Europa League

article title

Las cabalgadas de Vitolo eliminan a los potros

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

No defaudó la eliminatoria en general y el partido de vuelta en particular. Borussia Mönchengladbach y Sevilla FC ofrecieron dos partidos tan opuestos como interesantes. Si en la ida vimos igualdad, lucha en el centro del campo y pocos goles, en Alemania el partido fue totalmente opuesto. La locura se apoderó de ambos equipos y el espectador vivió una eliminatoria digna de rondas superiores. Hubo un digno vencedor, y aún más, un digno vencido.

Ambos entrenadores salieron con XI’s previsibles teniendo en cuenta el resultado de la ida (1-0) en el Ramón Sánchez Pizjuán hace una semana. Lucien Favre repitió línea defensiva, contento con el trabajo realizado en tierras andaluzas. Wendt y Jantschke aportando recorrido desde el lateral, Stranzl y Domínguez, solidez en el centro de la zaga. Pareja innegociable con Kramer-Xhaka en la medular, con Raffael como enganche entre ellos y el punta, en este caso, Max Kruse. Precisamente el internacional alemán era la principal novedad de Favre con respecto a la ida, junto a Patrick Herrmann. Ambos, teóricos titulares. Hazard se estrenaba en casa como jugador del Borussia Mönchengladbach a todos los efectos. Por su parte, Emery dejaba fuera de la convocatoria a Deulofeu y Arribas, damnificados de la derrota en San Sebastián. El de Hondarribia empezó de inicio con laterales rápidos como Tremoulinas y Diogo para contrarrestar la velocidad de los extremos alemanes. Las ayudas de Aleix Vidal y Vitolo, debían ser claves para  ganar los duelos en banda. Sin Mbia, Krychowiak e Iborra formaban el doble pivote, con Banega como tercer hombre.

El partido no pudo empezar mejor para el Sevilla FC. Tras los primeros minutos de respeto mutuo, un centro desde el lado derecho del ataque rojiblanco terminó con el remate de Carlos Bacca dentro del área. La anticipación del colombiano a Stranzl fue fundamental para que subiera el 0-1 al marcador en el minuto 8 de partido. Pero los locales no se dieron por vencido. Lejos de venirse abajo, y sabiendo de la necesidad de anotar 3 goles para remontar el partido, los de Favre buscaron el tanto que les metiera en la eliminatoria. Y en el minuto 20 llegó. Kruse, Herrmann y un formidable Granit Xhaka, se encargaron de ello ante la pasividad de la defensa sevillista dentro del área. Sergio Rico no vió salir el potente disparo del ex del Basilea. El 1-1 volvía a dar confianza a los potros. Pero la primera parte nos dejaría más goles. El Gladbach buscaba el 2º y tras una pérdida en campo contrario, el Sevilla FC lanza una contra llevada exclusivamente por Víctor Machín, Vitolo. El canario conduce desde la línea de centro y tras una enorme galopada, un cambio de ritmo y una excelente definición, volvió a poner por delante al conjunto de Emery. Pero no tardó mucho el Gladbach en volver a empatar. La locura en el Borussia Park dejaba un partido de ida y vuelta, de dar y tomar donde los delanteros, siempre ganaban a los defensas. Hazard puso el 2-2 que finalmente nos llevó al descanso. Emoción, goles y tensión en ambas escuadras que dejaban, sobre todo al Sevilla, cargado de amarillas para la segunda mitad.

Los contragolpes eran la baza del Sevilla FC en la primera parte, y la segunda empezó igual. Bacca perdonó el 2-3 tras un sensacional pase de Aleix Vidal. La posesión pertenecía al equipo alemán,  que apretaba ante un Sevilla que se limitaba a defender lo mejor posible y sobre todo, a buscar contras con sentido, algo que había salido bien hasta el momento. Mientras los de Favre metían en su área a los hispalenses, éstos hacían de cada contra, un ocasión para cerrar la eliminatoria. Pero aún estaba Yann Sommer. Gigante en los manos a manos ante los delanteros del Sevilla. A falta de 22 minutos para finalizar el encuentro, el Gladbach pedía un 2º posible penalti al árbitro y los nervios empezaban a apoderarse del equipo de los potros. Xhaka acabó realizando una entrada ridícula por detrás que provocó la 2ª amarilla y la posterior expulsión del mejor jugador local. Ahora sí, el Sevilla sentía algo de liberación. Aún con 10, Hazard disparó al palo y los potros insistían a pesar de la inferioridad numérica. Ya en el tramo final del encuentro, el técnico suizo dió entrada a Branimir Hrgota sacando del terreno de juego a Domínguez. Todo o nada, debió pensar el bueno de Favre. Al minuto se pudo dar cuenta que su apuesta, era arriesgada. Vitolo volvió a ser letal a la contra y el canario no perdonó ante el guardameta internacional suizo. 2-3 y eliminatoria sentenciada.

El Sevilla FC espera rival en 1/8 en un sorteo que se realizará mañana a la 1 de la tarde.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados