Se habla de:

Fútbol italiano

article title

La pólvora mojada de la Serie A

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Bien empezado el mes de noviembre, 11 son ya las jornadas disputadas en la Serie A. Victorias por la mínima, sorpresas, goleadas y un sinfín de partidos disputados hasta la fecha. En total, 295 goles marcados, una media de 26 goles por jornada y más de 2,5 por partido. Más si cabe, sin contar el aplazado Genoa-Fiorentina. Los números en el Calcio demuestran una buena sintonia con el gol. Para nada, eso de defensas cerradas y juego táctico, el fútbol italiano lleva años demostrando todo lo contrario.

combo-okokok

 

Pese a ello y siendo una liga de delanteros como puede demostrarse con tantos ejemplos. La Juventus de Higuaín, la Roma de Dzeko, el Milan de Bacca, el Inter de Icardi, la Lazio de Immobile, la Fiorentina de Kalinic o el Napoli antes de Milik y ahora de Callejón. Sin olvidar a Belotti, Borriello o Defrel.

Otros tantos, después de 11 jornadas, comparten el mismo triste destino. Hasta la fecha no han podido celebrar un gol. El caso más sorprendente es el de Lorenzo Insigne, la vespa napolitana. El napolitano sorprende y para mal, en su faceta goleadora esta temporada. Con 0 goles y 4 asistencias, el año pasado a estas alturas, el extremo izquierdo del San Paolo acumulaba 6 goles y 3 asistencias, siendo por aquel entonces, el mejor escudero de Gonzalo Higuaín. Desde el pasado 10 de abril, el jugador no ha vuelto a ver puerta, habiendo fallado incluso un penati.

Pero la maldición de cero no recae solo sobre él. Gilardino, Macarrone, Pellisier, Paloschi, Floro Fores o Maxi López, entre todos, la pasada temporada anotaron un total de 46 goles. En la presente, todavía siguen buscando su primer gol.

Otro jugador que parece haberse equivocado de pie al calzarse las botas es Josip Ilicic. Con demasiada mala suerte, el solista de Paulo Sousa no acaba de encontrar el gol. Un penalti fallado contra el Milan, 4 maderas en 8 partidos (récord) y una portería que parece hacerse más pequeña con el paso de las jornadas le alejan de igualar los 13 tantos del año pasado.

En la Liga de Campeones, el tanto de Juan Cuadrado supuso 3 puntos vitales en la visita de la Juventus a Francia, además del empate ante el mismo Lyon en Turín, aquel gol sabe todavía mejor. Pero en Serie A, el colombiano después de 6 partidos y más de 400 minutos todavía no ha podido ver puerta. Del mismo modo, le ocurre a Gianluca Lapadula, el fichaje más caro el pasado verano en las oficinas de San Siro, el máximo goleador de la Serie B no ha podido contar con demasiadas ocasiones por parte de Montella y sigue esperando estrenar su casillero. Más de lo mismo, ocurre con Honda o Luiz Adriano. En el mismo estadio pero con diferente vestimenta no deja de suceder lo mismo. Mientras dirigía De Boer, Palacio, Jovetic o Candreva tampoco han podido ver puerta.

Muchos delanteros en el Calcio no han podido celebrar. Del pan vive el panadero y del gol vive el delantero. Por el momento, se queda corto lo de pronto y grande lo de tarde pero nunca viene mal estrenarse, quitarse un peso de encima y volver al hábitat que tantas alegrías a uno le da.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados