Fútbol inglés

article title

La ley de Guardiola y los pases de Bravo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El pasado sábado, en el derbi de Manchester, debutaba con el City uno de los fichajes más sorprendentes del verano, Claudio Bravo. Su traspaso trajo cola, ya que muchos aficionados veían innecesaria la llegada del chileno al ya contar con Joe Hart, el mejor portero inglés y un emblema dentro del Etihad. La explicación fue la necesidad de contratar a un guardameta que se manejara bien con los pies, debido a que al parecer de Guardiola ese no era el punto fuerte del británico, y es bien sabido por todos, que los equipos de Pep tienen como mandamiento la posesión y sacar siempre el balón jugado desde atrás, incluido el arquero.

 

MANCHESTER, ENGLAND - AUGUST 13: Josep Guardiola the manager of Manchester City looks on during the Premier League match between Manchester City and Sunderland at Etihad Stadium on August 13, 2016 in Manchester, England. (Photo by Matthew Ashton - AMA/Getty Images)

Bien pues en Old Trafford quedó patente esa insistencia y esa importancia que le da el técnico español al control de balón y a la idea de tener un portero hábil con los pies para sacar el esférico con criterio desde la propia portería, porque vimos como el Manchester City dominó la posesión con un 60.1% y sobretodo como Bravo realizó 44 pases y sólo fue superado por Fellaini (47) y Pogba (45) en el conjunto rival. Los otros doce jugadores del Manchester United dieron menos que él. Blind se quedó en 39 y Rooney e Ibrahimovic se quedaron en 31 y 20 respectivamente. El chileno también sobrepasó a varios de sus compañeros. Sagna hizo 43 pases, Iheanacho 28, Sterling 21, Fernando 19, Sané 17, y Zabaleta uno. Aunque hay que decir que los tres últimos salieron desde el banquillo. Por último señalar que tuvo un porcentaje de acierto del 70.5%, lo que significa que erró 13 pases. De ahí que cada uno saque sus propias conclusiones.

Sin duda estamos ante un hecho bastante inusual que demuestra el sistema de Guardiola de sacar siempre el balón jugado y por supuesto la importancia que está cobrando últimamente en el fútbol moderno el manejo del cuero con los pies de los guardametas, que han pasado de dedicarse solo a parar a también convertirse en elaboradores de jugadas y desatascadores en las salidas de balón como cualquier central por ejemplo. Es la seña de identidad del entrenador ‘citizen’ y la ley que todo portero debe cumplir si quiere jugar a las órdenes del catalán.

Fuente: ‘BeSoccer’ y ‘WhoScored’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados