Fórmula 1

article title

La tensa calma de Force India

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Aunque esta semana se elogiaron delante de la prensa, sus cruces verbales y sus choques dentro de la pista han sido un fuerte dolor de cabeza para los dirigentes de Force India: el mexicano Sergio “Checo” Pérez y el francés Esteban Ocon son dos personalidades difíciles con una relación tensa.

Pérez es uno de los grandes protagonistas del Gran Premio de Fórmula 1 de México que se disputa este fin de semana. El piloto mexicano y su compañero en Force India protagonizaron varios episodios llenos de tensión esta temporada.

GRAN PREMIO DE CANADÁ: EL INICIO

Después de la salida de Force India del alemán Nico Hulkenberg a Renault, Pérez perdió al compañero que lo había acompañado desde que llegó al equipo para la temporada 2014.

La llegada del debutante Ocon parecía, por edad (el francés tiene 21 años a diferencia de los 27 del mexicano) y por experiencia, un espaldarazo para Pérez. Pero Ocon demostró desde el primer momento su competitividad: está en el octavo lugar del campeonato de pilotos, apenas trece puntos por debajo de Pérez, séptimo.

El protagonismo de ambos, que han sido descritos por otros como los compañeros más duros que han tenido en Fórmula 1, empezó en Montreal. Pérez, cuarto pero con los neumáticos desgastados, le impidió el paso a Ocon, que había pedido permiso para adelantar y buscar el podio.

Ambos se acusaron después de la carrera. Ocon pidió que lo dejaran competir, que sentía injusta la situación. Pérez dijo que tenía que intentarlo y que el miedo era por los que venían detrás de su compañero. Para colmo, Sebastian Vettel atacó y se metió cuarto. El mexicano fue quinto y el francés, sexto.

GRAN PREMIO DE AZERBAIYÁN: CHOQUE EN LA PISTA, PALABRAS FUERA

Después de que Ocon asegurara que en Force India no habían “piloto uno y piloto dos”, sino que ambos partían desde la misma posición y oportunidades, el cruce verbal se transformó en uno físico.

En el circuito de Bakú, con 21 vueltas disputadas, Pérez era tercero, con posibilidades de conseguir un podio, algo que no logra desde 2016. Pero Ocon atacó para rebasarlo y acabó impactando con el mexicano.

Pérez continuó algunas vueltas más, pero en la 41 abandonó después de 37 carreras terminadas (la última que no pudo concluir fue la de Hungría en 2015). Ocon culminó sexto.

“Terminó con la carrera de ambos”, aseguró el mexicano del francés, que calificó de “ilógico” el movimiento de su compañero. “Dejamos ir la victoria, pero me llevo la gran carrera que estaba haciendo hasta antes del contacto”.

GRAN PREMIO DE BÉLGICA: OTRO CHOQUE Y MÁS REPRIMENDAS

El peor momento hasta ahora llegó en el mítico circuito de Spa-Francorchamps, después del parón veraniego y con el tema de los roces en teoría resuelto después de que el rumano Otmar Szafnauer, director de Force India, interviniera con amonestaciones para ambos.

En el arranque de la carrera, Pérez tocó a Ocon en un error que el mexicano asumió, pero hubo un segundo incidente entre ambos: el primero terminó con una llanta destrozada en la parte trasera y el segundo sufrió daños en el ala delantera.

A dos vueltas del final, Pérez se retiró y quedó clasificado en el lugar 17. Ocon, que afirmó que la relación estaba “rota” fuera del circuito, fue noveno.

Puso en peligro nuestras vidas, no es un piloto profesional, nunca lo había hecho con un compañero, ¿es porque soy debutante?”, atacó el francés. “Me decepciona que diga que intenté matarlo“, se defendió el mexicano.

Espero que no tengamos que cambiar a nuestros pilotos, pero ambos se tendrán que calmar y terminar la temporada sin incidentes o modificaremos nuestra alineación para 2018“, advirtió sin contemplaciones Szafnauer, que dio la indicación de que no podrán rebasarse entre ellos si eso significa poner la carrera en riesgo.

La amenaza caló hondo. Ambos pilotos se ofrecieron la paz y la aceptaron. Se elogiaron a su llegada a México para la antepenúltima carrera del año, pero la tensión todavía se nota en los eventos públicos a los que asisten.

Sin embargo, Ocon aseguró en tierras mexicanas que había recibido amenzazas de muerte en redes sociales, aunque recalcó que fuera de Twiter, el recibimiento había sido muy bueno. Pérez pidió a los aficionados mexicanos “apoyar al equipo” y dijo que no habían razones para ser malos con su compañero.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados