Atlético

article title

La nueva alternativa del Cholo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Atlético de Madrid, después de aquel amago de metamorfosis hace unos meses, volvió a sus orígenes. El doble pivote con Tiago y Gabi volvió a su ser y Koke acabó en banda. Pero el Cholo, estas últimas semanas, ha visualizado que el equipo no acaba de estar seguro atrás por lo que Giménez ha empezado a entrar en el centro del campo. El uruguayo es un central clásico, de la escuela de Godín, y su presencia en el centro chirría algunos. Es verdad que su fútbol no es de alta escuela y de hecho le cuesta repartir juego. Cuando recibe nunca mira su espalda, no se perfila correctamente  y no sabe cuando introducirse entre centrales. Pero no todo es negativo.

El internacional recupera mucho y hay que entender que necesita mucho tiempo para adaptarse. De hecho, Simeone está trabajando con su pupilo intensamente para que pueda entender la profesión de pivote defensivo. Su presencia ahí, implica que los colchoneros pasen al 4-3-3 con él como mediocentro más retrasado y dos interiores. Un solo cambio que provoca mucho movimiento en el equipo.

Los rojiblancos con Giménez en el centro recolocan a Gabi como interior, un lugar donde él lo pasa mal. Esa demarcación es más para jugadores que buscan la espalda de los centrocampistas rivales por lo que en esa tarea el capitán sufre. Además, Griezmann pasa a la derecha donde no tiene tanta relación con el cuero como sí tendría en un 4-4-2.

LEER MÁS: Giménez, el futuro de la defensa rojiblanca

Sin embargo, dependiendo del contexto el Atlético de Madrid podría utilizar el 4-3-3 exitosamente. Imagino un Atlético de Madrid en Champions ante toda una potencia europea como, por ejemplo, un Bayern de Múnich. Con Griezmann casi como carrilero, con un Atlético achicando agua y sabiendo que no tiene la posesión y con un Gameiro como delantero centro esperando el contraataque. Por ello, las últimas probaturas de Simeone le dan una alternativa más pero no significa que pueda tener una continuidad semana tras semana. Quizás, porque Giménez está acabando de pulir lo que puede ser un motivo para hacer sonreír a Simeone.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados