Se habla de:

Multideporte

article title

Las chicas son guerreras

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Sin duda, el 2014 ha sido el año del deporte femenino español. Han sido numerosos los éxitos que han cosechado las deportistas españolas allá donde han ido, y una gran cantidad de deportes los que han tenido una gran representación femenina. El colofón final a un año perfecto lo han puesto nuestras Guerreras del balonmano, después de haberse colgado el pasado domingo una medalla de plata -que supo a oro- en el Europeo tras disputar una digna final ante un duro rival como fue Noruega.

Fue a partir de los Juegos Olímpicos de Londres celebrados en el año 2012, cuando se ha comenzado a apreciar esa eclosión del deporte femenino en España y un cambio de tendencia palpable. Fue en Londres donde nuestras chicas se alzaron con 11 medallas de las 17 conseguidas en total por la delegación española. Algo histórico, que supuso el primer indicio de que las mujeres, infravaloradas hasta ese momento, también eran protagonistas principales del deporte español.

Desde entonces, las chicas del waterpolo se coronaron este año 2014 como campeonas de Europa, la selección española de fútbol femenino se coló por primera vez en un Campeonato del Mundo, el baloncesto se hizo con la plata en el pasado Mundial, al igual que lo consiguieron las guerreras del balonmano en la última semana en el Europeo celebrado en Hungría. También ha sido un buen año para la chicas de natación sincronizada y gimnasia rítmica. Por no hablar de la explosión de Carolina Marín en el bádminton o la gran cantidad de récords que ha conseguido la ya bautiza como ‘la sirena de España’, Mireia Belmonte. Otro de los grandes nombres ha sido el de Ruth Beitia, saltadora de altura, que demostró que a sus 35 años también puede convertirse en una auténtica heroína.

Detrás de todas ellas, largos años de disciplina y entrenamientos. Cada vez son más frecuentes sus nombres en los medios de comunicación, pero aún existen diferencias en un país en el que siempre ha resultado raro ver a una mujer convertida en deportista profesional. El deporte siempre ha sido un territorio conquistado por los hombres. El ejemplo más claro es el que se da en el mundo del fútbol. Contratos millonarios y un fácil reconocimiento social, hacen de ellos los grandes protagonistas de un panorama en el que el papel de la mujer comienza a ganar la batalla.

Ellas nunca lo han tenido fácil. Escondidas bajo las sombras, las mujeres deportistas no sólo han tenido que soportar duros entrenamientos para conseguir llegar a lo más alto. También han tenido que emprender grandes aventuras fuera de las fronteras de nuestro país con el único objetivo de cumplir su sueño: ser deportistas profesionales.

Este año ha sido, sin duda, su año. Han cumplido objetivos, colgado medallas, cosechado grandes éxitos que no han pasado desapercibidos y dejado constancia de que vivimos en una sociedad cada vez más igualitaria. Ya lo adelantaba ‘Coz’ en los años 70 en una de sus canciones más populares: ‘Las chicas son guerreras’. Cuídenlas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados