Se habla de:

Fútbol Español

article title

La lista negra de la jornada 16 de La Liga

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

A Caparrós se le va de las manos. No consigue revertir la situación. Osasuna se hunde en la clasificación cada jornada que pasa y es el colista de la Liga con 7 puntos de 48 posibles. Seis partidos oficiales ha dirigido el técnico sevillano: seis derrotas, un gol a favor, 14 en contra. Ante el Deportivo casi no hubo capacidad de reacción a los dos goles locales. ¿Condenados al descenso?

 

 

Pólvora mojada. El Celta lo hizo todo para ganar en San Mamés. Todo, menos afinar la puntería. Solo Iago Aspas, tras tres remates, acabó introduciendo el balón en la portería no sin suspense. Pudo meterlas de todos los colores, mereció irse con una goleada bajo el brazo y en séptima posición, a cuatro puntos del Atlético. En lugar de eso se marcha al parón navideño en 13º posición, a siete de puestos europeos. Kepa y los palos tuvieron algo que ver.

 

 

Un calvario en la portería. No tiene suerte el Leganés con sus metas. El titular, Serantes, que estaba firmando una campaña notable, se rompe el ligamento cruzado. Brignoli, cedido por la Juve, se queda fuera de las convocatorias por decisión técnica. Consiguen la cesión de Herrerín y este, apenas dos partidos después, propina una inexplicable patada de kárate a Inui y es expulsado ante el Éibar en la primera parte. Tuvo que entrar y debutar el portero del filial, Diego Barrios. Los pepineros no consiguieron mantener el resultado y perdieron dos puntos vitales.

 

 

El ostracismo de Rakitic. El croata ha pasado de ser titular indiscutible a ser seriamente discutido en el once de Luis Enrique, que con la vuelta de Iniesta está confiando más en hombres como André Gomes o Denis Suárez. Rakitic no ha jugado ni un solo minuto en los dos últimos partidos, contra Madrid y Real Sociedad fue el primer sustituido y frente al Málaga solo disputó 13 minutos. Para ver el último partido completo del croata en Liga nos tenemos que remontar al 29 de octubre de 2016, ante el Granada. En Mundo Deportivo ya se habla de que está molesto con el trato del técnico asturiano.

 

 

Oportunidad en el peor momento. Debió pensar Roberto, portero del Espanyol, que la lesión de Diego López en el Camp Nou era la oportunidad perfecta para lucirse en un gran escenario y ante un gran rival. O no. O quizá pensó que el Barça, enchufadísimo en ese momento, no iba a tener piedad por muchas paradas que consiguiera hacer. Así fue. El meta entró al campo y se llevó tres goles (por uno de López, que precisamente se lesionó firmando una gran intervención) en una noche más que aciaga. El dato es demoledor: Roberto ha recibido los mismos goles que Diego (11) en 1000 minutos menos.

 

 

Expulsiones: Iago Herrerín (Leganés), Rami (Sevilla) y Roncaglia (Celta)

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados