article title

La repesca en Europa y los juegos del hambre

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Borja PARDO – Europa vivia este viernes cuatro intensos duelos con cuatro billetes a Brasil en liza. Son la puerta de atrás de acceso al Mundial, son "los juegos del hambre". Tras el primer acto podemos concluir que Ucrania, Grecia y Portugal lo tienen en su mano para gritar "presente" cuando Blatter pase lista el próximo miércoles. Islandia y Croacia lo dejan todo pediente para la batalla final en Zagreb y Francia naufraga en Kiev pidiendo cita con la guillotina.


Yarmolenko celebra el 2-0 ante Francia / Getty

En Kiev se dio el gran titular de la noche: Francia está con pie y medio fuera del Mundial tras caer 2-0 ante los ucranianos. Los de Deschamps salieron con personalidad en un estadio que ya habían conquistado en la pasada Eurocopa (0-2 ante la Ucrania de Blokhin), fue un espejismo que duró 20 minutos. Tras dos chispazos de Ribéry, Ucrania activó los automatismos que ha implantado con maestría Fomenko, empezó a hacer llegar el balón a sus talentosos puñales (Konoplyanka-Yarmolenko), y el trivote Stepanenko-Edmar-Rotan devoró a Pogba-Matuidi. Un fallo de Debucky acabó en el 1-0 de Zozulya (61'). Deschamps dudó si aguantar el 1-0 o irse a buscar con determinación el empate. En la duda Koscielny cometió un penalti sobre Zozulya y Yarmolenko selló el 2-0 desde los once metros. Francia desquiciada e indolente, como personificó la expulsión de Koscielny por agresión, se vuelve a París con dudas, vacíos y miedos.

Este domingo se cumplen 20 años del 1-2 que firmó Bulgaria en el Parc des Princes en 1993 apeando a los galos del Mundial de USA'94. Dos días después llega Ucrania a Saint-Denis para firmar una nueva tragedia del fútbol francés.


Ivica Olic y Eidur Gudjohnsen disputan un balón / Getty

En Reykjavik se medían Islandia y Croacia, el partido empezó eléctrico, con los locales agobiando a Pletikosa y Modric tratando de hacerse con el mando del partido. El choque quedó condicionado cuando en el minuto 50 Olafur Ingi Skulason vio la tarjeta roja. Los islandeses en ese momento pensaron que el 0-0 era un éxito, y los croatas no tuvieron la determinación necesaria para lograr el triunfo. En el estadio Maksimir de Zagreb se decide todo. Los islandeses (320.000 habitantes) sueñan con hacer historia accediendo al Mundial, mientras que los croatas confían en hacer valer su fortaleza como local.


La alineación de Portugal ante Suecia en Da Luz / Getty

En Lisboa, el Cristiano Ronaldo vs Zlatan Ibrahimovic iba camino de tablas, en un partido decepcionante por momentos, en donde los escandinavos maniataron a su antojo a los portugueses durante 80 minutos. Con el empate en el horizonte más inminente un fogonazo de rabia de Cristiano en el 81' acabó con un gran testarazo que batió la meta Isaksson. Ese gol del crack portugués tiene un triple efecto: da la victoria a su selección en el primer acto, traslada toda la presión a Suecia en la vuelta a jugar el martes, y postula un poco más al delantero del Real Madrid como gran candidato a llevarse el Balón de Oro. 


Mitroglou celebra uno de sus dos goles a Rumanía / Getty

En Atenas, los hoplitas griegos, con mayor experiencia en estos dramas, apretaron los dientes, sufrieron y clavaron tres goles como tres lanzas a los animosos rumanos que notaron la baja por lesión de su mariscal Chiriches. Mitroglou fue el gran protagonista con dos goles -el otro fue de Salpingidis- y suma la espectacular cantidad de 22 goles en 21 partidos en esta temporada (dato vía @pedritonumeros). El 3-1 es un cómodo margen para los helenos pero no es ni mucho menos definitivo, ya que un 2-0 en Bucarest da el billete mundialista a los rumanos, algo por lo que luchan desde hace 15 años.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados