Fórmula 1

article title

Así es Lance Stroll, nuevo piloto de la Formula 1

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Williams confirmó en Canadá a Valtteri Bottas y a Lance Stroll como pilotos oficiales para la temporada 2017. De esta forma, el joven canadiense de 18 años reemplazará a Felipe Massa, convirtiéndose así en el más joven de la parrilla – Verstappen tiene 19. Se rumorea, además, que podría llegar con entre 70 y 80 millones a la escudería.

Tras un año complicado, la escudería de Grove espera dar un paso adelante en 2017. El primer gran cambio es que Bottas, que acumula 5 años en la Fórmula 1, pasará a ser el líder del equipo: los 9 podios y la vuelta rápida en Rusia 2014 le respaldan. Stroll, por su parte, como segundo piloto, tendrá más libertad y, en principio, menos presión con tal de conseguir que se adapte lo más rápido posible. Más allá de todo lo especulado sobre las riquezas de su padre, no hay que olvidar que, independientemente de la diferencia entre categorías, el joven piloto canadiense llega con el título de la Formula 3 europea bajo brazos. También ganó la Formula 4 italiana en 2014. Y también estuvo en la escuela de jóvenes pilotos de Ferrari desde los 11 años hasta 2015.

Uno de los grandes hándicaps a los que Stroll va a enfrentarse, en principio, va a ser el cambio de reglamentación. En este sentido, hay discrepancias entre los equipos sobre si es mejor contar con pilotos experimentados o no. Desde Williams consideran que un piloto novato minimizará los daños de la primera temporada si todos tienen que pasar este proceso de adaptación. Y que, por ello, merece una oportunidad. Por si ello no fuera suficiente, su padre ya se ha ocupado de organizarle, durante este año, numerosos tests privados para seguir formándose y aprendiendo.

Stroll está ilusionado con la oportunidad y asegura que nunca va a ser capaz de agradecérselo lo suficiente a Williams. Llegar con 18 años a la Formula 1, en efecto, no es sencillo ni mucho menos lo habitual. Pero, como suele decirse, lo más complicado no es llegar, sino mantenerse. El dinero que posee a sus espaldas ayuda, pero a la larga necesitará demostrar su valía. La temporada que viene veremos de lo que es capaz y si tiene mimbres o no para suceder a Jacques Villeneuve, el último canadiense que compitió en la Formula 1 y que, además, la ganó en 1997.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados