Real Madrid

article title

‘La mente en blanco’ – Terapia de gol

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Karim Benzema lleva siendo noticia varias semanas por el escándalo en el que se encuentra involucrado fuera de los terrenos de juego. Principalmente desde que la juez de Versalles, instructora del caso, mantuvo su imputación acusando al futbolista de complicidad en una tentativa de extorsión. Es evidente que una situación como esta, independientemente de la culpabilidad o inocencia que se acabe demostrando, es algo que influye en el estado anímico de cualquier persona.

La noticia de la imputación saltó a principios de noviembre, en pleno proceso de recuperación del jugador, quien se había lesionado en el amistoso internacional ante Armenia el 8 de octubre. Un partido en el que había anotado dos goles antes de tener que ser sustituido, continuando así con el gran inicio goleador con el que comenzó la actual campaña.
 

 

Y es que, entre lesiones y juzgados, parece que habíamos olvidado que Benzema estaba estableciendo este año sus mejores registros en cuanto a goles desde su llegada al Real Madrid. Más acierto de cara a portería es lo que siempre se le había pedido y por lo que se le había criticado. La idea de la llegada de otro “9” lleva mucho tiempo sobrevolando la zona del Bernabéu y un buen año en cuanto a goles podría darle un respiro al francés.

Una vez (casi) recuperado de su lesión, Benítez alineó en el once a Benzema en “el clásico” tras mes y medio sin competir. Y pese a que el entrenador madrileño insistía en que veía bien tanto física como anímicamente al jugador, decidió dejarlo en el banquillo en los dos partidos siguientes. Los 19 minutos disputados en Donetsk y los 5 en Éibar denotaban cierta intención de recuperar al francés poco a poco. Durante esas dos semanas, el trabajo con Karim ha ido mucho más allá de lo físico, lo que justifica aún más, la decisión de ir dándole minutos de esa manera.

Los últimos partidos han sido otra historia. El equipo parece ir recuperando sensaciones y han llegado los goles, muchos goles. Es algo que necesitaban tanto jugadores como aficionados, pero especialmente el francés. Porque, qué mejor forma de dejar a un lado las penas que dándote alegrías.
nbsp;

 

Cinco tantos ante Getafe y Malmö que, junto a los que llevaba anotados antes de la lesión, suman un total de 12 goles en 13 partidos. Una muy buena cifra que mejora cuando, en vez de fijarnos en los partidos, lo hacemos en los minutos disputados. Y es que el promedio goleador del delantero de origen argelino es de un gol cada 72 minutos, mejorando incluso el del actual pichichi Neymar.

Puede que Benzema esté menos generoso que otras temporadas (como refleja el dato de que no ha dado ningún pase de gol a estas alturas), pero sigue siendo un jugador fundamental en el juego asociativo del ataque y cuya ausencia se nota mucho en este aspecto. Al final las asistencias acabarán llegando y, mientras siga marcando, es algo que nadie va a recriminarle.

Hay algo en lo que creo que estaremos todos de acuerdo. Cuanto mejor juegue Karim, mejor jugará el Madrid. Así que esperemos que siga su racha, eso será señal de que está más centrado en lo que ocurre dentro el campo que fuera del mismo. Al fin y al cabo esto es fútbol y, como se dice por estos lares, el gol lo cura todo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados