article title

La marea che está preparada para inundar el Pizjuán

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Domingo ORTIZ |  Al Valencia solo le queda una bala. Y su gente lo sabe. La Europa League es el camino más corto para conseguir plaza europea la próxima temporada y, sobre todo, es la única puerta a la ilusión en un año repleto de rarezas e infortunios. La consecución de un título está solo a tres partidos y el valencianismo es conocedor que con su aliento se le puede eliminar el empedrado al camino que direcciona a Turín. Por ello y con el socorro del club, que ha ofredido una ayuda del 30% del coste de desplazamiento de cada aficionado a Sevilla, se espera que la marea "taronja" inunde Nervión el próximo jueves en el primer asalto de semifinales. El Valencia tiene acceso a cerca de 2.100 entradas, el 5% (por normativa) del aforo total del estadio Ramón Sánchez Pizjuán. Dichas entradas se agotaron ayer jueves en tan sólo tres horas, tras las colas interminables en las taquillas de Mestalla.

Las entradas tienen un coste de 30 euros. Tanto para los que decidan desplazarse a la capital hispalense a través de los viajes organizados por la Agrupación de Peñas del Valencia CF y el propio club (AVE y autobús) como para los que decidan acudir por su cuenta y riesgo. El precio final del viaje en el tren de alta velocidad será de 90 euros y el del autobús de 45 euros. En ambos casos las entradas al estadio sevillista están incluidas. Todas estas medidas -sombrerazo para el club- están pensadas para que el Valencia no esté solo en el partido más importante de toda la temporada. La conquista de la caldera del Pizjuán será menos árdua si los futbolistas sienten en el cogote el aliento de los suyos. Y en esa tesitura se han movido todos los estamentos del valencianismo para conseguirlo.


Colas en Mestalla para hacerse con una entrada | Foto: Alejandro Pla

La afición che, como en ella es habitual, respondió como lo ha hecho siempre esperando ver en su equipo la cara A del partido ante el Basilea en Mestalla y no la B de muchos encuentros del campeonato doméstico o de la primera parte en Suiza. El rival es un equipo poderoso, con una plantilla superior a la valencianista y que vive en la actualidad en el confort de una posición privilegiada en la Liga -en plena lucha por asaltar la cuarta plaza con el Athletic Club- pero que conoce a la perfección qué equipo es el Valencia, más aún en las grandes citas, y de lo que puede llegar a ser capaz.

Si no hay cambios sorprendentes de última hora, Sevilla acogerá a una marea valencianista preparada para anegar y desbordar un Sánchez Pizjuán que vestirá la mejor gala de los últimos años. Falta una semana para el primer round pero en Valencia ya tienen claro que el primer paso para estar en la ansiada y anhelada final de Turín es mandar la vitamina C del zumo en litros para que el rebujito sea menos 'fino'. Por ello y como defiende el club y su afición desde la noche histórica del Basilea en Mestalla y desde las redes sociales: #TotsASevilla .

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados