Se habla de:

Champions League

article title

La presión crece alrededor de Arsene

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Arsene Wenger es entrenador del Arsenal desde hace más de 20 años, pero la presión sobre su figura está al máximo nivel y la “humillación” sufrida ante el Bayern Múnich en la Champions League no ha contribuido a relajarla.

La derrota por 5-1 el martes en el Emirates Stadiun se sumó a la que sufrió por el mismo marcador en Múnich, por lo que el diario “The Sun” calificó lo sucedido como “otra noche de vergüenza”.

El “Daily Mirror” usó la ironía y aseguró que “los bochornos del Arsenal parecen actualmente tan regulares como los buses del norte de Londres”.

Algunos espectadores portaron carteles pidiendo su salida, pero Wenger, cuyo contrato termina a final de temporada, ya advirtió de que esperará hasta el fin del campeonato para tomar una decisión.

La irritación que le causa las dudas sobre su figura la dejó clara tras el partido, cuando ante la pregunta de un periodista sobre qué hacía falta cambiar en el Arsenal, respondió: “¿A qué se refiere con eso?”. “Yo creo que este club está en gran forma. Solo estamos pasando por una situación muy difícil en este momento. Lo que hace falta cambiar es el resultado en el próximo partido”, añadió.

El Arsenal necesitaba un milagro para avanzar a cuartos de final de la Champions. Empezó ganando 1-0, pero sufrió la expulsión de Laurent Koscielny al comienzo de la segunda mitad y todo terminó. No obstante, el técnico dijo sentirse orgulloso del juego de su equipo hasta ese momento.

Fue otra humillación“, espetó “The Mirror”. “Pero la ironía es que la actuación de la primera mitad contra el Bayern es del tipo que probablemente convencerá al jefe de los ‘Gunners’ de seguir”.

Wenger, de 67 años, encontró el apoyo del ex arquero alemán Jens Lehmann, que le dijo a “The Sun” que el técnico debería seguir más allá de esta temporada. “Creo que tiene que quedarse, porque hizo mucho por el club”, afirmó el ex portero del Arsenal. “La gente habla de su edad, si todavía tiene algo que dar y si todavía tiene influencia. Quieren un nuevo entrenador que venga con aire fresco. Pero al mismo tiempo es muy difícil reemplazar la inteligencia, y todos sabemos que es un hombre muy inteligente y todavía tiene el fuego dentro”.

Wenger también reaccionó con vehemencia cuando se le preguntó si el partido ante el Bayern fue probablemente el último que disputará en Champions League. “No lo sé”, dijo a los medios. “Ustedes siempre están preocupados por los titulares. Yo estoy aquí para hablar de fútbol, no de mi futuro”.

Con Wenger en el banquillo, el club de Londres llegó a la final de la Champions en 2006, pero perdió ante el Barcelona por 2-1. Desde 2011, sin embargo, no consigue avanzar de los octavos de final. El Arsenal ha convertido en un hábito recuperarse de las derrotas en los últimos años y el técnico francés asumió como su tarea levantar al equipo una vez más.

“El sábado jugamos los cuartos de final de la Copa inglesa y queremos centrarnos en eso”, advirtió. “Queremos hacer nuestro trabajo adecuadamente y prepararnos bien”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies