Fútbol alemán

article title

La madurez le regala una oportunidad a Fährmann

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En un equipo  donde la media de edad es de 25 años y la mayoría de jugadores son jóvenes talentos que rondan los 20 años, parece raro decir que el portero tenga 27 años y sea de los más veteranos en el equipo. Pero es así. La portería del Schalke 04 esta defendida por un portero en plena madurez cuya trayectoria se podría resumir en dos palabras: trabajo y constancia. Para llegar donde está ahora, Ralph Fährmann ha tenido que luchar contra las adversidades y rivales para conseguir asentarse en una posición en la que no ha tenido mucha continuidad en los últimos años del club.

Nació el 27 de septiembre de 1988, comenzó su carrera en el equipo donde nació, Chemnitz, y llegó a las categorías inferiores del Schalke 04 en 2003 para tres años después, dar el salto al primer equipo con 18 años solamente. Debutó como titular por las bajas de Neuer y Schober frente al Borussia Dortmund y su buen partido despertó el interés de varios equipos. Tras tres temporadas en las que jugó 4 partidos en total, el Eintrach Frankfurt consiguió hacerse con sus servicios, pero no llegó a convencer  ya que decidieron seguir confiando en su veterano portero. Pero en 2011, dos años más tarde, el joven guardameta de 22 años volvió a Gelsenkirchen con el reto de defender la portería del Schalke 04.
 

 

Fährmann llegó a un Schalke que un año antes había conseguido la DFB Pokal que catapultó al portero titular, Neuer, a firmar su gran contrato con el todopoderoso Bayern München. La temporada comenzó perfecta para Fährmann, titular y levantando el título de la supercopa alemana que se decidió en los penaltis donde paró dos. Pero el destino se puso en su contra y tras la jornada, 10 sufrió una lesión en el ligamento cruzado de la rodilla y se perdió lo que restaba de temporada. El equipo decidió fichar a Hildebrand que se encontraba sin equipo para suplir su baja. Poco a poco se hizo con la titularidad y convenció al entrenador tanto que a la temporada siguiente siguió defendiendo la portería del Schalke 04, lo que llevó a Fährmann a quedarse una temporada en blanco sin disputar ni unos minutos.

Curiosamente la portería del Schalke parecía que estaba destinada a no tener continuidad pues en la temporada 2013/14, Hildebrand que partía como titular por tercera temporada consecutiva, cayó fuertemente lesionado en la jornada 13 de liga y su consecuencia devolvió nuevamente la oportunidad para Fährmann. Esta vez sí, parecía definitiva. Terminó la temporada con 29 partidos, 13 de ellos imbatido, y con 35 goles en contra. La derrota más dolorosa esa temporada fue la sufrida en casa en octavos de final de Champions, en la que el Real Madrid le endoso 6 goles.
 

 
El año pasado se asentó con la titularidad del equipo, pero nuevamente una lesión en el ligamento cruzado a mitad de temporada hizo pensar al portero en revivir otro año en blanco, pero por suerte no fue así, y se perdió tan solo 9 jornadas de liga. Las lesiones siempre han estado ligadas a la trayectoria de Fährmann, así que seguro que por la cabeza del portero alemán solo pasa la idea de tener continuidad y que le respeten las lesiones. Fue internacional en todas las categorías inferiores de la selección alemana pero su sueño de llegar a la absoluta quizás se haya esfumado viendo el potencial que hay actualmente en esa posición, así que está centrado en su club, donde esta temporada ha comenzado en un momento de forma espectacular y de ello lo está aprovechando su equipo para avanzar rondas en copa y alzarse en los puestos altos de la clasificación.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados