Se habla de:

Fútbol Español

article title

Las claves de un Villarreal resucitado

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

De aquella semana en la que el Villarreal perdió la eliminatoria previa de Champions ante el Mónaco y empataba en el Nuevo Los Cármenes ante el que ahora es colista de Primera apenas queda algo. Ese equipo era incapaz de demostrar lo que iba a llegar a ser porque tenía medio equipo lesionado y un nuevo entrenador en su banquillo de la noche a la mañana. No es que el Submarino haya mejorado en los últimos meses. Es que ha cambiado por completo. Y estas pueden ser algunas de las claves.

Recupera efectivos. Ante el Mónaco, el equipo de Fran Escribá contaba con hasta ocho bajas, la mayoría significativas. Poco a poco, la lista ha ido disminuyendo hasta contar, únicamente, con la ausencia de Roberto Soldado. Cédric Bakambu fue el último en reaparecer como titular el pasado domingo ante el Celta y demostró estar igual de rápido y efectivo que la pasada campaña. Con todos los jugadores en nómina, el Villarreal cuenta con un equipazo compensado en todas sus líneas.

 

Villarreal CF v RC Celta de Vigo - La Liga

 

Fichajes de lujo. Sansone no pudo jugar la previa (ya había jugado una ronda anterior con el Sassuolo) y su lugar (y el de Bakambu, y el de Soldado) lo ocupó un Santos Borré que acababa de aterrizar en Castellón. Pero al delantero italiano le bastaron dos partidos de adaptación para enchufar su primer gol. En la sexta jornada ya era uno de los máximos goleadores del campeonato con cuatro tantos. Impresionó desde el principio, al igual que Roberto Soriano, que hizo un doblete ante el Celta pero sobre todo ha transformado la banda izquierda del Villarreal, antes reservada para jugadores con mayor desequilibrio hacia afuera. Éste, además de poseer cierta habilidad para tocar en el centro del campo, arranca como un bólido en banda, combina bien con Jaume o José Ángel y pisa área frecuentemente, llegando desde segunda línea. Un jugador total, vaya. Pato empezó más renqueante, pero ya va cogiendo forma. El resto (Andrés Fernández, José Ángel, Santos Borré, N’Diaye, Álvaro, Cheryshev) son una segunda línea exquisita.

 

FBL-ESP-LIGA-VILLARREAL-CELTA

 

Paso adelante de Trigueros y Castillejo. Tarde o temprano debía ocurrir. Manu Trigueros se ha convertido en el jugador más importante del Villarreal  en este inicio de temporada. Cumple su cuarto año en la máxima categoría con apenas 25 primaveras y parece que éste va a ser el de su consagración definitiva. Venía asomando la cabeza hasta que la ha sacado del todo. De los jugadores de La Liga con mayor visión de juego, forma junto a Bruno, ahora sí, un centro del campo de primer nivel. Si a eso le unes el rigor táctico que todavía le faltaba -y que le queda por pulir-, el de Talavera de la Reina está llamado a ir muy pronto convocado con la selección española. Con la sub-21 ya se foguea un Samu Castillejo que fichó como una de las mayores promesas del fútbol español y que dio la mitad del nivel que puede ofrecer en su primera temporada. Sin embargo, el de Málaga se ha hecho con el dueño indiscutible de la banda derecha en este curso, y parece que no está dispuesto a soltarla. Desde su golazo de falta al Granada hasta su doble asistencia contra Osasuna, Castillejo está dando al Villarreal velocidad, desborde y descaro. Lo que se le preveía.

 

Real Madrid's Welsh forward Gareth Bale (L) vies with Villarreal's midfielder Manu Trigueros during the Spanish league football match Real Madrid CF vs Villarreal CF at the Santiago Bernabeu stadium in Madrid on September 21, 2016. / AFP / GERARD JULIEN        (Photo credit should read GERARD JULIEN/AFP/Getty Images)

 

La confianza es un grado. Cuando el Submarino cayó ante el Mónaco, el primer rival que apareció en El Madrigal fue nada menos que el campeón de la Europa League, el Sevilla de Sampaoli. Aquel partido, que tenía pinta de desastre, acabó 0-0 y siendo superior el Villarreal. Quizá ese duelo, ganado moralmente, fue clave de cara a los siguientes. Como ocurrió en Europa League ante el Zúrich. Como hiciera el equipo francés en Champions, Sadiku adelantaba a los suizos a los dos minutos de partido, pero el Villarreal logró remontar antes del descanso. Una reacción que le dio la victoria y llenó de confianza al vestuario en un momento difícil. Desde entonces, nueve partidos sin perder, a dos puntos de la cabeza en Liga y líder de su grupo en Europa, firmando actuaciones estelares en el Bernabéu (1-1) o ante rivales por la cuarta plaza como el Celta (5-0).

 

 

Fran Escribá. Quizá era el entrenador ideal para sustituir a Marcelino. Primero, porque el vestuario necesitaba de un técnico especialista en mantener la calma en los momentos difíciles. Y segundo, porque, en realidad, el ex de Elche y Getafe no difiere mucho en la idea de juego del técnico asturiano para su Villarreal. Mantiene el esquema y la estructura, aunque son los nuevos jugadores, más móviles y verticales, los que han hecho el ataque amarillo más completo. Se explica muy bien en este post de Ecos del Balón.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados