Se habla de:

Fútbol inglés

article title

La vuelta del portero santo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Viendo los históricos problemas en la portería del Newcastle, parece impensable que se pudieran deshacer de Fraser Forster en 2012. Más inaudito parece que nunca debutara oficialmente como portero magpie, desde 2006 perteneció al primer equipo, al menos así se lo hicieron saber cuándo con 17 años fue convocado para un partido de Europa League entre el Eintracht de Frankfurt y el Newcastle. Esa misma temporada fue el portero suplente en varios partidos de Premier League, donde no tuvo oportunidades. Por delante estaban porteros como Shay Given, Steve Harper, Pavel Srnicek o Tim Krul, actual guardameta lesionado de la portería de los del Tyneside.

Con esa edad, un portero no podía esperar que los astros se alinearan mientras esperaba un milagro jugando en el Newcastle reservas, la dirección deportiva, encabezada por Sam Allardyce le dio la opción de marcharse como cedido al Stockport y la temporada siguiente al Bristol Rovers de League Two. En el 2009 se hizo dueño y señor de la portería del Norwich City, equipo con el que ganó la League One y ascendió a League Championship.

Los ojeadores del Celtic de Glasgow se fijaron en las actuaciones de un portero de 201 centímetros con grandes reflejos y cuyo equipo no le iba a dar una oportunidad. A pesar de no contar con él, el Newcastle rechazó la oferta de compra del Celtic, que solo obtuvo una opción de compra al término del segundo año de cesión. Tras pagar el cuadro católico 2.5M€, el de Hexham dejó de pertenecer al Newcastle para ser miembro de pleno derecho del Celtic.

En esas dos campañas ya había sido titular indiscutible en todas las competiciones y con los Hoops siguió durante las siguientes dos temporadas como auténtico muro de la portería escocesa. Muchos recordarán el milagro de Celtic Park cuando el cuadro local venció por 2 a 1 al FC Barcelona en la fase de grupos con goles de Wanyama y Watt, pues bien, el guardián de aquella machada fue Fraser Forster que cerró la puerta del gol a los Messi, Alexis, Pedro, Xavi, Villa, Cesc o Iniesta que intentaron de mil y una formas llevarse los tres puntos de Glasgow, y que solo pudo batir un tal Messi que tiene 5 balones de Oro aprovechando un rechazo en el añadido de la segunda mitad.

Esas exhibiciones no pasaron desapercibidas para los mejores clubes ingleses, aunque sus porterías estaban bien cubiertas siempre, y el Celtic quería una gran suma que no se podía invertir en un portero suplente. La rumorología le situó en el Arsenal de Wenger, aunque quedaba la duda del rendimiento al primer nivel. El salto de la Premiership escocesa a la Premier League es cada vez más elevado debido al nivel de ambas ligas que se está acentuando en la última década. Las dudas estaban presentes, pero fue el Southampton el que pagó 12.5M€ al Celtic para dar un salto de calidad en la portería de los Saints. Igual parecía demasiado dinero por un portero de una liga menor, pero ya había sido convocado y había debutado como cancerbero titular de la selección inglesa, en la que debutó con Hodgson en el banquillo el 15 de noviembre de 2013 en la derrota inglesa por 0-2 ante Chile y con la que lleva 3 internacionalidades hasta la fecha. Viendo su magnífica recuperación, puede que Hodgson vuelva a contar con él como suplente de Hart y sea Butland el que complete la terna de porteros en la EURO 2016.

Desde la primera jornada se ganó la confianza de Koeman como guardameta titular tanto en Premier League, como en FA Cup, como en Capital One Cup. Hasta que llegó el fatídico 21 de marzo, Forster había jugado 37 partidos encajando 29 goles y dejando su portería a cero en 22 ocasiones. Números que coronarían a cualquiera como mejor arquero de la Premier League, pero una inoportuna lesión despejando un balón en largo le produjo una rotura de ligamentos en la rodilla de su pierna izquierda.

Tras nueve largos y duros meses de recuperación y fortalecimiento muscular de las zonas contiguas a la rodilla izquierda, el portero volvió en enero a jugar con el primer equipo del Southampton en la jornada 21 de la Premier League, desde entonces han pasado seis jornadas con Forster en el once titular y los saints no solo siguen invictos con el inglés en la portería, sino que no han encajado goles en estos seis últimos partidos. Ni Watford, West Brom, Manchester United, Arsenal, West Ham y Swansea han podido batir a Forster en los últimos 540 minutos de Premier League. Los saints eran décimo terceros en una temporada muy irregular tras las buenas sensaciones de la campaña pasada, en esta racha de partidos, en St. Mary’s ya respiran el mismo optimismo que el pasado año y se sitúan séptimos, muy cerca de asaltar la plaza europea del Manchester United.

Ya con la rodilla en forma, el Southampton deja atrás el rendimiento irregular de Stekelenburg, y el erróneo experimento de Kelvin Davis, que a sus 39 años está lejos del nivel que tiene que mostrar un portero de Premier League. Ha vuelto el portero de los milagros, el de las ‘clean sheets’ y el de las paradas imposibles.

Fraser Forster. Mejores paradas 2015-2016

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados