Tenis

article title

La WTA en juego en Nueva York

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Nueva York, la ciudad que nunca duerme. En la pista de tenis más grande del mundo. Y dentro de dos semanas el desenlace. La WTA busca nueva dueña. Una defensora: Serena Williams. Tres aspirantes (con más o menos opciones): Angelique Kerber, Garbiñe Muguruza y Agniezska Radwanska.

Llegamos a Nueva York en la siguiente situación: Serena encabeza el ranking con 7.050 puntos. Kerber persigue a la menor de las Williams con 6.860. Garbiñe alcanza los 5.830 y Radwanska con 5.340 (que serán más tras su actuación en New Haven.

Hablemos de Serena, que para ello es la actual nº1. Lidera el ranking desde febrero de 2013 y pasado el US Open llevará 186 semanas consecutivas, igualando a Stefanie Graf. Con salir de Nueva York como nº1, la menor de las Williams superará a Stefi Graf con 187 semanas consecutivas como líder WTA.

Para asegurar el nº1, Serena debe ganar el título. Pero dependiendo de resultados externos, puede mantenerlo sin ganar el US Open. Alcanzar las semifinales que defiende de 2015 es un seguro. Son 780 puntos del último US Open. La distancia que le separa de Kerber es de apenas 190 puntos.

LEER MÁS: Historia de Wimbledon

Metemos a Angelique Kerber en el tablero y la cosa se pone interesante. A medida que la alemana avance rondas, Serena estará obligada a seguir adelante en Flushing Meadows. Los QF de Kerber obligan a Serena a ser finalista. Y quizás lo más interesante de todo, una final entre americana y alemana, pondrá en juego el título y el nº1.

La germana sería la 22ª mujer en liderar el ranking WTA desde 1975. Para cerrar la ecuación entre Serena y Angelique, la alemana tiene ventaja ya que sólo defiende 3R de 2015 (130 puntos) lo que le da 460 puntos gratis. Eso quiere decir, que para al menos irse de Nueva York con la misma distancia sobre Kerber que al llegar, Serena debe sumar 460 tantos más que Angelique.

Tras analizar el duelo americano-germano, apuntamos las dos opciones de las dos raquetas que pueden alcanzar la cima WTA, no son ni de lejos tan numerosas como las de Kerber, pero están ahí. Hablamos de Garbiñe Muguruza y de Agnieszka Radwanska.

 

 

Para Garbiñe, el nº1 pasa por jugar la final en Nueva York y posiblemente por ganar el título. De ser finalista, el nº1 será posible a menos que Kerber sea también finalista. En el caso de Garbiñe, le beneficia enormemente que en 2015 apenas defienda 70 puntos.

Por último, Radwanska también puede asaltar el trono de Serena en Nueva York. La situación de la polaca es similar a la de la hispano-venezolana. Necesita ser finalista y muy posiblemente ser campeona en Nueva York. Sólo entonces tendrá alguna opción de liderar la WTA.

Matemáticamente, sólo hay cuatro raquetas que pueden salir como nº1 de la WTA tras Nueva York. Serena y Kerber cuentan con la mayoría de las papeletas y en la recámara estarán esperando Garbiñe y Radwanska. Pero no olvidemos que hablamos de un torneo con 128 raquetas y siete partidos necesarios para el título. El reto es mayúsculo. Y el espectáculo está servido. La WTA en juego en Nueva York

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados