Baloncesto

article title

La última maravilla de Llull provoca un cambio de líder

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Horas después de que Curry se coronara con un buzzer beater des de 10 metros, Llull vio su apuesta y la dobló, anotando un triple imposible de campo a campo para dar el triunfo al Madrid en su visita a Valencia. Esa espectacular bomba hizo explotar de alegría a la parroquia blanca y de rebote a la azulgrana, y es que el Barça lo aprovechó para ganar en Zaragoza y situarse como nuevo líder de la liga. Pero el espectáculo de ésta 21ª jornada no termina aquí.

Final cruel. El Valencia dormirá hoy fuera de su cama, en una segunda posición que hacía mucho que no visitaba. Un canasta de Diot parecía el golpe definitivo de los valencianos al Madrid, pero a Llull aún le quedaba una bala y la disparó con la precisión de un francotirador, dejando La Fonteta sin voz y situando el 94-95 en el marcador. El regalo lo abrió el Barça, que volvió a contar con un gran Satoransky (10 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias) y tumbó a un CAI que sigue sin encontrar su juego (76-87). La mejor noticia para los de Pascual, a parte del liderato, fue la actuación de un Tomic que se pareció al del inicio de temporada (11 puntos y 11 rebotes).

Rachas interminables. No levantan cabeza el ICL Manresa y el Rio Natura Monbus. A los manresanos no les sirvió de nada el partidazo de Musli y Grigonis (20 puntos y 11 rebotes el primero, 20-8 el segundo) y cayeron ante un Montakit Fuenlabrada (73-78) que sigue de dulce y se consolida en posiciones de playoff. Con la de ayer, ya son ocho derrotas en los últimos nueve partidos para el ICL, que no pudo frenar al tridente formado por Popovic, Paunic y Wear, que anotaron 52 de los 78 puntos de su equipo. En las mismas se encuentra el Obradoiro, con una victoria menos (6) y a solo dos partidos del descenso. Los de Moncho Fernández encajaron en Sevilla (67-58) su séptima derrota consecutiva, en un terrorífico partido en la parcela ofensiva. Lo aprovechó el Baloncesto Sevilla para sumar la séptima victoria del curso, entregados a los centímetros de Balvin (14 puntos y 17 rebotes) y a la puntería de Bamforth, MVP de la jornada con 20 puntos y 24 de valoración.

Otra jornada en el descenso. Peor están las cosas para Movistar Estudiantes y Retabet.es GBC, que sumaron 17ª derrota de la temporada y continúan estancados en las posiciones de descenso. Los madrileños fueron arrollados en Vitoria (107-77) por un Laboral Kutxa que suplió la baja de Bourousis a golpe de triple (17/31, igualando su tope). Los de Perasovic rompieron el partido con 7 de 9 triples en el primer cuarto, consiguiendo un contundente parcial de 35-19 del que los de la capital no se supieron reponer. Mejor imagen ofreció el Gipuzkoa, aunque con idéntico resultado. Los de Fisca plantaron cara al Herbalife Gran Canaria de la mano de Urtasun y Llompart, pero acabaron entregados a los geniales bases de los canarios (79-87). Entre Oliver y Pango anotaron 38 puntos con un espectacular 8 de 10 en triples, mostrándose imparables en todo momento.

Objetivos claros. Gran jornada para Dominion Bilbao e Iberostar Tenerife. Los de Sito Alonso derrotaron a un rival directo en la lucha por los playoff, el MoraBanc Andorra (83-72) y se confirman en las posiciones de post-temporada. Hannah (20 puntos y 7 asistencias) lideró la ofensiva local, bien secundado por los eternos Hervelle y Mumbrú, con 16 puntos cada uno. La mejor noticia para los visitantes fue el buen partido de Holt (14 puntos) en su debut. A la misma lucha que el Bilbao se apuntó el Tenerife, que derrotó al FIATC Joventut (73-68) situándose a un solo triunfo de los playoff y alejándose definitivamente del descenso. Un gris Richotti decidió en los instantes finales ante un equipo catalán que sigue en zona de nadie, a la misma distancia de los playoff que del descenso.

Sigue el drama. Unicaja confirmó que se encuentra en el peor momento de la temporada y lo hizo cayendo sin oponer resistencia (79-90) ante un UCAM Murcia que ahora ocupa su posición en los playoff. Plaza no consigue dar con la tecla y su equipo sigue desintegrándose partido a partido, y ante los murcianos solo se salvó Jackson (16 puntos), el único junto a Thomas en superar la barrera de los 10 puntos. Una marca que superaron hasta cinco jugadores en un UCAM que sigue en su línea ascendente de la mano del dúo Campazzo-Antelo (16 puntos y 8 asistencias el primero, 15 el segundo).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados