Fútbol inglés

article title

El Chelsea de Conte, cinco razones para creer

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cuatro días para que comience la Premier League. La liga del dinero. El reparto televisivo es más equitativo que en cualquier otro lugar y si a ello le sumas las ingentes cantidades que pagan las cadenas por su emisión, hasta los equipos más modestos son capaces de permitirse grandes traspasos. Puede que algún día todo su poderío se les vuelva en contra a los británicos, pero actualmente los salarios que ofrecen y las dificultades que ponen para que sus jugadores salgan hacen que la competitividad interna sea gigantesca. El vivo ejemplo es el Chelsea, que la pasada temporada terminó 10º cuando la anterior había sido el campeón. Antonio Conte ha arribado en la capital inglesa para devolver a los blues a lo más alto y estas son las 5 razones para confiar.

1.- Competitividad italiana

Es inherente a todo italiano. Nunca se los puede dar por muertos porque cuando más débiles los consideras, más fuertes se hacen. Muchos clubes y técnicos transalpinos no apuestan por un fútbol de calidad pero en el caso de Conte además sí que lo hace. Sus resultados en la Juventus fueron excelentes, dominó y arrasó en la Serie A y de no haber sido por el Barça habría logrado un triplete. Al frente del combinado nacional peleó con un equipo muy inferior a Alemania, principal favorita, y solo los penaltis pudieron con los italianos. Juego más eficacia es igual a éxito asegurado.

2.- Eden Hazard

Tras una temporada gris, muy gris, negra incluso, se ha exhibido con Bélgica en la EURO y parece haber recuperado el gran nivel que mostró años atrás. Es el jugador diferente del Chelsea, el que decide los partidos y si el belga está a un nivel alto -acompañado por el gran elenco de futbolistas que tienen los blues- el Chelsea puede aspirar a ser campeón. Todos los veranos suenan cantos de sirenas desde Madrid y París, principalmente, pero nadie saca al ‘10’ de Stamford Bridge.

3.- No visitarán Europa

La pésima temporada iniciada por José Mourinho y continuada sin brillantez por Guus Hiddink no le permitió al club rico de Londres sacarse un billete para jugar competiciones europeas; ni vía liga, ni vía copa ni por medio de Champions o Europa League. Tendrán que contentarse con tres competiciones y de sobra es conocido el gusto de rotar en las primeras rondas coperas que ya ha costado más de un disgusto a los grandes, por ello la Premier ha de ser el principal objetivo del Chelsea y tiene a su favor que el resto de sus competidores disputarán cuatro competiciones. Lesiones, cansancio acumulado… serán menos peligrosos para los blues.

4.- Profundidad de plantilla

Si a tener una competición menos en el apretado calendario británico le sumas un fondo de armario envidiable, el Chelsea podrá utilizar a sus mejores hombres cada fin de semana. Precisamente ese fue uno de los aspectos que condenó al Tottenham en beneficio del Leicester en el sprint final del pasado año. Muchas y diferentes opciones en ataque; extremos puros como Pedro o Cuadrado, mediapuntas de calidad como Óscar, Willian o Hazard, centrocampistas de varios cortes como Fàbregas, Matic, Kanté… bestias arriba de la talla de Diego Costa, Remy y Batshuayi, una defensa sólida comandada por John Terry como desde hace… y la portería bien cubierta por Courtois y Begovic. Además de millones de sobra en la chequera de Abramovich que sabe como utilizar y no dudará en hacerlo.

5.- Un esquema difícil de atacar y defender

Antonio Conte es un enamorado de la defensa de tres. En la Juve y la selección italiana lo ha usado frecuentemente y sus rivales solo han podido derrotarlo gracias a las individualidades. No tendrá a Bonucci, Chiellini y Barzagli pero si consigue desempeñar este esquema en Inglaterra sembrará el desconcierto en sus rivales. Pero no por ello descuida la habitual defensa de cuatro, posee diferentes recursos para partidos específicos y en función del rival decidir cuál es el más fructífero. Veremos cómo funciona el 3-5-2 de Conte en la Premier; a Brendan Rodgers le valió para mantenerse invicto durante meses con uno de los Liverpool más mediocres de la última década (2014-15), así que si el sistema funciona y las armas tienen más pólvora…

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados