Valencia

article title

La verdadera “Mentalidad Ganadora” del VCF

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Está costando mucho. Tanto como sentar al hijo estudiante delante de un libro e hincar codos con la ‘Playstation 4’ rondando por el suburbio , como renunciar para siempre al vicio del cigarro o como ir a curso por año en una ingeniería de caminos. La mentalidad moderna, la del siglo XXI, la de formar parte de un entorno donde un magnate ha comprado tu club, no llega a echar raíces como debiera. Ni tan siquiera la llegada de jugadores avanzados en edad y con poco recorrido para recuperar el desembolso o sacar beneficio ha bastado para eliminar los corsés del pasado. El Valencia sigue siendo para demasiadas voces, aun con Negredo y Enzo Pérez, un club de paso. Una casa donde no se puede dar cobijo a un elenco de estrellas que permitan soñar a los suyos segundo tras segundo. Y francamente, me escandaliza y encrespa.

Peter Lim está acentuando nítidamente que el negocio en el Valencia CF no ha venido a hacerlo con los futbolistas. Ha tardado como Marco en encontrar a su mamá en Tucumán para poder cumplir su gran meta, la de ser dueño y señor de un club de fútbol. No concibo al señor Lim ahora utilizando el juguete para sacar rentabilidad económica a cualquier precio. El magnate de Singapur quiere un Valencia que compita con los mejores a corto plazo. Sin reservas. Y para levantar títulos no se puede estar pensando en una plantilla con poco nivel en cuanto a profundidad o en vender a los realmente buenos por más peculio de lo que costó. Como empresario que es -y de los buenos- seguro que buscará retorno a la inversión que ha hecho en el Valencia pero, por las pistas que está dando, no con los futbolistas. La expansión de la marca VCF, los nuevos contratos publicitarios, la explotación del Nou Mestalla, los nuevos acuerdos televisivos… son fórmulas para conseguirlo. Pero Peter Lim quiere un Valencia grande que en un breve espacio de tiempo esté peleando con los mejores por las cotas más altas. Y para ello, los grandes futbolistas han de ser intocables. Todos. Reunidos y ayudados por grandes fichajes. Es la única receta para que Lim consume su sueño y, por ende, el valencianismo el suyo.

Afirmaciones como “hay que aguantarlo un poco más porque todavía es muy joven. Cuando juegue partidos en la Champions y tenga 26 o 27 años ya será el momento de dejarle salir” hurgan en mi bienestar. Esas aserciones convierten mis días en largos y tediosos. Ha llegado el momento de resetear el disco duro. Al igual que debimos acostumbrarnos por necesidad a la economía de guerra o al puño cerrado en el Valencia pasado, todavía demasiado vivo a pesar de los halagüeños advenimientos, invito a cambiar la tarjeta de memoria. Pongámosle mayor capacidad. Pasemos de 16 a 128 gigas.

El Valencia ha de convertirse en el paso final de un jugador en su carrera deportiva. Ha de ser el club en el que soñó jugar desde pequeño, en una referencia mundial que permita al futbolista colmar sus aspiraciones. Dejemos la mediocridad enterrada. Apostemos por un club donde las grandes estrellas, de la casa y de fuera, enloquezcan con la posibilidad de ser blanquinegros de por vida. A pesar de las diferencias con Madrid y Barça en cuanto a repercusión, presupuesto y seguidores, no les veo soltando a sus mejores peloteros a pesar del interés de grandes clubes europeos. El Valencia, y más con el sustento de argamasa que supone la entrada de Peter Lim al club, ha de pararse en esos escaparates, ha de prestar atención en esas cristaleras y dejar de una vez las tiendas de medio pelo en las que se frenaba antaño a ver bufandas con pelotillas o pantalones de pana gruesa y áspera. Si se apuesta por la pana que sea para “cortarla” y por la de algodón premium, con bolsillos al bies y bolsillos ribeteados con botón en la parte trasera. Cuestión de adaptarse al momento. Y el Valencia vive el de la modernidad y riqueza. Pensemos en grande. De una puñetera vez.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados