Ciclismo

article title

La lluvia y el frío dan la bienvenida a los Pirineos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ Lluvia, niebla y frío. Con un día de perros saludó Andorra a la Vuelta a España en la segunda gran etapa de alta montaña, después de la jornada de Hazallanas. Cuatro puertos a superar en el pequeño país pirenaico, con el interminable Envalira y los más tendidos Ordino y la Comella para finalizar en las reviradas rampas del duro ascenso a la Collada de La Gallina.

Las terribles condiciones meteorológicas, que impidieron la emisión de imágenes en directo hasta los últimos kilómetros, hicieron evidente mella en los ciclistas. De hecho, entre los más destacados, Luis León Sánchez, cuando iba en la escapada, e Ivan Basso, uno de los favoritos, se vieron obligados a abandonar por síntomas de hipotermia. Alejandro Valverde fue otro de los afectados por el frío y la lluvia. Se quedó descolgado en Ordino, pero gracias al soberbio trabajo de su compañero Herrada y a su recuperación en la parte final de La Gallina minimizó pérdidas para llegar a menos de un minuto del líder Nibali. “Inhumano. El día más duro que he pasado sobre la bici”.

En el reducido grupo de favoritos, RadioShack marcó el ritmo, con un fantástico Kiserlovski que rompió el ritmo para permitir el ataque de Chris Horner. A sus casi 42 años, sin apenas sentarse sobre  la bici, solo un sólido y controlador Nibali le siguió la rueda. Hasta ahora, Horner, vencedor en Lobeira y Hazallanas, está siendo el rival más duro para el italiano.

Mantuvieron  una cierta distancia Purito Rodríguez y Samuel Sánchez para llegar a una veintena de segundos de la pareja delantera, por delante de Pozzovivo y Pinot, que llegaron a unos 50 segundos de Nibali, precedidos por el recuperado Valverde. Pocas diferencias entre los favoritos, para que en la general contínue liderando el ciclista siciliano con menos de un minuto sobre Horner –Roche se quedó descolgado-, minuto y medio sobre Valverde, casi tres sobre Purito y casi cuatro sobre Pozzovivo.

Pero quien se erigió como protagonista del día fue el italiano Daniele Ratto. Un joven ciclista de Cannondale, velocista de perfil bajo apto para recorridos selectivos, pero nunca tan activo en alta montaña como hoy. Proveniente de la fuga, se fue con Luis León Sánchez y Philippe Gilbert en Envalira y se marchó en su descenso para hacerse los 50 kilómetros y tres puertos restantes completamente en solitario. Con Luis León fuera de combate, mantuvo al campeón del mundo Gilbert a raya para vencer sin apreturas en La Gallina.

Mañana tendrá lugar la indudable etapa reina de la Vuelta a España. De nuevo fuera de España, por cierto, esta vez en Francia, en Peyragudes, como homenaje a la centenaria edición del Tour de Francia celebrada hace unos meses. Cuatro puertos de gran entidad como Cantó, la Bonaigua, Balés y Peyresourde antes del repecho final, en una maratoniana jornada de 225 kilómetros en la que el mal tiempo y el frío volverán a ser protagonistas.

[Sigue toda la actualidad del ciclismo en @CiclismoSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados