Champions League

article title

La semana perfecta de la Juventus

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En 5 días la Juventus ha disfrutado de una semana perfecta en la que ha dejado atado y listo para cerrar el cuarto Scudetto consecutivo y ha conseguido el pase a Cuartos de Final de la Champions League tras una gran actuación en el Westfalenstadion. Analizamos a continuación las claves de esta gran semana para los bianconeri.

Victoria en Palermo y Scudetto en el bolsillo

Se presentaba como un partido complicado y así lo fue. El sábado por la tarde la Juventus saltaba al Renzo Barbera para medirse a un Palermo en buena forma que esta temporada ha hecho de su casa un fortín. Además, Allegri optaba por algunos cambios pensando ya en el partido contra el Borussia del miércoles, lo cual hacía pensar que podría saltar la sorpresa.

Sin embargo, una Juventus más práctica que vistosa se llevó la victoria en un partido trabado, peleado, táctico y con pocas emociones ante un Palermo que tampoco hizo gran cosa para llevarse los tres puntos. Fue Morata quien terminó solucionando el partido para los bianconeri pocos minutos después de entrar en la 2ª parte con un gran gol. Un ‘gol-Scudetto’, como les suelen llamar en Italia.

Mientras tanto, el lunes la Roma volvía a pinchar y ampliaba su mala racha. Se preveía también un partido complicado para los giallorossi contra una Sampdoria muy competitiva esta temporada, y así lo fue. 2-0 para los locales, con lo cual la ventaja de la Juventus se ampliaba a +14 puntos (y el golaverage directo a favor) dejando visto para sentencia el cuarto Scudetto consecutivo de los bianconeri.

Golpe de autoridad en Dortmund y objetivo cumplido en Champions

Llegaba por fin el miércoles. La Champions League. El que muchos habían definido como el partido más importante de la temporada para la Juventus. Y lo era, vista la importancia del choque para los intereses bianconeros. Por un lado estaba el eterno objetivo, declarado en innumerables ocasiones por directivos, entrenadores y jugadores, de volver a estar de forma estable en el denominado ‘G8 europeo’. Por otro estaban los intereses económicos, visto que el acceso a Cuartos de Final ingresaría en las arcas de la Juventus un importe aproximado de 9 millones de euros. Y por otro, pero no menos importante, los intereses meramente deportivos, ya que si la Juventus pretende ser un equipo de primer nivel europeo el partido del miércoles era el escenario ideal para reivindicarse.

Pero probablemente ni los más optimistas pensaban que la reivindicación de los bianconeri sería de esta entidad. Un partido, el de la Juventus, que rozó la perfección en muchos aspectos: táctica, madurez, gestión del partido, clase… Y es que la Juve tuvo el partido donde quiso. Dejó el balón al Dortmund, que disfrutó de una más que estéril posesión, pero quienes realmente hicieron daño fueron Tévez, Morata, Vidal, Pereyra, Marchisio y compañía.

Un 0-3, el de ayer, que dejó a las claras la ambición y madurez de esta Juve, que en años anteriores había pecado de poca experiencia en terreno europeo, algunas veces hasta de presunción, y había fracasado en su intento de hacer buenos papeles en “la Europa que cuenta”. Mérito también de Allegri, que a la chita callando se dirige a toda máquina hacia el Scudetto en su primera temporada en la Juventus, superando además en resultados a su predecesor tanto en Champions (este año ya está en Cuartos, mientras el año pasado cayó en la fase de grupos), como en Coppa Italia (este año está en Semifinales, mientras el año pasado cayó en Cuartos).

Las lesiones, el único punto negativo

Si hay que destacar algo negativo de este periodo son las lesiones. En este aspecto los bianconeri están teniendo una de cal y otra de arena, visto que mientras Barzagli ya se ha recuperado y parece estar además al gran nivel que nos había acostumbrado los últimos años, la Juve ya no podrá contar con Cáceres para lo que resta de temporada.

En medio campo parece que Pirlo pronto estará disponible, pero, a la espera de evaluar la entidad de su lesión, Pogba podría ser baja por un tiempo. Sturaro y De Ceglie, aunque son lesiones menores, tienen también para unos 10-15 días, mientras que prácticamente no se ha podido contar en toda la temporada ni con Rômulo ni con Asamoah.

Y, pese a todo, la Juventus ha sabido sobreponerse y los resultados hablan por sí solos. No obstante, sería bueno llegar al tramo final de la temporada con el máximo de efectivos posibles para poder ser así competitivos en todos los frentes y dosificar fuerzas para un final de temporada que se prevé apasionante.

El futuro, lleno de esperanza

El futuro próximo de la Juventus no puede verse de otra forma. A excepción del tropiezo en Coppa Italia contra la Fiorentina, todavía remontable en el partido de vuelta pese a todo, los bianconeri viven el que probablemente sea el mejor momento de la temporada.

Simplemente con dejarse llevar, en el campeonato doméstico no debería tener mayores problemas para conseguir el título. Algo que, sin duda, ayudaría a concentrar fuerzas en otros frentes, como el partido de vuelta de Coppa o, por supuesto, los de Cuartos de Final de Champions y lo que esté por venir.

Porque ‘Fino alla fine’, más que un lema, es un estilo de vida.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados