dieron un salto de calidad al equipo y lograron la clasificación a la Copa del Caribe en la cual no superaron la fase de grupos que compartía con Martinica, Cuba y Jamaica.

Con el boleto asegurado para la justa, se llegó a un acuerdo con el experimentado Florent Malouda para que fuera parte del equipo que jugaría la Copa Caribe en Jamaica. Lamentablemente para los guyaneses. el Metz, club en el que entonces jugaba el subcampeón mundial en 2006, no le autorizó el permiso.

El buen paso lo mantuvieron y lograron una nueva clasificación a la Copa Caribe de 2014 en la cual lograron derrotar a Martinica y avanzar a un Playoff ante Honduras por un lugar en la Copa Oro 2015. En aquella Copa caribeña convocaron al buen arquero del Auxerre, Donovan León y al delantero Gabriel Pigree, quien anteriormente había jugado también para la Isla Reunión.

 

Sloan Privat, de Guayana | Getty

Sloan Privat, de Guayana | Getty

El “fichaje” estrella

Después de largas conversaciones con el Guingamp de la Ligue 1, la selección guyanesa logró obtener el permiso para que el delantero Slovan Privat viajara para la ida del Playoff ante los hondureños.

El muy buen atacante tuvo una noche de ensueño y debutó con doblete en la histórica victoria 3-1 ante los centroamericanos.

Tristemente para los isleños el club francés no dejó viajar a Privat para la vuelta en Honduras y lo propio hizo el Auxerre con León.

El equipo lo sufrió en demasía y perdieron contundentemente 0-3 quedando el sueño de ir a su primera Copa Oro en una ilusión.

En la reciente clasificación a la Copa Caribe y Copa Oro 2017, Guayana Francesa fue líder en la primera ronda por arriba de Bermudas y al igual que Curazao, eliminó a los cubanos. En la segunda fase clasificó junto con Rep. Dominicana. Este par de rondas las jugaron sin Privat.

Ya en la última ronda lograron su histórica clasificación a Copa Oro y Copa Caribe de la misma manera que Curazao: remontando. Perdían 0-2 con Haití en Puerto Príncipe y terminaron goleando 5-2 con un hat-trick de Slovan Privat que volvía tras su ausencia.

 

Kenji Gorré | Getty

Kenji Gorré | Getty

¿Futuro aún mejor?

Curazao y Guayana Francesa tienen su boleto asegurado para la Copa Oro y Copa del Caribe en 2017. Lo hecho hasta ahora ya es histórico, pero buscarán que esta historia se todavía más grande.

Tanto Curazaleños como guyaneses aún pueden seguir llamando a jugadores de Europa con raíces caribeñas. Los neerlandeses pueden fortalecer su escuadra con jugadores como: Roly Bonevacia o Charlison Benschop, además de que el buen extremo del Swansea (hoy cedido en Northampton) Kenji Gorré, ya debutó en la última fecha FIFA en amistoso ante Excélsior de Países Bajos y lo hizo con una asistencia.

Por su parte los franceses tienen esperanzas de que, durante el verano próximo, puedan contar finalmente con Florent Malouda (hoy en el futbol hindú) y tampoco descartar un posible llamado de la joya del Lille, Mike Maignan, el arquero juvenil que nació en la capital guyanesa y que es convocado habitual en las menores de Francia.

En los últimos años han sido varios los países que han aprovechado su multiculturalidad para hacer a sus selecciones mucho más competitivas. Tenemos los ejemplos de Argelia (Francia), Jamaica, (Inglaterra y Alemania) o últimamente Marruecos (Francia y Países Bajos).

El futbol es un deporte universal y las selecciones nacionales son un reflejo de ello. Lo hecho por Curazao y Guayana Francesa puede ser un claro espejo para que otras selecciones caribeñas también busquen en los rincones de Europa por un talento que difícilmente lo hallarán en casa.

¿Será que el próximo verano veremos en una sola competición a Julian Faubert, Wes Morgan, Leandro Bacuna y Florent Malouda?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados