Real Madrid

article title

La vida monocolor

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
 Estas líneas van dirigidas a aquellos que son incapaces de reconocer que su equipo juega mal o que no mereció ganar, como si le fueran a quitar el carné de aficionado. O peor, como si le fueran a llamar traidor. Aunque vale para todos los equipos, me referiré en concreto a los radicales blancos, los del Real Madrid. Esos que te insultan, te dicen que te guardes la bilis (¿sabrán lo que es eso más allá de una frase hecha?) y determinan si eres buen periodista o no en función de si piensas como ellos o al revés.

Todo aquel que sea objetivo habrá visto que el inicio de temporada del Madrid no ha sido bueno. Le salvaban los resultados hasta el día del Villarreal. Pero pobre de ti si se te ocurría decir que este Madrid no jugaba a nada. Y si criticabas al Madrid en Las Palmas por bajar el pistón y perder dos puntos en los últimos minutos, rápidamente te llamaban antimadridista. Ojo, si el Madrid gana en el último minuto, hablamos de virtud eterna, de sello ganador. Pero si le marcan al final, no se puede calificar de fracaso…

Morata y su gol salvador ante el Sporting | Getty

Morata y su gol salvador ante el Sporting | Getty

El martes pensaba que el Madrid caería claramente en Dortmund. El Borussia es un equipazo y ha firmado un gran inicio de temporada. Pues otra vez era antimadridista. Estuvo a punto de ganar, sí, pero también pudo perder. Hasta el primer gol fue borrado del campo. Marcó un gol al contraataque y otro a balón parado. Tuvo 25 minutos de control en la segunda parte y después no olió el balón. Pero si dices que el Madrid no controló el partido, ya eres anti, otra vez.

El fútbol es pasión y los goles son alegría, pero creo que no está reñido con el análisis y la objetividad. Es normal que todo el mundo quiera que gane su equipo, incluso de manera injusta y con un penalti inexistente en el último minuto. Pero se pueden reconocer los fallos y hacer autocrítica, es la única manera de mejorar, como hizo Keylor Navas al acabar el partido. Está bien ver el fútbol de un color, pero hay que darse cuenta de que a veces la camiseta se mancha y hay que meterla a la lavadora. Como algunas opiniones…

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados