Se habla de:

Nigeria

article title

La renovada generación de las Águilas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Nigeria, selección fetiche histórica para los que nacimos en los 80 y vimos competir a los africanos en los mundiales del 94, del 98 y del 2002. No olvidaremos a grandes talentos como Jay Jay Okocha, un prodigio técnico y físico. Emmanuel Amunike, un todocampista que se desenvolvía por el centro del campo con gran llegada. Nwwankwo Kanu, clase, destreza y gol. Finidi George, uno de los mejores extremos de los 90. A los que añadir, los Rufai, Babayaro, Utaka, Oliseh, Ikpeba, Amokachi, Taribo West, etc.

Esa época acabó, y en el reinado de Obi Mikel costó volver a enamorarnos de una Nigeria más física y más tosca, pero con la misma esencia competitiva, lo que le valió campeonatos de África y participaciones mundialísticas.

El desarrollo físico, unido a las buenas escuelas técnicas de Nigeria, hicieron de las categorías inferiores un coto en el que los nigerianos se mostraban superiores en los campeonatos africanos y mundiales. La última hornada de estas jóvenes águilas ilusiona con volver a repetir los éxitos del pasado y encontrar sucesor a los ídolos de los noventa.

La aparición estelar de Kelechi Iheanacho en el Manchester City, ha derribado todas las etapas que de él se esperaban. Primero Dzeko, luego Bony hasta llegar a pisar los talenos al ‘Kun’ Agüero en el Manchester City en un equipo, con un entrenador que tiene predilección por los jóvenes talentos. Iheanacho ya ha disputado 6 partidos con la absoluta de Nigeria en los que ha marcado 4 goles. Con la sub-17, coronado campeón, balón de oro y bota de oro logró 11 goles en 12 encuentros. Su ratio de gol por minuto en el Manchester City es de un gol cada 91’, un promedio estratosférico para un chaval de 20 años.

Kelechi Iheanacho | Getty

Kelechi Iheanacho | Getty

Otro que ha derribado con fuerza las puertas de la titularidad ha sido Alex Iwobi. Arsene Wenger ha optado por la velocidad y el trabajo por banda izquierda de este nigeriano de 20 años que ya debutó la temporada pasada debido a las lesiones que afectaron al centro del campo gunner. En esta, es uno de los jugadores más utilizados en el Arsenal y con su velocidad y uno contra uno es el mejor arma para los contragolpes del cuadro londinense. Fue internacional en todas las categorías inferiores por Inglaterra, pero acudió a la llamada de la absoluta de Nigeria de Oliseh con quien cumplió un año de convocatorias. Su estreno como goleador se produjo el pasado 9 de octubre en una importante victoria nigeriana en Zambia.

Alex Iwobi | Getty

Alex Iwobi | Getty

Moses Simon ya es conocido como el ‘Cristiano Ronaldo nigeriano’ porque recuerda en sus movimientos al habilidoso portugués que deslumbró en Manchester, sus gestos y cambios de ritmo son su mejor arma, y con su altura, 1,68m, es capaz de reaccionar muy rápido para esquivar y dejar a los rivales clavados. Su toma de decisiones deja que desear, pero a sus 21 años está logrando hacerse un nombre en el fútbol tras llegar a Eslovaquia y firmar el año pasado por el sorprendente Gent belga donde está aprovechando cada oportunidad. Equipos como Liverpool y Tottenham ya se interesaron por él este pasado verano sin llegar a concretar ofertas. En Nigeria juega en cualquiera de las 3 posiciones de arriba, incluido la de delantero centro. 2 goles en 10 partidos con la absoluta es el balance de Simon con las Águilas.

Moses Simon | Getty

Moses Simon | Getty

Críado en la diversidad y el conglomerado tan elevado de la cantera del Chelsea, Kenneth Omeruo tuvo que salir de Londres, como casi todos, en busca de minutos. Las categorías de formación se quedaban pequeñas para desarrollar su potencial y empezó un carrusel de cesiones que a día de hoy no parece tener fin. Desde 2012, el nigeriano ha pasado por ADO Den Haag, Boro (2 temporadas), Kasimpasa y Alanyaspor. 5 años fuera de Londres en los que ha sido titular con frecuencia en cada etapa. A sus 22 años necesita estabilidad para crecer en una liga más competitiva que la turca. Debutó con Nigeria de la mano  del malogrado Stephen Keshi en enero de 2013, casi 3 años después ya ha disputado 29 encuentros, incluidos los 4 partidos disputados por Nigeria en el Mundial de 2014.

Kenneth Omeruo | Getty

Kenneth Omeruo | Getty

A pesar de su juventud, 23 años, Ahmed Musa es todo un veterano en el fútbol. Su etapa en Moscú mostró su potencial. Rapidez, definición y una ‘bala’ en los contragolpes. La fría Moscú le sentó mejor que Leicester, donde lucha por hacerse un puesto en la delantera de los foxes ante Vardy, Slimani, Okazaki y Ulloa. Ranieri le utiliza como revulsivo para las segundas partes, muchas veces entrando por banda izquierda dejando a Mahrez en la derecha. Con Nigeria debutó en 2010 cuando solo tenía 17 años, a día de hoy ya son 59 partidos los disputados por Musa en los que ha marcado 11 tantos y repartido 7 asistencias, otra de sus virtudes.

Ahmed Musa | Getty

Ahmed Musa | Getty

Ogenyi Onazi prometía mucho más en sus inicios en el mediocentro de la Lazio, donde fue criado tras su salida de Nigeria. El estancamiento del equipo, y del propio jugador propiciaron su salida este verano al Trabzonspor donde está adaptado perfectamente a la liga turca siendo uno de los jugadores más destacados del equipo otomano. Debutó  a los 19 años con Keshi, y ya son 39 partidos los que lleva Onazi en el timón nigeriano.

Ogenyi Onazi (I) | Getty

Ogenyi Onazi (I) | Getty

También son 23 los años que tiene William Troost-Ekong, central holandés de madre nigeriana que juega en Noruega prestado por el Gent belga. Con su más de 1,90 y su fortaleza física es un seguro en el balón aéreo, aunque carece de dominio de balón, lo que dificulta su progreso futbolístico. Compañero en el eje de Omeruo en esta nueva generación nigeriana ya ha disputado 7 encuentros y es fijo para el alemán Gernot Rohr en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia.

William Troost-Ekong (d) | Getty

William Troost-Ekong (d) | Getty

Por detrás, gente como Isaac Success, Taiwo Awoniyi o Chidibere Nwakali pronto cogerán el tren de la absoluta para dotar a Nigeria de una plantilla competitiva con profundidad de plantilla.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados