article title

La revolución del Arsenal comienza a dar sus frutos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Esteban GÓMEZ El éxito no se logra en terrenos fáciles. Las victorias no son destacadas si el terreno está en calma. Todo lo que entre en los planes tan sólo será reconocido por protocolo, por mantener una línea cordial, pero a pocos sorprenderá, a pocos llegará más allá de lo esperado.

En Inglaterra están viviendo una de las temporadas más emocionantes, inesperadas y competitivas que se recuerdan. La partida de póker que se preveía con los clubes de Manchester peleando junto al Chelsea de un viejo conocido como Mourinho ha recibido invitados sorpresas que lograron apuntarse sobre la bocina.

El Arsenal ha vivido uno de los veranos menos movidos que se recuerda en el entorno del club londinense. Quizás, demasiado. Ese estado de calma, de pocos cambios, de tranquilidad en materia de fichajes, hizo que el club del Emirates Stadium recogiera algunas de las críticas más elevadas. Nadie entendía que no ficharan, que no inviertieran ese dinero del que se afirmaba relucía en las arcas.

Sin embargo, justo sobre la bocina, Arsene Wenger lograba un fichaje mediático, explosivo, que devolvía ese carácter tan carismático a uno de los clubes más seguidos. El Arsenal fichaba, a base de talonario, a un extraordinario jugador, como es el caso de Mesut Özil, que dejaba atrás una etapa en el Real Madrid para encarar una nueva aventura en Inglaterra, campeonato donde afirmaba soñar con poder jugar algún día.

Un giro inesperado, que cerca de un mes después se ha convertido en una auténtico revolución, en una situación deportivamente magnífica, y que evidentemente ha hecho exaltar la caja de los elogios hacia el Norte de Londres. Tras seis jornadas de Premier League disputadas el Arsenal es líder en solitario, con una racha de resultados magnífica, que le han convertido en la gran sorpresa positiva de este inicio liguero, tanto en el fútbol británico como en toda la extensión del territorio europeo. Un equipo que está rindiendo de forma aplaudible, y que muestra ciertas claves básicas que explican su gran dinámica de resultados:

− Sin duda alguna, Mesut Özil. Hablar de uno de los mejores centrocampistas del mundo se convierte en algo sencillo. Llegaba procedente del Real Madrid con el claro cartel de estrella mediática, de jugador determinante, y desde su primer encuentro, con tan sólo diez minutos oficiales como Gunner, ya comenzaba a dejar claro que las expectativas se cumplirían. Magia, determinación, asistencias. Un jugador completísimo cuyo principal problema sea, quizás, esa irregularidad que le ha acompañado durante su etapa en Madrid. El fichaje mediático, el jugador por el que ya pasan todas las jugadas del Arsenal.

− Aaron Ramsey. La gran noticia de la temporada, pese a que tan sólo se han disputado seis partidos de Premier League. La lesión de Mikel Arteta hacía saltar todas las alarmas en el Emirates Stadium. Sin embargo, Ramsey ha sido capaz de coger los galones, y su rendimiento está siendo extraordinario, totalmente determinante. Un centrocampista cuya tarea no es la de marcar goles precisamente, pero que en seis jornadas ha logrado cuatro importantes goles. Un futbolista que está destacando como llegador, que siempre determina desde un segundo plano, y que se ha convertido en la gran noticia para Wenger, abriendo ahora el bendito debate para el técnico francés de continuar dando minutos a Ramsey o, por el contrario, devolver los galones a Mikel Arteta, ya recuperado.

− La mejor versión de Giroud. El delantero francés era consciente antes del inicio de la pretemporada de que debía dar un paso adelante para convencer a su compatriota Wenger. Y así está siendo. Tras un verano muy positivo se ha convertido en una de las piezas claves del equipo con cuatro goles. Tener la mejor versión de un delantero completo como Giroud es una gran noticia para el conjunto londinense.

El fútbol es inestable. La temporada comenzaba para el Arsenal de forma trágica. Tras ir ganando 1-0 frente al Aston Villa en la primera jornada los Villanos lograban darle la vuelta a la tortilla logrando una sorprendente e inesperada victoria por 1-3 en el Emirates, colocando en el disparadero a la figura de Arsene Wenger, al que se le pedía que reaccionara en el mercado de fichajes. Algo más de un mes después el Arsenal ha sumado sus cinco partidos desde entonces por victorias. El conjunto Gunner ha ganado 5 de sus 6 partidos de Premier League, con 13 goles a favor y 7 en contra. Son líderes en solitario con 15 puntos de 18 posibles, y toda la locura del futuro de Wenger ha sido abrumada por un sorprendente liderato, que ha convertido al equipo del Emirates en uno de los equipos más en forma del fútbol inglés y europeo. Regularidad.

− Poderío absoluto a domicilio. Tras ganar al Swansea el pasado sábado, el Arsenal suma de forma consecutiva 12 victorias lejos del Emirates Stadium entre todas las competiciones, reflejando una enorme competividad y regularidad, que evidentemente ayuda para que el conjunto londinense esté destacando tan notablemente esta campaña. Una dinámica de resultados abrumadora, que le colocan con el cartel de rival a temer cuando sus respectivos contrincantes deben recibirles.

El Arsenal se está proclamando como el ganador moral en este inicio de temporada. Fútbol dinámico, con jugadores de primer nivel mundial, que conjuntamente logran resultados de lo más competitivos. Líderes en solitario en Premier League, y con el gran objetivo de aspirar realmente a aquella época dorada de los Invencibles. Reto precioso para Arsene Wenger y los suyos esta temporada.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados