article title

Las notas y evaluación navideña en el FC Barcelona

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Fermín SUÁREZ – 1×1 de los jugadores del Barça, considerando los 27 partidos oficiales disputados en el curso futbolístico 2013-14.

Victor Valdés: 9,5. Imprescindible. Fiable hasta la genuflexión. Rápido de reflejos hasta la inverosimilitud. Profesional hasta la reverencia. Sin él entre palos, el Barça ha recibido 7 goles en 8 partidos. Lesionado desde el amistoso en Malabo con la selección.

José Manuel Pinto: 6. Inseguro. Salvo en los goles de Fernando (Cartagena) y Escudero (Getafe), apenas ha tenido culpa en los tantos recibidos. Pero su mano nunca llegará donde alcanza la de Valdés. Transmite inseguridad con pies y manos (sobre todo en el juego aéreo y saliendo de puños) 

Martin Montoya: 6. Frío. Podría haber aprovechado mejor la ausencia de Alves. Ha ido de menos a más, desatándose poco a poco y ganando cada vez más soltura y profundidad en ataque, sus principales virtudes. Sin embargo, cuando pisa área, ha de mejorar su prestación porque no elige bien. Utilizado también como lateral izquierdo.

Dani Alves: 6,5. Inconstante. Ha estado muchas jornadas lesionado, pero ha ofrecido un rendimiento bastante irregular cuando ha estado disponible. Profundo en ataque, olvidadizo en defensa e impreciso en los centros desde el costado.

Gerard Piqué: 6. Portavoz. A veces, más pendiente de socorrer fuegos mediáticos que de rendir sobre el tapete. Nadie le discute la calidad, pero sí el rendimiento y compromiso. Bartra, su alumno más aventajado, le ha pasado como un avión.   

Javier Mascherano: 6,5. Corrector. Antes de la lesión, estaba siendo de los más fiables del equipo, corrigiendo todos los despistes de sus compañeros. Tras el parón, regresó más dubitativo, pero el Tata tiene fe ciega en su oficio y profesionalidad.

Carles Puyol: 5,5. Incógnita. El gran capitán ha disputado sólo 3 partidos (y 2 ante el Cartagena). Parece que su rodilla no está respondiendo como debiera y eso genera incertidumbre en un central que vive de su físico y agresividad. 35 años. 

Marc Bartra: 8. Inesperado. El mejor central ahora mismo. Yo no le esperaba a ese nivel ni en lustros. Rápido, poderoso al cruce, seguro de sí mismo, con anticipación y notable juego aéreo. Incluso ha debutado con La Roja en Malabo.

Jordi Alba: 7. Lesionado. Su baja se ha notado mucho porque es un torbellino al que nunca se le acaba el fuelle. Muy rápido e imprescindible tanto en defensa como en ataque. La sociedad Alba-Iniesta-Neymar por la izquierda será para echarse a temblar.   

Adriano Correia: 7. Versátil. Ha aportado tanto en el lateral izquierdo como en el derecho aunque sigue siendo un futbolista frágil muscularmente. Aporta más con latigazos en ataque que cerrando en defensa.

Sergio Busquets: 9,5. Omnipresente. Con la ausencia de Valdés, el de Badia se ha quedado al mando. Genera juego con frescura y rebaña balones con veteranía. Nunca falla, aparece en cada partido y en cualquier parte del campo donde se le necesite. Coberturas y espíritu colectivo son sus apellidos.

Xavi Hernández: 6. Renqueante. La segunda parte ante el Villareal le insufla oxígeno pero su estado de forma es preocupante. No es capaz de controlar el centro del campo, está más lento que antes y su titularidad debería discutirse. 

Andrés Iniesta: 6,5. Chispeante. El mago de Fuentealbilla funciona a base de fogonazos y chispazos de calidad. Ha perdido influencia en el devenir del juego, al igual que Xavi, pero sus asociaciones con Neymar presagian un futuro alentador.

Sergi Roberto: 6. Aprendiz. El Tata lo enfrió en la nevera en el tramo inicial pero, poco a poco, y a raíz de las lesiones, ha empezado a tener minutos y titularidades. Ha de leer mejor los partidos y ganar en mordiente cuando pisa área para potenciar aún más sus virtudes. 

Alex Song: 5,5. Desdibujado. Es una pena porque yo tengo en la cabeza un Song gunner realmente espectacular: con exuberancia física, confianza, buen tacto con el balón y clarividencia en la asistencia. El Barça lo ha deformado e infrautilizado, por mucho que el Tata lo quiera volver a meter en la rueda.

Cesc Fábregas: 7,5. Silencioso. En la retransmisión del Barça en catalán de La Graderia de SER Catalunya, lo hemos bautizado como el “asesino silencioso”, porque, cuando menos te lo esperas, ha entrado en tu casa, te ha vaciado la nevera y ha profanado tu sofá. 10 asistencias subministradas le avalan. Eso sí, mejor como volante. 

Cristian Tello: 5. Indolente. Pide minutos donde no los debe pedir. Su aportación ha sido nula.

Neymar: 9. “Verso libre”, como diría Jorge Valdano. El brasileño ha tenido una adaptación meteórica y ha supuesto un soplo de aire fresco. Se trata de un malabarista al que no le ha pesado la responsabilidad que conlleva liderar el ataque. Se le pedía más gol, y a partir del amistoso ante el Celtic, obtuvo la vitamina que necesitaba.

Pedro Rodríguez: 8. Académico. Empezó relegado al banquillo por el vendaval Alexis y ha acabado el año martilleando al Getafe con 3 goles en 8 minutos. Extremo de manual que empieza a parecerse más al Pedrito de hace tres temporadas. No rehúye el reto y siempre lo afronta con humildad.

Leo Messi: 7. Preocupado. Demasiada nebulosa en su cabeza como para rendir bien (lesiones musculares, problemas con Hacienda, sueños húmedos de Mundial). Se ha marchado a Argentina para recuperarse y aislarse en familia aunque no le han dejado tranquilo. Sin él, no hay Champions que valga.

Alexis Sánchez: 8,5. Fabuloso. En la retina, sus golazos ante el Real Madrid y el Valladolid. Gracias al binomio confianza-minutos, Alexis ha recuperado su versión más primorosa. Ha perdido un poco de efervescencia en los últimos partidos y no debería despistarse porque por el retrovisor llega un ciclón canario.

Tata Martino: 7,5. Pragmático. Notable por los excelentes resultados cosechados, por sus explicaciones en rueda de prensa, por mantener a 20 jugadores con hambre, por la transición en un momento delicado, por la introducción paulatina de Neymar y por su personalidad dialogante. No llega al excelente porque en 27 partidos todavía no he podido definir la hoja de ruta del Barça, porque abusa del Excel en la racionalización de los minutos, porque apenas interviene en el transcurso del partido cuando se masca la tragedia y porque aprovecha cualquier momento para sacar del 11 a hombres en plenitud como Bartra o Sergi Roberto, anteponiendo los galones. 

*Nota: Jonathan Dos Santos, Adama Traoré, Jean Marie Dongou y Patric Gabarrón apenas han tenido minutos como para colgarles una nota y definir su aportación.

**Oier Olazábal, Isaac Cuenca e Ibrahim Afellay, inéditos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados