Se habla de:

Fútbol alemán

article title

Lahm, la lesión que provoca un efecto dominó

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

No hay peor noticia para un aficionado del Bayern München que levantarse tranquilamente un martes y encontrarse de momento que Philipp Lahm, que lo estaba jugando todo y que estaba siendo pieza clave para Pep Guardiola en esta primera vuelta del campeonato, se ha lesionado en el entreno matinal y que causará baja el resto del año y los primeros meses del siguiente por una lesión en el tobillo. Ya de por sí, sorprende de entrada que sea Lahm el afectado por una lesión. Desde que se rompiera el ligamento cruzado anterior durante la temporada 2004-2005, el ex capitán de la selección alemana solo ha estado de baja 56 días, equivalente a 17 partidos oficiales. Se perdió más partidos (40) mientras se curó de su lesión de rodilla que en estos 10 últimos años.

El hombre que quizás esté mucho más preocupado por la lesión del ahora centrocampista no será que Guardiola. Según sus propias palabras, Philip Lahm era “el jugador más inteligente” que había entrenado en su carrera en los banquillos. Además de a un excelente lateral y capitán, Guardiola pierde a uno de los jugadores que mejor comprendía su filosofía y su idea de juego. Es de los pocos que comprenden todas sus explicaciones tácticas sin tener que preguntar ninguna duda sobre ellas, lo que ha facilitado su rápida adaptación al puesto de interior con mucha presencia en tres cuartos en campo rival. Formaba un tándem muy completo junto a Xabi Alonso que ahora se ve incompleto. La “supuesta” recuperación de Schweinsteiger le vendría como un anillo al dedo al entrenador catalán para poder construir su medio campo en estas últimas semanas de competición del año 2014 si los recambios no funcionan.

Precisamente el Fussballgott es el protagonista de este párrafo. Lleva desde mayo sin jugar un partido con el Bayern (solo jugó unos escasos minutos en la gira americana del club al regresar de sus vacaciones). Sí llegó al Mundial de Brasil, aunque bastante justo. Su lesión de rodilla ha provocado que se reincorporara a los entrenamientos a principios de este mes. Tras solo dos semanas entrenando con el resto de sus compañeros, se duda que pueda incluso jugar el próximo fin de semana ante el Hoffenheim. Hasta principios de diciembre, se supone, que no estará listo del todo para disputar un número, más o menos, considerable de minutos. Sebastian Rode tiene todas las papeletas para ser titular las próximas semanas. No desencantó cuando compartió puesto en la medular con Xabi Alonso en Gelsenkirchen.


Hojbjerg, de tener los dos pies fuera, a tener los dos casi dentro

El joven talento danés concedió una entrevista al diario alemán Kicker esta semana donde hablaba bastante claro sobre sus intenciones de abandonar el club (no especifica si temporalmente) por la falta de minutos. Ha participado en un total de 8 partidos entre todas las competiciones, sumando algo más de 200 minutos entre todos (ninguno completo). Gladbach, Augsburg y Hannover aparecían como candidatos para el mediocentro. Hasta el lunes, su marcha parecía clara, pero la lesión inoportuna de Lahm puede hacer cambiar de opinión a su entrenador. Thiago, Lahm, Javi Martínez y Alaba no podrán participar en el stage invernal en Doha y hasta febrero no estarán disponibles para jugar, teniendo también en cuenta el periodo de aclimatación física y técnica que necesitarán para estar al mismo ritmo que sus compañeros. Las oportunidades para Hojbjerg crecen.

Este es el efecto dominó que provoca la simple lesión de un jugador. Un jugador que parecía que iba a hacer las maletas en busca de otro equipo parece que podría no hacerlas, otro que debe apurar para volver rápido de su lesión y el restante que ha pasado a ser en dos semanas de suplente habitual a ser probable titular en los partidos que quedan de la primera vuelta.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados