Multideporte

article title

Las finales del triplete

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El sábado se disputó en el Melbourne Cricket Ground la 117ª final de la liga de fútbol australiano. Es la 119ª temporada, y consecutiva porque ni siquiera se ha interrumpido por las guerras mundiales, pero dos, 1897 y 1924, se resolvieron en una liguilla final.

El partido por el título enfrentó a Hawthorn Hawks y West Coast Eagles. Los Hawks ganaron por 107-61 y lograron su tercer título consecutivo algo digno de mención en un deporte donde en más de 100 años de historia solo un equipo ha sido campeón cuatro veces seguidas, Collingwood Magpies hace 85 años.

Hawthorn fue el duodécimo equipo que optó al triplete y el sexto que lo consiguió.

Breve explicación del juego

Dos equipos de 18 jugadores compiten en un campo oval durante cuatro periodos de 20 minutos de duración cada uno a reloj parado (es decir, 30 minutos de tiempo real) y gana quien más puntos hace. Hay dos formas de puntuar, el gol (seis puntos), cuando el balón oval pasa limpiamente entre los dos palos centrales, y el behind (un punto) cuando el balón toca un palo, pasa entre los palos centrales tras tocarlo un rival o pasa entre un palo central y uno de los laterales. Y hay árbitro de vídeo.

1900 (Fitzroy Lions)

Tras ganar las finales de 1898 a Essendon y 1899 a South Melbourne, los Lions buscaron el triplete ante Melbourne Demons pero cayeron por 30-34 tras un tercer cuarto donde no anotaron un solo punto (en la final del año anterior fue Fitzroy quien dejó a su rival sin anotar en todo un cuarto).

1906 (Fitzroy Lions)

Fitzroy llegó a la final de 1906 con opción de triplete tras seis victorias seguidas en playoffs pero se topó con Carlton que anotó 15 goles y ganó por 94-45. Los 15 goles, 94 puntos en total y 49 puntos de diferencia fueron récord en una final hasta 1926 cuando Melbourne Demons ganó a Collingwood por 119-62 con 17 goles anotados.

1908 (Carlton Blues). Triplete

Con esa victoria de 1906 ante Fitzroy los Blues empezaron una dinastía que tuvo continuidad en 1907 ante South Melbourne y en 1908 al ganar por 35-26 a Essendon. Desde entonces solo otro equipo ha ganado la final anotando tan poco, Collingwood en 1927 (25-13 ante Richmond). La hegemonía de Carlton pudo ser mayor pero perdió la final de 1909 ante South Melbourne.

1916 (Carlton Blues)

Carlton fracasó en su segundo intento de triplete. Tras superar a South Melbourne y a Collingwood en las dos finales previas cayó por 56-85 ante Fitzroy, el primer equipo que anotaba 12+ goles y 12+ behinds en una final.

1929 (Collingwood Magpies). Triplete

Las urracas fueron la bestia negra de los Richmond Tigers a quienes derrotaron en las finales de 1927, 1928 y 1929. Curiosamente en este último año Richmond humilló a Collingwood en playoffs por 123-61 pero los Magpies, como campeones invictos de la liga regular, jugaron la final.

Al año siguiente Collingwood ganó a Geelong y estableció el récord, aun inalcanzado, de cuatro títulos consecutivos.

1937 (Collingwood Magpies)

Geelong impidió el segundo triplete de los Magpies en una final de mucha anotación, 122-90 para los Cats. Tan elevado fue el marcador que, por primera vez en la historia de las finales, un equipo consiguió 90+ puntos y se quedó sin levantar el título.

1941 (Melbourne Demons). Triplete

Los Demons consiguieron su triplete derrotando a tres rivales diferentes. En 1939 ante Collingwood con récord de anotación de la final en ese momento (148-95), en 1940 ante Richmond (107-68) y en 1941 ante Essendon (127-98) en la última final jugada en el Melbourne Cricket Ground durante la Segunda Guerra Mundial porque hasta finales de 1945 el MCG tuvo un uso militar.

1951 (Essendon Bombers)

Essendon venía de humillar a Carlton en la final de 1949 (125-52, mayor paliza en una final hasta ese momento) y de ganar claramente a North Melbourne en la de 1950. El intento de triplete fue ante Geelong, un equipo al que había vencido en sus tres precedentes en playoffs (nunca en finales) pero a la hora de jugarse el título perdieron por 81-70.

1953 (Geelong Cats)

Tras batir a Essendon en la final de 1951 los Cats consiguieron, por única vez en su historia, dos títulos consecutivos al superar en la final de 1952 a Collingwood. Pero los Magpies se tomaron la revancha al año siguiente y vencieron a los Cats por 77-65.

1957 (Melbourne Demons). Triplete

Los Demons de los 50 son uno de los mejores equipos de la historia. Encadenaron siete finales seguidas (1954-1960) ganando cinco de ellas. El triplete se logró en la final de 1957 al ganar a Essendon por 116-55, que unido al 121-48 de la final de 1956 ante Collingwood, convirtió a los Demons en el único equipo de la historia en ganar la final en ediciones seguidas por 60+ puntos cada una de ellas.

2003 (Brisbane Lions). Triplete

Para la temporada 1997 los Brisbane Bears y los Fritzroy Lions se fusionaron para dar vida a los Brisbane Lions, la última dinastía de la AFL. Durante sus cuatro años de dominio y de finales consecutivas (2001-2004) no ganaron nunca la liga regular pero fueron implacables en playoffs ganando once partidos de trece y derrotando en las finales a Essendon y Collingwood (dos veces). En la final de 2004 Port Adelaide Power le apartó de su cuarto título seguido.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados