Baloncesto

article title

Las mejores rachas del deporte colectivo español

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La selección española femenina de baloncesto lleva todo el siglo instalada en el éxito. En el Eurobásket consiguió cinco medallas consecutivas (2001-2009) y, tras dos Juegos y dos Mundiales sin poder superar la barrera de cuartos de final, en el Mundial de 2010 por fin se subió al podio con un bronce.

Y entonces llegó la gran decepción, un noveno puesto en el Eurobásket de 2011 que conllevó la ausencia olímpica en Londres 2012 y obligó a iniciar un nuevo ciclo bajo la dirección de Lucas Mondelo.

Un ciclo que es historia del deporte español al lograr medalla en cinco grandes competiciones consecutivas (Eurobásket 2013, 2015 y 2017, Mundial 2015 y JJOO 2016) y también la ansiada presencia en finales (ganadas a nivel europeo ante Francia y perdidas a nivel mundial ante Estados Unidos).

De todas las otras selecciones españolas de deportes olímpicos colectivos solo una fue capaz de encadenar cinco medallas.

Baloncesto masculino

La generación de Pau Gasol y Juan Carlos Navarro ha cambiado el baloncesto español. Llegaron a un equipo con seis medallas en 65 años de historia y desde entonces han logrado diez más.

Pero la mejor racha de podios es de cuatro competiciones consecutivas, comenzando por el título mundial en 2006, siguiendo con las platas europea de 2007 y olímpica de 2008 y el título europeo –el primero en la historia del país– de 2009.

Balonmano masculino

La selección española no se estrenó en un podio hasta el Europeo de 1996 (plata) y en estos 21 años ha conseguido 12 medallas en 27 campeonatos.

El equipo ha disputado cuatro semifinales consecutivas en dos ocasiones (Europeo 1998-JJOO 2000 y Mundial 2013-Europeo 2016) pero nunca ha logrado más de dos medallas seguidas.

Balonmano femenino

Otra selección que acaba de vivir la mejor época de su historia son Las Guerreras. Pero una sucesión de medallas ha sido imposible por la irregularidad del equipo y es que en los últimos once campeonatos ha disputado cinco semifinales (ganando cuatro medallas) pero en otros cinco ha quedado fuera de los diez primeros.

Fútbol

La fama del fútbol español de caer siempre en cuartos ya es cosa del pasado y actualmente es la única ronda donde no se pierde, aunque a veces ni se llega.

En la Eurocopa 2004, en el Mundial 2014 y en los JJOO 2012 se cayó en fase de grupos, en el Mundial 2006 y en la Eurocopa 2016 se perdió en octavos y en los JJOO 2016 ni siquiera se participó. Eso sí, entre medias llegaron los títulos, el inédito doblete de Eurocopas (2008 y 2012) y el Mundial 2010. Es decir, tres medallas seguidas a nivel de selección absoluta.

A nivel femenino la profesionalización de la liga y los grandes resultados de las categorías inferiores permiten presagiar un futuro de éxito pero hasta el momento solo se tiene una medalla, el bronce del Europeo 1997.

Hockey hierba

Con siete medallas (tres olímpicas, dos mundiales y dos europeas) en el Siglo XX, el ciclo ganador del hockey masculino español tiene nombre propio, el del neerlandés Maurits Hendrikx, que cogió la selección tras la debacle en el Mundial 2002 (undécimo puesto, el peor resultado de la historia) y logró cinco medallas en seis campeonatos y, desde su marcha, no ha vuelto a conseguirse ninguna otra presea en Europeos, Mundiales o Juegos Olímpicos.

Cuatro de esas medallas fueron consecutivas, oro europeo en 2005 tras ganar las semifinales con gol en el último minuto y remontar en la final con tres goles en los últimos tres minutos, bronce mundial en 2006, plata europea en 2007 y plata olímpica en 2008.

En hockey femenino, las siete semifinales europeas consecutivas (1995-2011) no pudieron extenderse a nivel mundial ya que durante esa época solo se disputaron, y perdieron, dos semifinales, JJOO 2000 y Mundial 2006.

Voleibol

El voleibol no supo aprovechar el sorprendente éxito del título europeo de 2007, que no fue casualidad porque se venía de perder de manera dramática la semifinal de 2005. Pero después de eso solo se ha disputado un Europeo (en 2017 también se participará), un Mundial y ningunos JJOO.

En categoría femenina España solo ha disputado dos grandes competiciones, el Mundial de 1982 y los JJOO de 1992 como anfitriona sin ganar a nadie en la primera fase.

Waterpolo masculino

Una de las selecciones españolas más emblemáticas se formó en torno a uno de los mejores deportistas de la historia del país, Manel Estiarte.

La década prodigiosa se extendió desde la plata mundial en Perth 1991 hasta el título mundial, ya sin Estiarte, en Fukuoka 2001, con otras seis medallas más (dos olímpicas, dos mundiales y dos europeas) por el camino.

Este equipo dejó un récord a nivel español que ahora ha podido igualar la selección femenina de baloncesto, sacar medalla en cinco grandes competiciones consecutivas: Mundial 1991 (plata), Europeo 1991 (plata), JJOO 1992 (plata), Europeo 1993 (bronce) y Mundial 1994 (plata), acabándose la racha en el Europeo de 1995 tras una inesperada derrota ante Alemania.

Waterpolo femenino

Los éxitos del equipo junior, bronce europeo en 2002 y bronce mundial en 2003, se replicaron a nivel absoluto. Y todo empezó en el evento más difícil, los JJOO de 2012 con una medalla de plata a la que se añadieron el título mundial en Barcelona 2013 y el título europeo en 2014, enlazando, no solo tres medallas sino tres finales consecutivas.

Otros deportes

También se han tenido en cuenta deportes como el béisbol o el rugby seven donde España sí tiene medallas a nivel europeo pero no a nivel mundial ni olímpico y también softball o hockey hielo donde se ha estado, se está y se estará por mucho más tiempo muy lejos de las medallas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados