Fútbol Europeo

article title

Las grandes ausencias en la lista de nominados al Balón de Oro

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Como cada año, France Football hace una criba de 30 nombres entre los que saldrá el ganador del premio Balón de Oro. En ella quedan rotas las ilusiones de muchos jugadores que, sabedores de que optar en estos momentos al trono no es posible por la bicefalia que tienen montada Messi y Ronaldo, sí que quieren, como mínimo, acudir a la gala, quizás verse en el XI ideal. Por diversas razones, como lesiones, bajón físico o de rendimiento, o simplemente porque es una decisión algo arbitraria en base a opiniones, hay muchos que no se suman a la lista y cuyos nombres rechina no estén en ella. Casualmente, siete futbolistas cuyos traspasos (según Transfermarkt) están entre los 10 más caros de la historia, se han caído de la nominación al premio. Y hablamos de fichajes realizados en un marco de 3-4 años atrás en el tiempo.

Paul Pogba (Manchester United/Francia)

El Manchester United desembolsó hace apenas un verano 105 millones de euros por el francés. Llama poderosamente la atención que, además, el jugador fuese figura destacada en la Eurocopa 2016 que, aunque no entra dentro del tiempo a analizar sí se suele tener en cuenta al ser el último gran torneo entre selecciones. A Pogba el cambio de Liga no le ha venido bien. Su elegancia rayaba mejor en un Calcio mucho más pausado que en el estrés sin frenos de la Premier League.

Ousmane Dembélé (FC Barcelona/Francia)

El mismo precio (aunque subirá algo más por variables) pagó el equipo que dirige Ernesto Valverde al Borussia Dortmund por el galo. Ciertamente, el extremo no fue un jugador con una importancia capital en el hacer de los alemanes en el curso pasado, aunque sí se asentó en una titularidad más o menos regular que antes no tenía. Ahora lesionado, tendrá que demostrar mucho para amortizar el alto precio de su fichaje.

Gareth Bale (Real Madrid/Gales)

En su día el jugador más caro del mundo, las lesiones están lastrando a Bale cada día más. Temporada tras temporada, el número de veces que pasa por la enfermería es altamente doloroso para un futbolista con unas condiciones como las suyas. Siempre cohibido a la sombra de Cristiano Ronaldo, ahora ha visto incluso su lugar en el once del Real Madrid amenazado por la eclosión definitiva de Isco y la aparición descontrolada de Asensio. Con su selección, además, el 2017 ha sido flojo. Nada comparado con el 2016 que realizó metiendo a los Dragones Rojos en los lugares de honor en la Eurocopa.

Gonzalo Higuaín (Juventus/Argentina)

Quizás lo que más pese en la decisión se su ausencia sea haber dejado de contar para Sampaoli en la selección Argentina. Higuain sigue marcando semana tras semana con la Juventus y Allegri le ha confirmado que sigue siendo importante. Pero aunque siempre es un peligro cuando está en el campo, de cara a la voz popular parece haber perdido ese impacto y esa buena prensa de la que ha gozado en los últimos años.

Romelu Lukaku (Manchester United/Bélgica)

Marcó en Everton en el primer tramo de la temporada. No deja de hacerlo con el Manchester United y Bélgica fue, en parte gracias a él, una de las primeras selecciones en sacar billete para Rusia. Su ausencia en la nominación no se entiende mucho a poco que se vea que no se queda solo en un gran goleador (que ya es bastante), sino que su aportación y su impacto en los equipos para los que se desempeña es tremenda.

James Rodríguez (Bayern Múnich/Colombia)

Lo que más llama la atención es que James Rodríguez costara 80 millones de euros hace apenas tres años. Anclado en los banquillos de Real Madrid y Bayern, sin la importancia que una vez tuvo en Colombia, James sale del primer nivel mundial por méritos propios, pero la etiqueta de su precio, que no su valor, sigue pesando mucho.

Ángel Di María (PSG/Argentina)

La situación del argentino es la misma que la de James. Desterrado al banquillo en el PSG en gran cantidad de ocasiones y con un hacer discutible en la selección, Di María cierra el Top10 de fichajes más caros de la historia y su nombre tampoco aparece en la lista.

Sergio Agüero (Manchester City/Argentina)

El Kun es uno de los jugadores que más peligro generan cuando están en el campo. Los defensas suelen nombrarle cuando se les pregunta a qué jugador no quieren enfrentarse. Su año con el Manchester City ha sido impecable, aunque en enero tuviera un par de ausencias consecutivas fruto del momento Gabriel Jesús y de sus tiranteces con Guardiola. Pero el argentino sigue haciendo goles y creando peligro desde entonces y ha recuperado un nivel en este nuevo inicio de curso que le lleva a ser el jugador más destacado del equipo junto a De Bruyne y uno de los más determinantes de la Premier League (7 goles y 3 asistencias en 8 partidos). Como a la mayoría de los argentinos, el lío que tiene montada la AFA y su ausencia en las últimas listas, además del mal papel del City en Champions el curso pasado, posiblemente le hacen estar fuera de una nominación que debería ser segura.

Toby Alderweireld (Tottenham/Bélgica)

Al mejor defensa de la Premier League le pesa no tener nombre y ser un futbolista coherente, con los pies en el suelo, de cabeza fría y de los de no hacer declaraciones públicas sonadas de tono. Eso, y ser zaguero. Los puestos reservados para estos jugadores son limitados en un premio que se acaba decidiendo por estadísticas de goles y jugadas bonitas. Es el líder real junto a Harry Kane de los Spurs y un jugador capital para Roberto Martínez en Bélgica.

Mohamed Salah (Liverpool/Egipto)

Héroe en las últimas horas por su gol que ha llevado a Egipto al Mundial, el 2017 de Salah ha sido más que destacado. La Roma cuajó una gran campaña gracias a él, a quien las estadísticas para un no delantero le hacían ganar enteros para optar a estos premios y con el Liverpool ha arrancado a un nivel arrollador. Quizás su único pero fue el de no ser determinante en la final de la Copa África que se celebró en enero, donde Egipto fue subcampeón. Más allá de Mané o Aubameyang, África necesita una figura importante y Salah parecía listo para ello. Pero no será este año.

Alejandro ‘Papu’ Gómez (Atalanta/Argentina)

El Papu es a día de hoy uno de los mejores jugadores de la Serie A, sino el mejor. En los últimos meses, Argentina ha recurrido a él para intentar lograr el pase al Mundial y su nivel es tal que ha llegado incluso a sentar a Dybala para jugar al lado de Messi. Gómez tiene ahora el nivel que una vez prometió, cuando era un juvenil. Pero nunca es tarde. Él solo llevó al Atalanta al cuarto puesto de la Serie A, lo que significa ir a Europa League, y es un problema para cada defensa cada vez que se mide a ellos. Suma 18 goles y 8 asistencias en este 2017.

Alexis Sánchez (Arsenal/Chile)

El gran líder del Arsenal. Alexis es uno de los jugadores más cotizados del mercado, de los que ha supuesto un culebrón este pasado verano y cuya condición de jugador libre el próximo verano le hace candidato a un gran movimiento que le convertirá en uno de los jugadores mejor pagados del mundo.

Andrés Iniesta (FC Barcelona/España)

Tantos años seguidos en la élite y nominado han tocado a su fin. Es una cuestión de tiempo, que pasa para todos. Iniesta ha dejado de ser tan importante como otros años para su club y el número de minutos disputados, que ha decrecido de manera considerable, así como las lesiones que han mermado su participación, le hacen estar fuera de una lista de la que parecía sería eterno.

Ciro Immobile (Lazio/Italia)

Si hay un jugador que ha resurgido en el panorama fútbol ese es el italiano, a quien los goles se le caen de los bolsillos en el equipo romanista desde hace ya varios meses. De sus tantos ha nacido la esperanza laziale de volver a ganar títulos (como la Supercoppa que lograron hace un par de meses con doblete suyo). Los años de sesteo que ha pasado le privan de estar nominado a premios individuales.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados