Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Las 9 mejores gangas de la Serie A

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Buenos, bonitos y baratos. La Serie A es un campeonato cada vez más propicio para que los clubes con un mayor poder económico a nivel europeo posen su mirada en busca de talentos preparados para la más alta exigencia. Y por ello, cada vez lo hacen más. Los motivos principales son el álgido nivel competitivo y táctico que entrevera el Calcio, la destacable terna de seis o siete equipos de notable relieve y la pérdida de competitividad económica, especialmente visible en unos salarios que no pueden aspirar a equipararse con los que desde Inglaterra, España o Alemania pueden pagar por los jugadores más codiciados.

Al sur de los Alpes, la Juventus es la única excepción con capacidad para pugnar en esos términos aunque, monetariamente, tampoco tendría mucho que hacer si un Real Madrid, un Bayern, un PSG o un Barcelona tientan con un contrato multimillonario a alguna de sus estrellas. Echar las redes por Italia se ha convertido, por tanto, en algo así como pescar percebes en una piscifactoría. Un fantástico producto a través de un esfuerzo totalmente asumible. Y es que si has logrado triunfar en el Calcio o al menos has conseguido dibujar una proyección a gran escala de forma continuada, tienes un aval de garantías para hacerlo también en el marco de cualquier campeonato.

Cdr9_NJXIAA7Q9f

Los casos recientes de jugadores como Thiago Silva, Cavani, Kovacic, Savic, Coman, Mustafi, Marquinhos, Benatia, Lamela, Alexis Sánchez, Pastore, Darmian, Coutinho o Vidal así lo testifican. La Serie A es una perfecta plataforma de lanzamiento pero los grandes reclamos para el desarrollo de los mejores y más fructíferos años de una carrera deportiva con hechuras para la más pura élite acostumbran a estar fuera de sus fronteras. Por poner un ejemplo ilustrativo: un delantero como Huntelaar, con una decena de tantos en la actual Bundesliga, cobra en el Schalke 04 prácticamente la misma cifra que Higuaín y sus treinta goles en el Napoli, siendo la del Pipita la segunda mejor ficha de la Serie A.

Decir no a la ofertas del exterior se antoja complicado y casi irresistible, no sólo para las estrellas plenamente consagradas sino también para aquellos futbolistas que se han ido granjeando una reputación en él y que pueden ver cómo sus emolumentos se triplicarán fácilmente en cualquier otra parte. En primer lugar, surgen los nombres obvios que a buen seguro se relacionarán en el próximo mercado estival con los clubes más granados del Viejo Continente: Nainggolan, Pjanic, Pogba, Dybala, Bonucci, Bacca, Icardi, etc. Justo tras ellos, aparecen otros futbolistas que apenas superan el millón de euros de salario anual en Italia y que también serán tentados con suculentas mejoras de contratos y proyectos deportivos de alta gama: Brozovic, Berardi, Insigne, Allan, Felipe Anderson, Perin, Rüdiger, Biglia, Manolas, Bonaventura, Badelj… E inmediatamente después, aquellos que no llegan a alcanzar esa cifra redonda y que podrían rendir perfectamente en contextos semejantes como piezas importantes. Véanse los Saponara, Franco Vázquez, Bernardeschi, Jorginho, Widmer, Maksimovic, Hysaj, Koulibaly, Ghoulam, Bruno Peres, Vrsaljko, Fernando o Roberto Soriano por citar sólo unos cuantos.

Sin embargo, ninguno de estos tres grupos de apetecibles jugadores acoge en su seno a los más puros prototipos de fichajes ideales dentro del vasto mercado de la inmejorable relación calidad-precio que es el Calcio. Los verdaderos representantes de la palabra rendimiento -proporción entre resultado obtenido y medios utilizados- tienen fichas que no superan en ningún caso el medio millón de euros y sus respectivos valores de mercado no sobrepasan los diez millones de euros según datos del portal TransferMarkt. No todavía. Lo suyo es alto nivel a bajo coste. Jóvenes realidades en proceso de maduración a la espera de su primer gran contrato, con todo lo mejor de sí mismos todavía por delante pero con aptitudes, personalidad y potencial ya suficientemente demostrados como para no desentonar en escenarios superiores y como para justificar inversiones a largo plazo por su fútbol, también dentro de las propias fronteras italianas. Ellos son las auténticas gangas de la Serie A.

 

Joaquín CORREA [Salario: 400.000€ | Valor de mercado: 6.500.000€]
El exfutbolista de Estudiantes de La Plata es otro de los que figuran en la preselección de Argentina realizada por el ‘Tata’. Se esperaba mucho más del ‘Tucu’ en su segunda temporada en la Sampdoria, en la que únicamente ha disputado un tercio de ellos como titular. Sin embargo, aunque a cuentagotas, Correa ha dado un pasito más de cara a mostrar todo el fútbol que lleva dentro, aunque buena parte del mismo esté todavía por explotar. Mediapunta de conducción exquisita y brillante regate, gustoso por el pase asociativo, capaz de jugar acostado en banda gracias a su capacidad para desbordar por pura calidad, con movimientos interesantes para insertarse en el área y leer la acción ofensiva… Joaquín Correa tiene casi todo para ser un jugador determinante cerca de la frontal del área rival en un equipo de mayores aspiraciones que la Samp aunque le falta todavía mucho del carácter necesario para hacer imponer su fútbol durante noventa minutos. De momento, el Inter ya se postula como uno de los interesados. Y falta les haría a los nerazzurri un jugador que sepa generar y crear ocasiones en la frontal del área como él.

 

Marten DE ROON [Salario: 300.000€ | Valor de mercado: 5.000.000€]
Desde el Hereenveen al Atalanta para bancarse él solito el centro del campo bergamasco y dejar alucinados a propios y a extraños en Italia con sus dotes para el primer pase, su sentido posicional y su elegancia para ejercer de ancla. Napoli, Lazio y Milan ya han surgido como equipos interesados en la revelación holandesa, con los partenopeos con una supuesta opción preferencial bajo la manga tras el traspaso de Grassi a las filas de Sarri el pasado mes de enero. Su salario es irrisorio puesto en comparación con su gran rendimiento e importancia, y por apenas el doble de su valor de mercado, cualquier equipo que busque un iniciador de primer nivel y un garante táctico para su centro del campo tiene en De Roon a un hombre ideal al que ni se la quitan ni la pierde, que es el jugador que más tackles gana en toda la Serie A y que tiene suficientes aptitudes para inyectar el necesario equilibrio desde la posición de pivote defensivo, también en un equipo grande y mandón. Todo un descubrimiento.

 

Godfred DONSAH [Salario: 450.000€ | Valor de mercado: 5.000.000€]
El ghanés saltó a la palestra mediática del Calcio tras ser el mejor jugador durante el curso pasado en un Cagliari que acabó desciendo. El Bologna estuvo rápido en captarlo para su ambicioso proyecto aunque es cierto que Donsah se ha quedado un pelín corto respecto a las enormes expectativas generadas durante su primer año en Serie A. Fuerza, recorrido, capacidad para superar líneas y buen pie. Pegamento para cualquier centro del campo no exento de calidad. A sus 19 años y aunque no ha sido un titular indiscutible para los felsinei, especialmente desde la llegada de Donadoni, a Donsah lo siguen de cerca desde equipos ingleses tan atractivos como son el Everton, el Arsenal, el Manchester City, el Manchester United o el Chelsea. Casi nada. No será difícil convencerlo para marcharse a alguno de sus pretendientes Premier aunque quedarse cedido en un club de una dimensión similar a la del Bologna durante otra campaña, quizá sea lo mejor a corto plazo para confirmar sus altos vuelos.

 

Amadou DIAWARA [Salario: 80.000€ | Valor de mercado: 9.000.000€]
El suyo es un caso muy similar al de su compañero Donsah aunque Diawara, nacido en Guinea Conakry pero ya con pasaporte italiano, sea un jugador más fino, de mejor toque y sentido posicional y con mayores dotes para la distribución del juego. Más cerebral y específico. No en vano el todopoderoso Bayern de Munich, que tendrá a Ancelotti el año que viene en su banquillo, ya se ha fijado en él según la prensa italiana y alemana. Y también el West Ham, el City, la Juventus, el Arsenal o el Sevilla. Sin embargo, el Bologna ya está apresurándose para cerrar la renovación de su joya africana y poder así tener un argumento añadido para pedir más dinero por un futuro y entendible traspaso, a pesar de que desde el club declaren que no necesitan para nada desprenderse de él. Su salario es ínfimo para un jugador que solamente se ha perdido dos partidos de la actual Serie A a sus 18 años y que es, sin duda, la gran revelación de la temporada tras jugar el curso anterior en el San Marino de Lega Pro y que su fichaje por el Bologna estuviese destinado al equipo Primavera. Su fortaleza y su futuro, a día de hoy, no parecen tener techo.

 

KEITA BALDÉ [Salario: 500.000€ | Valor de mercado: 10.000.000€]
El senegalés formado en La Masía es, sin duda, uno de los mejores extremos puros que campan por Italia. Eso sí, a pierna cambiada, como marcan los tiempos. Keita ya estuvo muy cerca de marcharse de la Lazio el verano pasado y la actual temporada, repleta de altibajos generales y carente otra vez de la continuidad individual necesaria para asentarse como una estrella en ciernes, no va a ayudar a retenerlo de nuevo. A sus 21 años necesita dar ese salto. Lo tiene todo para triunfar, incluida una conducción de alta precisión capaz de sacar por sí sola al equipo de atrás y un dribbling potente y veloz ideado para ganar a cualquier par, llegar hasta la línea de fondo y ser un cuchillo a la contra, aunque le falta mejorar en productividad siendo un jugador más maduro y sereno. Y con un entrenador que lo tutorice en un mejor modo de cara a convertirlo en un futbolista determinante y en un contexto favorable que crea en él como un futuro crack, puede conseguirlo. Watford, Mónaco, Bayer Leverkusen, Inter e incluso Atlético de Madrid ya suenan como futuros destinos.

 

Adam MASINA [Salario: 400.000€ | Valor de mercado: 2.000.000€]
Otra de las grandes apariciones de la Serie A 2015/2016 juega también en un Bologna que ha gustado mucho más por sus jóvenes talentos que por el fútbol esbozado a lo largo del año tanto por Delio Rossi como por Donadoni. El lateral zurdo de origen marroquí es un portento físico, tiene una planta temible para un jugador defensivo de banda, la cual le permitiría con adaptación ser una opción para la parte central de la zaga, presenta un más que buen pie para el centro y alberga una reseñable capacidad para llegar hasta línea de fondo y doblar continuamente a su extremo. Tras tres campañas en Bologna, Masina es una opción muy apetecible para cualquier equipo con altura de miras que busque un jugador para ese puesto aunque haya bajado ligeramente el pistón respecto al sobresaliente nivel con el que comenzó la presente temporada. Como puede ser la Juventus que, con la continuidad de Evra en el aire, ya está sondeando al joven felsineo para que sea el próximo rival de Alex Sandro en el flamante pentacampeón de Italia. Mejorarle el contrato no será un problema.

 

Leandro PAREDES [Salario: 350.000€ | Valor de mercado: 6.000.000€]
De prometedor enganche a asentado regista. El argentino, propiedad de la Roma, ha cuajado una gran temporada como vértice inferior del rombo del Empoli gracias a su gran talento y técnica, a sus desplazamientos verticales, a su buen disparo desde lejos y a su imprescindible pausa y juicio para iniciar cada jugada. Todas estas valiosas  características le han acabado alejando, para bien, de los tres cuartos de cancha, donde le falta gambeta y velocidad para incidir. Su temporada es tan relevante que la Roma, acostumbrada a ceder hasta la venta a sus jóvenes talentos, ya se plantea repescarlo dado que a Spalleti le gustan los centrocampistas de su corte. Y es que incluso Antonio Conte ha puesto sus ojos en él para su futuro proyecto en el Chelsea. Paredes parece por fin preparado, a sus 21 años, para dar el salto y dejar atrás la vitola de heredero infructuoso de Riquelme que le acompaña desde su debut en Boca. Lo suyo ahora es marcar el ritmo y armar juego con una elegancia y una desenvoltura tremenda para un chico que sólo cuenta con un puñado de partidos en la élite europea, hasta el punto de que parece que lleva jugando de cinco toda la vida aunque todavía le falta dar continuidad a su intensidad sobre el campo cuando su equipo no tiene el balón. Es posible que en los JJOO sigamos viéndole crecer. De momento, Martino ya lo ha incluido en su lista preliminar.

 

Matías VECINO [Salario: 400.000€ | Valor de mercado: 10.000.000€]
El tercer sueldo más bajo de su club es el que corresponde a uno de los mejores ‘todocampistas’ del Calcio. El uruguayo es una de las consagraciones de la temporada tras ser un pieza indiscutible para Sarri durante el curso pasado en Empoli. Vecino es el único jugador viola que ha mantenido el álgido nivel de principio de la temporada durante todo el curso. Prolijo con el balón, inteligente sin él y con un derroche físico sobresaliente, tan propio de su país de nacimiento, Vecino es un asegurador de posesiones, el tipo de mediocentro mixto y dúctil, capaz tanto de jugar de forma académica como de morder al rival, que tanta falta le hacía a su equipo para ganar empaque en su técnica pero tierna medular. En definitiva, un interior apetecible para cualquier equipo con altas aspiraciones. Sarri lo quiere de vuelta consigo, esta vez en Napoli, pero la Fiorentina ya está ultimando su renovación con una mejora sustancial de contrato que a supere el millón de euros de ficha e incluso trataría de imponer una cláusula de 25 millones para evitar, o al menos paliar con más dinero, una futurible marcha del ex Nacional de Montevideo.

 

Piotr ZIELINSKI [Salario: 250.000€ | Valor de mercado: 7.000.000€]
Napoli, Liverpool y Roma son sólo algunos de los equipos con los que se relaciona al técnico centrocampista polaco. Y no es casualidad. Las aptitudes demostradas por Zielinski en sus dos años en Empoli tras apenas contar con minutos en Udine, casan a la perfección con las de un interior dinámico con un excelente dominio del pase vertical y con una capacidad enorme para superar marcas. No es casualidad que sea el quinto mejor regateador del campeonato siendo un jugador eminentemente interior. Ideal para equipos de propuesta ofensiva y ritmo alto. Por si su nivel esgrimido y su talento demostrado no bastasen todavía, Zielinski tiene ante sí la inminente Eurocopa para tratar de revalorizarse todavía más junto a los Krychowiak o Lewandowski con su selección. Su pase todavía pertenece al Udinese, un equipo siempre vendedor pero que quizá quiera esperar para conservarlo un año más en sus filas por fin y poder sacar una mayor tajada en un futuro traspaso aunque las ‘novias’ que tiene no son para hacerlas esperar ni un minuto.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados