Sudamérica

article title

Lanús: el semifinalista novato de la Libertadores

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Lanús alcanzó por primera vez en su historia las semifinales de la Copa Libertadores, lo logró en su sexta participación en el torneo de clubes más importante del continente americano bajo la dirección técnica de Jorge Almirón y una gestión institucional correcta presidida por el presidente, Nicolás Russo.

Anteriormente, los éxitos internacionales vinieron en la Copa Conmebol de 1996 tras vencer en la final al Independiente Santa Fe colombiano y en la Copa Sudamericana de 2013, donde se impusieron en los duelos decisivos al Ponte Preta brasileño.

Las salidas en 2016 del defensor central Gustavo Gómez, del polifuncional Víctor Ayala, los mediocampistas Gonzalo Castellani, Miguel Almirón y los delanteros Oscar Benítez y Pablo Mouche  luego de alcanzar su segundo título en la historia del medio local, auguraba un porvenir incierto, que disiparon con buenas actuaciones que consolidó un proyecto más allá de las constantes bajas que deben experimentar en los mercados los clubes sudamericanos.

El camino al logro

El modesto equipo de una ciudad de aproximadamente medio millón de habitantes ubicada dentro del denominado Gran Buenos Aires se hizo protagonista de la edición de 2017 tras sortear el Grupo 7 que completó el Nacional uruguayo, el Chapecoense brasileño y el Zulia FC venezolano. En esa instancia, el “Granate” avanzó como primero, producto de cuatro triunfos, un empate y una derrota en su estreno contra el elenco charrúa.

En octavos de final les tocó visitar la afamada altura paceña de Bolivia de la que sacó un 1-1 en el duelo de ida contra el The Strongest, al que eliminó en casa por una mínima ventaja de 1-0 concretada a cinco minutos del final por uno de los cinco mayores goleadores en la historia del equipo, José Sand.

En cuartos de final llegó la gran gesta ante un rival ampliamente conocido y con siempre ansias de ratificar internacionalmente la grandeza que posee en Argentina. San Lorenzo, (“El equipo del papa”) se planteaba como un hueso duro de roer que ratificó en el encuentro de ida escenificado en el estadio Pedro Bidegaín donde obtuvo un contundente 2-0 que se tornó muy complicado para la aspiración de trascender.

Sin embargo, Lanús se hizo fuerte en “La Fortaleza” e igualó la serie 2-2 que definió en una impecable tanda de penales en la que Alejandro Silva, Nicolás Pasquini, Diego Braghieri y Lautaro Acosta sentenciaron.

En semifinales tendrán al River Plate, otro difícil escollo en el que no parten como favoritos, mientras que su posible contrincante en una hipotética final (Barcelona y Gremio) igualmente están más curtidos en estas instancias.

Los que buscarán la gloria   

Lanús cuenta con un plantel compuesto por futbolistas experimentados que son referentes, tal es el caso del zaguero de 37 años, Maximiliano Velásquez, que tiene el peso de ser el jugador que más veces vistió los colores del “Granate” y el también defensor, Diego Braghieri, de 30 años.

Román Martínez, de 34 años, pone la experiencia en un centro del campo en el que el defensivo Iván Marcone y el ofensivo Nicolás Pasquini son habituales hombres claves en las alineaciones.

Por su parte, la delantera se nutre de jugadores de jerarquía que el estratega rota constantemente por la capacidad goleadora de los mismos, José Sand, de 37 años, Germán “El Tanque” Denis, de 36, Lautaro Acosta, de 29 y el uruguayo Alejandro Silva, de 28, conforman un ataque de respeto para cualquier rival y ellos buscarán ser artífices de la consagración de la institución.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados