Real Madrid

article title

La Liga de Isco | Fondo blanco

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Al acabar el partido, Lucas Vázquez, con el anorak de jugador sustituido, dio un abrazo eterno a Isco en nombre de todos los aficionados del Real Madrid. El malagueño, autor del primer gol y del tercero y definitivo en el minuto 90, brilló y dejó media Liga atada, a falta del Clásico del próximo domingo. Si el Madrid le pone el lazo a esta competición, gran parte del mérito será para el 22 blanco.

En Gijón, Isco puso a funcionar sus caderas para bailar a la defensa sportinguista y marcar por la escuadra el 1-1. También se inventó una jugada con la que pudo ganarse la titularidad para cinco años, pero no acabó en gol. Sí lo hizo el balón que recibió en el minuto 90. Acabó con los pulgares señalándose el 22 y el nombre que todos deberíamos decir al recitar la alineación del Real: Isco.

Isco es víctima del esquema y de la BBC. En la Champions, es víctima de todo. Sólo ha jugado 77 minutos en dos partidos. Hasta Coentrao ha disputado más minutos, no es broma. De cara al partido de vuelta contra el Bayern, Zidane tiene la oportunidad de revertir esta situación con el malagueño aprovechando que Bale está tocado en el gemelo. Si el galés se recupera, Zidane se vería forzado a actuar: mandar a alguien que le refresque el dolor al 11.

La única manera de mantener la competencia entre toda la plantilla es conservar la meritocracia: jugará quien se lo gane. Si no, habrá que ir llevando maletas a Barajas. Isco será el primero en coger el avión.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados