Se habla de:

Miscelánea

article title

Las estrellas que no pudieron con la Champions

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Fueron grandes jugadores, algunos leyendas, muchos de ellos aguardan en sus vitrinas el Balón de Oro. Desde el portero hasta el delantero, fueron exitosos a nivel de clubes y con sus selecciones pero si hay algo que se les resistió, fue la Copa de Europa. La mejor competición a nivel de clubes nunca fue tan deseada como lo fue para estos jugadores. En esta lista, hemos recogido una lista de más de 20 nombres que no pudieron alcanzar la gloria europea.

Bajo palos, Gianluigi Buffon es uno de los grandes que se le resiste dicho trofeo. Tras eliminar al Real Madrid en la pasada edición de la Copa de Europa, el portero italiano lanzaba un mensaje desde sus redes sociales: ‘De Berlín a la B…de la B a Berlín, eso es la vida’. Tras ganar la Copa del Mundo con Italia en 2006, la Juventus descendió a segunda por el tema de amaños, desde ahí hasta Berlín el equipo creció, tal es así que el portero cuenta en sus vitrinas con un gran número de Scudettos, Coppas y Supercoppas.  Cuando jugaba en el Parma, consiguió ganar la UEFA pero nunca lo consiguió con la Copa de Europa. En 2003, perdió la final por penaltis frente al Milán. Tampoco lo pudo hacer en la pasada edición tras caer por 1-3 frente al F.C.Barcelona.

Otro que no pudo conquistar este ansiado trofeo fue Lev Yashin, la araña negra, único portero que ganó el Balón de Oro en 1963. Un portero de leyenda, que fue campeón de Europa con la URSS en 1960 en la Eurocopa disputada en Francia y cosechó varios éxitos con el Dinamo de Moscú a nivel nacional.

 

En la defensa, varios son los desafortunados que se quedaron a las puertas de la gloria. Empezamos por Lilian Thuram, campeón del Mundial de 1998 y de la UEFA EURO 2000 con les bleus, estuvo cerca de lograr el título con la Juve, pero perdió junto a Buffon en la tanda de penaltis de la final de 2002/03. Thuram estuvo en el banquillo cuando el Barça de Frank Rijkaard sufrió una eliminación en las semifinales de 2007/08 ante el United y con solo 22 años ayudó al Mónaco dirigido por Arsène Wenger a alcanzar las semifinales en la campaña 1993/94.

Otro que también militó en la escuadra de Turín, fue Fabio Cannavaro, galardonado con el Balón de Oro después de alcanzar su mejor nivel en la Copa Mundial de la FIFA de 2006 donde se proclamó Campeón del Mundo. Su único título europeo a nivel de clubes es la Copa de la UEFA conquistada con el Parma en 1999. Cannavaro nunca pasó de las semifinales en la UEFA Champions League.

 

Por otro lado, Sol Campbell, integrante vital del Arsenal de Los Invencibles, que consiguió terminar la temporada 2003/04 en Premier League sin conocer la derrota. Dos años después, el conjunto del norte de Londres alcanzó su primera final y de hecho, el defensa inglés marcó el primer tanto del equipo de Arsène Wenger que finalmente cayó por 2-1 ante el Barcelona en París.

El lateral alemán, Andreas Brehme,  marcó el penalti que le dio el título a Alemania en el Mundial de Italia 1990, fue jugador destacado del Bayern de Múnich y fue traspasado al Inter y más tarde al Zaragoza. Nunca ganó la Champions y hoy vive una complicada situación personal. Está en la ruina, después de varios negocios fracasados y ha tenido que hipotecar su casa.

El ahora entrenador del PSG, Laurent Blanc, tampoco conoce el sabor del éxito con la Copa de Europa bajo el brazo. Con Francia, ganó el Mundial de 1998 y la Eurocopa en el 2000. Pero en sus 20 años de carrera el central solo logró ganar la Recopa de la UEFA de 1997 con el Barcelona en cuanto a títulos europeos de clubes se refiere. Jugó en el United que perdió en semifinales ante el Leverkusen en 2001/02.

 

Llegamos a la zona de medios, donde también abunda la calidad y el fracaso, unidos de la mano. Michael Ballack, fue un miembro clave del Leverkusen que fue derrotado en la final de 2002 por el Real Madrid gracias a la volea de Zidane. Seis años más tarde, perdió con el Chelsea ante el Manchester United FC la final de Moscú en una desafortunada tanda de penalties. Ballack anotó el primero gol desde los once metros en esa tanda decisiva.

Patrick Vieira, campeón del Mundial de 1998 y de la UEFA EURO 2000, una figura clave para cambiar la suerte del Arsenal bajo las órdenes de Arsène Wenger, nunca avanzó más allá de los cuartos de final. Ganó seis títulos de Liga entre Italia e Inglaterra pero ni siquiera pudo ganar la Copa de la UEFA tras perder en penalties con el Arsenal ante el Galatasaray.

Otro que militó en la Juventus de Turín es Pavel Nedved, ganador del Balón de Oro en 2003, se perdió la final de Manchester por sanción. Antes de su llegada al club de Turín por 41 millones de euros procedente de la Lazio, Nedvěd conquistó la Recopa de la UEFA con el conjunto romano en 1999.

 

Uno de los mejores jugadores de los finales de los 90′, Dennis Bergkamp, ganó tres títulos de la Premier League y 4 títulos de la Copa FA y dos veces campeón de la Copa de la UEFA. Formó parte del equipo invencible durante la temporada 2003-2004 pero nunca puso en sus manos el trofeo de la Liga de Campeones.

Lothar Matthäus ganó el Mundial y el Balón de Oro de 1990. Acarició con sus manos la Copa de Europa en la final de 1999 disputada en el Camp Nou pero inesperadamente el Manchester United remontó. Matthäus se retiró en el 2000 y el Bayern levantó el máximo galardón continental al año siguiente.

 

Los de arriba, artistas de la gambeta y maestros del gol, muy a pesar de los demás suelen ser los más reconocidos. El éxito carga a sus espaldas y todos estos hombres, no lo hicieron con la Copa de Europa. El curioso caso de Zlatan Ibrahimovic y su maldición, es el caso más reciente.  Suma 117 partidos en Champions, siempre en grandes clubes; Ajax, Juventus, Inter, Barcelona, Milan o PSG y nunca pasó de semifinales. A sus 34 años, una maldición que le persigue. Salvo en Barcelona, nunca llegó a semifinales. Ya le conocen, en las grandes noches nunca se escribió su nombre.

Ruud Van Nistelrroy, máximo goleador del torneo en tres campañas, ostenta un récord poco deseado: ningún jugador ha marcado tantos goles en la UEFA Champions League (56 en 73 partidos) sin levantar el trofeo. Nunca llegó más allá de las semifinales.

 

Hernán Crespo, tras haber perdido en semifinales las dos anteriores temporadas con el Inter y el Chelsea, el delantero argentino finalmente pudo estar en la gran cita de Estambul. Marcó dos goles y, con el partido 3-0, su sueño estuvo muy cerca de hacerse realidad al descanso. Todo el mundo sabe lo que pasó después… Seguimos en Italia, jugador en activo y leyenda de la Roma, Francesco Totti, fue exitoso en Italia pero no en Europa, el ganador del Mundial de 2006 nunca ha superado unos cuartos de final, quedándose a las puertas en las temporadas 2006/07 y 2007/08. Otra leyenda del Calcio, Gabriel Batistuta, máximo goleador de la historia de la selección argentina nunca llegó a jugar ni siquiera las rondas eliminatorias ni con la Fiorentina ni con la Roma. Y por último, Roberto Baggio, el mítico jugador italiano representó a los clubes más grandes de Italia, pero rara vez pudo desplegar su talento en la UEFA Champions League. Baggio fue parte del Milan que cayó en fase de grupos den 1996/97, aunque si llego a cuartos de final en 1998/99 con el Inter. Ganó un único título europeo en su carrera, la Copa de la UEFA de 1992/93 con la Juventus.

 

De la Premier League, rescatamos el mítico jugador inglés, Alan Shearer, leyenda del Newcastle y quién solo ganó una liga con el Blackburn. El máximo goleador de la historia de la Premier League y de la historia del Newcastle nunca pasó de la segunda fase de grupos. Otro ilustre que jugó en la Premier League y no pudo triunfar en Europa fue Eric Cantona, retirado en la temporada 1996/97, poco tiempo después el Manchester United ganaría la Copa de Europa. Sin embargo, con Cantona en el campo, el United cayó ante el BVB en semifinales. Cantona también llegó a las semifinales de la Copa de Europa años antes pero entonces el Marsella cayó ante el SL Benfica.

 

Uno de los mejores delanteros de todos los tiempos, Ronaldo, ganó dos balones de oro y dos mundiales. El crack brasileño se quedó con las ganas de levantar la Orejona. Llegó al Madrid esperando conquistar Europa, pero el equipo ‘galáctico’, no consiguió la hazaña. Nunca llegó más lejos de las semifinales alcanzadas en la temporada 2002/03 cuando el Real Madrid cayó ante la Juventus. Pero sí pudo conquistar la Copa de la UEFA con el Inter en 1998.

Ante tal cantidad de nombres, hemos elegido bajo nuestra modesta opinión, el mejor once que se quedó sin la Copa de Europa. ¿Cuál es el tuyo?

Captura de pantalla 2016-04-14 a las 18.30.04

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados