Se habla de:

FC Barcelona

article title

La Liga de Luis Suárez

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Con un grito al cielo lo festejó Luis Suárez. La vigésimo cuarta ya está aquí. Sexta liga en los últimos 8 años. No hubo Carmenazo ni el Madrid falló en Riazor, únicamente Luis Suárez saltó al campo con la mente puesta en demostrar lo que ha venido haciendo en un campeonato de escándalo y nada se pudo hacer ante semejante animal. Con rivales pasivos, cada uno se dedicó a hacer su trabajo, el Real Madrid liderado por Cristiano, en su intento de hacer un sueño, realidad, se adelantó en el marcador el primero de la tarde y acabó ganando sin complicaciones en A Coruña con un Ronaldo imponente. Por el otro lado, en el bando campeón, el Barcelona consiguió la victoria gracias al delantero más letal del fútbol español. 14 goles en los últimos 5 partidos, demuestran la voracidad de un hombre que siempre ha aparecido cuando el Barça más lo ha necesitado.

 

El primero fue de oportunista mientras que el segundo de pícaro, audaz y el tercero, de saber estar. En este campeonato los hemos visto de todos los colores. Luis Suárez ha acabado la competición con 40 goles. Sino hubieran existido Messi ni Cristiano, hablaríamos del futbolista más sobrenatural. Su presencia es total, su juego rinde culto al cuerpo y su olfato se ha vuelto exquisito. Un martillo pilón que no se cansa de buscar, de rastrear. El don de generar va de la mano con él. Máximo goleador y máximo asistente de la Liga BBVA con 40 goles y 17 asistencias respectivamente. En 38 partidos menos, el delantero de Salto ha mejorado sus números como jugador red. 58 goles y 23 asistencias entre todas las competiciones. Descomunal.

  • Luis Suarez en Barcelona : 84 goles en 95 partidos
  • Luis Suarez en Liverpool : 82 goles en 133 partidos

 

Desde la derrota frente al Valencia en el Camp Nou, el pasado 17 de Abril, el Barcelona en los siguientes cinco encuentros ha anotado 24 goles mientras que no ha encajado ni uno en su contra. De una Liga que estaba en bolsillo y medio a casi en manos de madrileños. Con el susto, el conjunto culé no se vino abajo ni dio síntomas de nerviosismo. Todo lo contrario, pisó el acelerador y puso una marcha más. Y nadie pudo detenerlos. Desde entonces, en 17 tiros del uruguayo, 14 acabaron en gol. Un premio a la constancia, al esfuerzo, a la ambición, al olfato certero. Hacía mucho tiempo que el Barcelona no dependía tanto en cuánto a números y trabajo de un hombre que no fuera Leo Messi.

 

Si Messi es de oro y Neymar lo será, Suárez es el amigo que nunca les dejará. En la tarde de hoy, el uruguayo ha conseguido su segunda Bota de Oro como jugador profesional y su segunda Liga como jugador culé. Desde su llegada, en menos de dos años, asistió a Neymar para el 2-0 en la Final de Copa, desajustó las tablas en Berlín, ganó él solo el Mundialito y este año se dio un festín ante el Valencia en la antesala de una final de Copa que queda por disputar, remontó el partido de ida de las semifinales de la Copa de Europa ante un Atleti duro de roer y con el hat trick de esta tarde en Granada, completa dos años demasiado buenos.

Nunca se ha escondido. Un jugador para muchos días que siempre disputará cada minuto como si fuera el último de sus años. El uruguayo que más gritó a su nacimiento. Ya saben como nacen los uruguayos, “gritando gol”, decía Eduardo Galeano.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados