Se habla de:

Tenis

article title

La medicina de Federer

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En los octavos de final del primer Masters 1000 de la temporada Roger Federer ganó a Rafa Nadal. Hasta ahí, todo dentro de un presumible guión. La forma de lograrlo sí que requiere cierto detenimiento y análisis.

Desde el primer punto del partido Federer tuvo claro como debía derribar al mallorquín. Jugando a uno o dos golpes y siempre de manera certera. Un juego que imposibilita a Nadal tener cierta continuidad. Es de sobra sabido que el principal factor, más allá de la mentalidad, que ha llevado a Rafa Nadal a tener un cara a cara tan favorable contra el suizo es por llevar a cabo un patrón de juego muy marcado. Patrón de juego caracterizado por jugar bolas altas al revés a una mano de Federer.

Lo que hasta hace poco sirvió parece que no es suficiente en estos momentos. Federer ha salido victorioso las tres últimas veces que se ha encontrado con Rafa y la explicación es sencilla. El citado golpe de revés es lo que está cambiando las tornas de una rivalidad histórica que dura en el tiempo desde 2004. Ya no renuncia a buscar con mayor frecuencia el juego plano.

Federer, con la lección aprendida, estaba preparado para la batalla. Daba la sensación que jugaba el partido con dos drives puesto que su revés era un martillo pilón que encontraba líneas y ganadores con una facilidad pasmosa. Disparaba sin previo aviso desde cualquier zona de la pista. Rafa siempre anduvo a contracorriente ante la excelencia exhibida. Antes de darse cuenta ya estaba felicitando a Federer en la red.

Nadal y Federer en Indian Wells | Clive Brunskill/Getty Images

El principio de año del tenista de Basilea está sorprendiendo a propios y extraños. Ni sus seguidores más acérrimos se hubieran aventurado a pronosticar que a mediados de marzo tendría su deseado 18º Grand Slam demostrando que aún tiene tenis para rato y que lo logrado en Australia no fue algo anécdotico.

Lo que más sorprende del suizo es su todavía hambre de victoria. Algo reflejado sin ir más lejos en el encuentro explicado cuando ya tras ganar el primer punto soltó un grito de celebración para mostrar su afán de triunfo.

Las clases de tenis suelen durar una hora y el partido en las pistas de Indian Wells tuvo una duración parecida. Un clinic para todo aquel que estuviera detrás de la pantalla o que hubiera comprado una entrada. Un nivel inalcanzable para cualquier otra persona que se le ocurra coger el mango de una raqueta. Exageración ninguna para quien tuviera la opción de ver imágenes de la disputa. Difícil pensar en alguien que pueda ganar al suizo a ese ritmo. Velocidad y agresividad juntos de la mano.

Parece ser que tras 36 partidos Federer ha encontrado el antídoto para ganar a Rafa Nadal. Desde 2004 buscando en su farmacia tenística para en 2017 hallar, por fin, la medicina para derrotar a su única némesis en una pista de tenis. Los próximos partidos entre ambos mostrarán hasta cuando es efectiva.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR