La Liga

article title

La Liga entra en recesión ante el empuje de la Premier y los jeques

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La Liga española entró en clara recesión en el mercado de fichajes y hoy, en la semana del comienzo del torneo, puede lamentarse de la pérdida de una estrella como Neymar y la ausencia de grandes contrataciones.

Los clubes españoles tuvieron que dar un paso al costado -uno más en su tendencia de los últimos años- y cedieron el protagonismo de las contrataciones al fútbol inglés, con su espectacular contrato de televisión, y a los petrodólares de los jeques.

Dos hechos resultaron enormemente paradigmáticos. Primero, que un club tradicionalmente agitador de mercados como el Real Madrid renunciara a fichar por segundo año consecutivo a una estrella. Y segundo, que el Paris Saint-Germain lograra arrebatar al Barcelona una estrella del calibre de Neymar.

Los clubes españoles se convirtieron en vendedores. Los datos son elocuentes: la Liga española se sitúó a la cabeza de ventas en Europa con más de 650 millones de euros ingresados en traspasos. Jugadores como Neymar (222 millones de euros) y Álvaro Morata (80 millones de euros) fueron ventas espectaculares.

En el Real Madrid ingresó más dinero del que se gastó. Mucho más. Además de Morata, vendió a Danilo al Manchester City por 35 millones de euros y también realizó otra operación significativa con la cesión con derecho a compra del colombiano James Rodríguez al Bayern Múnich. Otra estrella que pierde la Liga española.

A cambio, el club blanco contrató a los jóvenes Theo Hernández y Dani Ceballos -llamados a cumplir un rol secundario en el equipo de Zinedine Zidane a la espera de comprobar su progresión- por 40 millones de euros entre los dos.

Después de que la prensa española anunciara el acuerdo con el delantero francés Kylian Mbappé, la operación no se completó porque comenzaron a manejarse unas cifras astronómicas. De nuevo, apareció el Paris Saint-Germain para exhibir músculo a falta de constatar si el “fairplay” financiero le permite completar el fichaje.

Pero la gran noticia del mercado estuvo en la marcha de Neymar del Barcelona, todo un golpe para el club catalán. No sólo deportivo, sino también anímico. El Paris Saint-Germain confirmó que nadie es intocable cuando aparecen los petrodólares. Ni siquiera el Barcelona.

El conjunto azulgrana perdió a un crack mundial y todavía no se gastó el dinero en firmar a jugadores que hagan olvidar al brasileño, que generen ilusión entre su enfadada hinchada. Las contrataciones de Semedo y Paulinho -caras ambas, con 70 millones de euros globales- generaron más bien indiferencia.

Ahora se habla de Coutinho y el francés Ousmane Dembélé. Pero como todo el mundo sabe que el Barcelona tiene el dinero que dejó Neymar, le piden cifras mareantes. Está por ver si fue un buen negocio ingresar 222 millones de euros.

Por su parte, el Atlético de Madrid tuvo que sufrir la sanción de FIFA, que le impidió inscribir jugadores hasta enero por irregularidades en la contratación de futbolistas menores de edad. Todo un revés para un club que necesitaba refuerzos para mejorar.

Aun así, pudo firmar al internacional español Vitolo tras pagar 36 millones de euros al Sevilla. Después de su cesión a Las Palmas, lo incorporará en enero. Mientras, sigue pensando en Diego Costa, aunque su mayor logro fue retener, no sin esfuerzo, a puntales como Antoine Griezmann, Jan Oblak o Saúl Ñíguez.

Un equipo que se mueve como nadie en estos meses de mercado es el Sevilla y, a falta de ver el rendimiento de sus incorporaciones, muchos auguran que volvió a fichar bien y a buen precio. Firmó a Guido Pizarro, Sebastien Corchia, Simon Kjaer, Éver Banega, Luis Muriel, Nolito y Jesús Navas por 60 millones de euros globales.

El resto de equipos españoles tuvieron que conformarse con vender a precio satisfactorio e intentar acertar con las contrataciones, muchas de ellas en forma de cesiones.

La Liga española sigue teniendo a las dos grandes estrellas mundiales, como con Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, pero por detrás cada vez le queda menos. Ya no tiene a Neymar, un aviso de lo que puede ser el futuro.

“LaLiga está por encima de Neymar. Con todo el respeto para él, me hubiera preocupado más si hablásemos de Messi o de Cristiano”, manifestó recientemente Javier Tebas, el presidente de la patronal de clubes españoles. Pero Messi y Cristiano Ronaldo no son eternos.

Y como dijo el técnico del Liverpool, Jürgen Klopp, “el fichaje de Messi ya no es imposible“.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados