Miscelánea

article title

La lucha por ser el más rápido sobre la bicicleta

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZEmoción, descarga de adrenalina en apenas unos segundos de máximo esfuerzo e intensidad, también de peligro. Para los que van bien protegidos en el 'treno' con sus compañeros y para los que se buscan la vida para cazar la estela ganadora. Manillares rozando, hombros, ruedas a milímetros, ese golpe de riñón final ya sobre la meta que marca la diferencia entre alzar los brazos o golpear con rabia la bicicleta. Los sprints masivos son una de las suertes y habilidades más intensas, competitivas y también estéticas del ciclismo.

La temporada recién comenzada se prevé como una de las más emocionantes e igualadas de los últimos tiempos en las llegadas masivas. En 2014 coincide una élite consolidada, con otros ciclistas que buscan dar el salto este año y algún otro contendiente que comienza a hacerse un nombre en el deporte. Las primeras carreras a lo largo y ancho del mundo y lo repartido de las victorias hasta ahora hablan del importante nivel que se puede ver en las carreteras.

La élite de la velocidad se conformó definitivamente durante el pasado Tour de Francia. El alemán Marcel Kittel, que no contaba todavía en las grandes apuestas, venció con autoridad cuatro etapas en la Grande Boucle, inlcuidas la primera y la última en París. A sus apenas 25 años, luchará por consolidar esa posición en el 'top' de los mejores sprinters del mundo, y este año ya arrasó ganando los tres sprints de la carrera recién inventada en Dubai.

Con él André Greipel y el equipo Lotto construido en torno a su figura, intentarán alcanzar una supremacía que no siempre ha estado muy clara, especialmente en los grandes escenarios. “Apenas” ha ganado cinco etapas del Tour de Francia, acumuladas en las últimas tres ediciones, y este año también probará en el Giro, a donde no acudía desde hace cuatro años. Este año, ya ha realizado su habitual buen estreno en Australia -dos victorias-, donde solo ha fallado en una edición de las últimas siete, además de apuntarse una etapa en Qatar. Por su parte, el tercero en discordia, el británico Mark Cavendish ha comenzado de manera más baja la temporada, en parte por su necesidad de rodaje tras su evidente pérdida de forma en pretemporada. Habitual en él, alcanzará su pico en Giro y Tour, donde acumula hasta 40 victorias de etapa.


André Greipel no falló en el inicio de temporada en Australia | Getty Images

Por supuesto no hay que olvidarse de la figura de Peter Sagan. El eslovaco fue el ciclista que más victorias consiguió en 2013, además de haber vencido el maillot verde de la regularidad en el Tour de Francia los dos últimos años. Sin embargo, su lucha estará más en las clásicas de primavera, el gran objetivo de su temporada, que en las llegadas masivas. Situación similar a la del veterano Tom Boonen, que ya ha comenzado su preparación habitual dominando en Qatar, pero a quien las llegadas masivas hace tiempo que dejaron de llamarle, para centrarse en sus queridas piedras.

No solo la élite mundial de la velocidad tendrá protagonismo este año. Especialmente desde Italia y Francia, un nutrido grupo de ciclistas aspira a dar el salto para ponerse a su nivel. Desde el país transalpino destaca el inicio de temporada de Sacha Modolo. Recién fichado para el World Tour por Lampre, ya ha conseguido tres victorias, una en San Luis y dos en Mallorca y en la escuadra italiana, con un calendario propicio, podría ganar mucho prestigio. Además destacan Elia Viviani, que lleva ya un tiempo resistiéndosele un salto en forma de victorias, y Giacomo Nizzolo, que será el líder del equipo Trek en las llegadas masivas y también consiguió alzar los brazos en San Luis.

Por su parte en Francia, el duelo por ser el mejor velocista galo va a ser cosa de dos. Nacer Bouhanni ya lleva un par de años consolidado en el calendario francés y se espera el paso adelante en las grandes citas, también el Tour, en el presente 2014, en el que de momento ya ha vencido una etapa en Besseges. El 'contendiente' principal es Bryan Coquard, de apenas 21 años, que ya en 2013, su temporada como neoprofesional, consiguió nada más y nada menos que ocho victorias. Una trayectoria que todavía puede ir a más para el sprinter más prometedor del momento, que ya ha ganado dos etapas en Besseges y en principio debutará este año en una gran vuelta, ahora que el Europcar ha ascendido al World Tour.

Sin dejar de lado a Arnaud Demaré, hombre rápido y compañero de Bouhanni, aunque, como ciclista más completo se va a centrar más en las clásicas, caso similar al del alemán John Degenkolb, compañero de Kittel en Giant. U otros ciclistas aptos para llegadas de grupos más reducidos, menos rápidos que los anteriormente mencionados como Aleksandr Kristoff, Gianni Meersman, Boasson Hagen o Michael Matthews. Y en el panorama español, se encuentran, siempre en Movistar, los habituales puestos de honor -pero solo una victoria en los dos últimas años- de José Joaquín Rojas, la prometedora velocidad del andaluz Juanjo Lobato -ya realizó un buen Tour de Francia en 2013- y Fran Ventoso.

Alicientes todos estos suficientes para disfrutar en 2014 de las llegadas masivas y los grandes sprints. Bienvenidos al espéctaculo de la velocidad.

[Sigue toda la actualidad del ciclismo en @CiclismoSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados