Fútbol inglés

article title

Premier League, arma de doble filo para los españoles

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La Premier League es un destino muy apetecible para muchos jóvenes españoles que ven como su progreso no es el que les gustaría y la Liga Inglesa presume de atractivo y poder económico para ofrecerles suculentos contratos. Pero, ¿realmente es una opción sensata emigrar sin madurar a un país con una cultura futbolística radicalmente opuesta?

Los ejemplos recientes han demostrado que, como mínimo, habría que pensárselo dos veces antes de hacer las maletas. Ha habido excepciones como Bellerín, De Gea o Cesc Fàbregas; principal demostración de que es posible partir siendo un niño y crecer en Inglaterra hasta convertirse en la piedra angular del Arsenal y volver a casa años más tarde convertido en héroe (aunque su segunda etapa en Barcelona acabase pronto). La mayoría de españoles que fichan por un club británico en los inicios de su carrera terminan regresando, principalmente en forma de cesiones por el elevado salario que allí se les promete, sin ser lo que eran. 5 jugadores que se fueron a la Premier y tuvieron que volver a España sin triunfar.

 

Carles Gil

El valenciano demostró su calidad en las categorías inferiores del Valencia y su salida al Aston Villa por 4.5 millones más variables se vio como el fin del mundo en Mestalla, era el canterano más prometedor del filial pero decidió aceptar un gran contrato en Birmingham. Sus inicios en la Premier fueron positivos y marcó gol en su segundo partido con los villanos. La nefasta temporada 15/16 del Villa no permitió que ninguno de sus hombres brillara y Carles ha regresado a la Liga Española en forma de cesión al Deportivo de la Coruña.

Luis Alberto

El canterano sevillista que pasó por el Barça ‘B’ fichó por el Liverpool en el verano de 2013 a cambio de 8 millones de euros. Solo estuvo una temporada en Anfield y coincidió con la mejor del conjunto Red en la última década por lo que tan solo disputó 12 partidos, en su mayoría como suplente. Fue cedido al Málaga y marcó el gol de la victoria en su debut pero su campaña fue de más a menos. La temporada siguiente fue producto de una nueva cesión; esta vez al Depor donde se convirtió en el complemento perfecto de Lucas Pérez. Actualmente ha regresado a Liverpool por contrato pero Jürgen Klopp le busca una salida definitiva.

Gerard Deulofeu

El extremo catalán maravilló a propios y extraños en las categorías inferiores del FC Barcelona y la selección española. Se le comparaba con Messi por su habilidad para regatear y deshacerse de rivales. Una vez asimilado que es imposible acercarse levemente al nivel de Leo, Gerard Deulofeu estaba llamado a triunfar en el primer equipo del Barça y aportar lo que en su día Pedro, por ejemplo. Una cesión en el Everton con Roberto Martínez lo hizo madurar y se convirtió en un revulsivo imprescindible en los Toffes. Regresó a España, a Sevilla, para ser importante y adaptarse a la liga antes de recalar de nuevo en la Ciudad Condal como una estrella. Pero eso nunca sucedió. En el Sevilla se caracterizó por su intermitencia y no pudo convencer a Luis Enrique para quedarse como suplente de la MSN siquiera. Ha vuelto al Everton y es un gran futbolista con un camino para progresar infinito, pero muy lejos de las expectativas generadas con su debut y primer paso por las islas británicas.

Suso

El gaditano firmó por el Liverpool en 2010 cuando apenas tenía 17 años. Sus primeras apariciones fueron esperanzadoras pero nunca terminó de asentarse como un habitual en Anfield. Pretemporadas, intrascendentes partidos coperos y minutos de la basura en encuentros resueltos le llevaron a buscar minutos en el Almería en forma de cesión. Su rendimiento fue de más a menos y la irregularidad junto con ciertas actuaciones que no gustaron a la afición almeriense frenó su crecimiento. Cuando su contrato expiró fichó por otro club histórico, el AC Milán, y en Italia jugó de forma más regular debido a la crisis de talento que acusa el equipo rossonero, pero también optaron por cederlo.

Ignasi Miquel

El defensor se crió en las categorías inferiores del Barça hasta que Arsene Wenger lo reclutó para el Arsenal e incluso lo hizo debutar con el primer equipo en 2011. Después de ser cedido al Leicester sin éxito, rescindió su contrato con el club londinense y fichó por el Norwich, también sin éxito. Con los Canaries tampoco pudo demostrar su valía y rescindió para fichar por la Ponferradina y posteriormente en CD Lugo en la Segunda División Española.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados